Capítulo 03 Rigal Den I

Rigal Den, una mazmorra para principiantes.

Aunque había muchas mazmorras ubicadas en todo el mundo, parecía que esta era la primera mazmorra con la que cualquier podría comenzar.

Había dos razones para esto. Primero, los niveles de los demonios que aparecían eran bajos. En segundo lugar, los Rigals, los demonios únicos en esta mazmorra, brindaban una cantidad de experiencia desproporcionadamente grande.

Nuestro grupo cabeza ya estaba peleando.

“¡Wind spirits blow everything away! ¡[Wind]!”

El viento soplaba debido a la magia de una estudiante, deteniendo a tres Rigals en su sitio.

Los Rigals eran demonios que se parecen mucho a los escorpiones gigantescos, alrededor de cinco veces el tamaño de uno normal. Estaban protegidos por un duro caparazón, por lo que los ataques físicos no funcionaban demasiado bien en ellos. Sin embargo, eran débiles a la magia disparada.

Incluso la más débil magia de fuego ofensiva, [Fireball], podía eliminarlos.

Aunque no es como si pudiera usar esa.

“¡Fire spirits, burn everything! ¡[Fireball]!”

Samejima lanzó tres [Fireballs] hacia los Rigals.

Los monstruos soltaron lamentos de muerte y se transformaron en partículas de luz cuando murieron.

“¡Lo hice! ¡Ya tengo nivel 17!”

La chica que evitó el ataque de los Rigals con [Wind] hizo una pose de victoria.

Asombroso. Probablemente sea el resultado de haber estado en primera línea todo el tiempo.

Por cierto, pude matar a dos demonios que parecían hormigas gigantes antes, así que estoy en el nivel 02.

Eran enemigos difíciles de derrotar porque no puedo usar magia. Me tomó varios ataques matarlos, así que Heige me ordenó que me quedará en la retaguardia porque estaba en medio.

Tenía poca energía.

Hubiera sido bueno para ellos al menos haberme curado.

“¿De verdad? Gracias, Sajima. Y buena asistencia hace un momento”

Samejima elogió a Sajima. Su personalidad era lo que era, pero incluso las chicas se enamoraban de él.

“Ehehehe, ¡Supongo que es así! ¡gracias!”

La chica, Sajima, se sonrojo al ser alabada.

“Este no es el tipo de lugar en el que debería hacer el gilipollas, vosotros dos. No bajéis la guardia, cualquier descuido puede hacerte morir”

Molesto, o quizás harto de su humor blando, Heige les advirtió.

“Lo sé. Entonces estás escaleras conducen hacia abajo… ¿Qué tal si bajamos?”

Dando su habitual sonrisa de dientes, señaló hacia las escaleras.

La cara de Heige se palideció tan pronto como escucho la propuesta.

“No puede hacerse. No se ha mapeado nada a partir de ahí, todo es desconocido”

Como consecuencia de ser principiantes, Rigal Den había sido mapeada considerablemente menos que otras mazmorras.

Después de llegar piso 50, habría llegado a un nivel lo suficientemente alto como para no tener problemas con simplemente ir a la siguiente mazmorra.

El país sentía lo mismo en cuanto a que no había ninguna razón para poner innecesariamente en peligros a personas para mapearlo, por lo que el mapeo solo se había completado hasta el piso 50.

Y ya estábamos en el piso 50.

“Estaremos bien, solo las muchas personas que tenemos con nosotros. Además, deberíamos estar lo suficientemente seguros con lo fuertes que somos ahora”

“Siempre hay excepciones. ¿Qué planeas hacer si hay un demonio que ni siquiera todos vosotros juntos podéis vencer?”

“No habrá. Quiero decir, realmente, ¿No es esta solo una mazmorra para principiantes? No ha habido monstruos más fuertes que aparezcan en ninguno de los pisos hasta ahora, ¿Ahora los tendría?”

“No ha habido, pero…”

“También es más difícil subir de nivel… ¿verdad? Hacer esto contribuiría en gran medida a reducir el tiempo que tardaríamos en llegar al día en que derrotemos al Rey Demonio. ¿No sería eso algo bueno?”

Samejima continuó presionando su idea.

Todo lo que dijo era la verdad. Era lógica.

Incluso se podría decir que las posibilidades de que alguien muriera al llegar al piso 55 eran virtualmente cero.

Sin embargo, Heige parecía haber sentido algún tipo de peligro por delante.

Cuando Samejima le presionó con una razón para no ir, no pudo decirla. Probablemente era la intuición que cultivó durante años de experiencia.

Por eso estaba desconcertado sobre cómo responder.

El tiempo que pasó estando perplejo resultó ser su derrota.

“¡Él dijo que está bien! ¡Vamos, Shinji!”

Cada vez más impaciente, Kijima comenzó a correr hacia las escaleras como para tener ventaja sobre los demás.

“¡Takeshi, espera!”

“¡Ah, Samejima!”

“¡H-Hey, chicos, ¡maldición!”

Como si esa fuera la luz verde, todos mis compañeros de clase que estaban en el piso 50 continuaron por las escaleras.

“… ¿Eh?”

Lo cual me dejó solo, confundido sobre qué hacer.

No tenía ninguna razón para seguirlos. No es que regresar temprano cambiaría la forma en que me tratarían, así que no había necesidad de que me preocupara por eso.

“Open”

Name Katsuragi Daichi
Job Hero lv 2
Stamina 18
Mana 21
Strength 58
Resistance 300
Dexterity 14
Special abilities:

·         None

Mirando mis estadísticas, una vez más me di cuenta de que no podía hacer nada solo.

“… Sí, ir por mi cuenta sería una mala idea”

Rápidamente me apresuré a bajar las escaleras detrás de ello.

¡Maldita sea, esos bastardos salieron demasiado rápido!

 

Punto de vista de Samejima Shinji

Yo, Samejima Shinji, llegué al piso 51. Es un piso en el que nadie ha puesto un pie antes.

¿Qué tipo de demonios acechan aquí? ¡Estoy emocionado solo de pensarlo!

Matar monstruos es divertido como el infierno.

Cuanto más mato, más fuerte me siento. Voy a ser más fuerte que nadie.

Mi personalidad es que tengo que hacer que todo funcione como yo quiero.

En este momento, quiero a esa mujer, Claria. Nunca he deseado tanto a una mujer.

Claria puede ser una diosa, pero una vez que mate al Rey Demonio ahora que soy un héroe, la haré mía por mi deseo.

Puede haber otras personas con el mismo deseo que yo. No me contendré una vez que llegue el momento.

Tendré a Claria.

Para eso, necesito poder.

“¡Samejima! ¡Hay un Ariant delante de ti!”

“¡Lo tengo!”

Arranqué hacia el bicho lanzándome con mi espada.

Cortándolo por la mitad, colisionó contra la pared y desapareció.

“Ha habido un montón de monstruos atacando solo por un momento, ¿Por qué?”

Permaneciendo en primera línea de conmigo todo este tiempo, Sajima parecía confundida.

Este piso definitivamente era diferente de los de hasta ahora, había más demonios atacando solos.

“Simplemente nos lo están haciendo más fácil, ¿No es eso algo bueno?”

“… Cierto. No hay inconvenientes para eso”

“Sí”

Parece que Sajima está de acuerdo.

Puedo hacer uso de ella. Sé que ella tiene algo por mí, sacaré provecho de eso para llevarla a mi grupo.

La habilidad de Sajima llamada [Saint´s smile] le permitía sanar completamente el mana y la resistencia de alguien.

Poder recuperar ambos era valioso.

“¡Oye, Shinji! ¿Esta puerta te parece extraña?”

Habiéndose adelantado, Takeshi encontró una puerta con patrones extraños mientras yo pensaba en cómo sería mejor capturar a Sajima.

“Nunca… he visto esta formación mágica antes”

Siguiendo detrás de nosotros, Heige se acercó a la puerta y miró cuidadosamente la formación mágica.

Porque ni siquiera un veterano como él la había visto… ¿Se trataba de un nuevo tipo de formación mágica?

“¡Abrámosla!”

“… Sí, vamos. Todos, preparaos para una pelea”

“¡Entendido!”

Mis compañeros de clase se prepararon cada uno cuando di la orden.

Viendo cómo Heige desenvaino su espada con una mirada resignada, parecía que ya no tenía la intención de interferir más.

Cuando asentí para dar la señal, Kijima abrió fácilmente la gran puerta con su habilidad, [Overdrive].

La puerta gimió con un bajo estruendo cuando se abrió.

Lo que vi en el interior era… nada más que una habitación innecesariamente grande.

“¿Qué es este lugar…?”

“No parece que haya nada aquí…”

Todos nos movimos a la habitación para verla mejor.

Entonces, una vez que llegamos al centro, sucedió algo extraño.

Un estridente estruendo llenó la habitación.

En el momento en que terminó de sonar, una luz deslumbrante bajó del techo.

“¿¡Qué pasa con esta luz!?”

Todos levantaron la vista para ver.

La luz se apagó unos segundos después. Fue reemplazada por una oscuridad que progresivamente dominaba el techo.

Se redujo considerablemente.

Mi vista se recuperó gradualmente, comencé a darme cuenta de qué se trataba.

“¡¡Demonios!! ¡Es un nido de demonios!” Gritó alguien lo que era la mancha oscura.

Una gran cantidad de Rigals caían, un número incomparable a todo lo que habíamos visto hasta ahora. Si dejamos que las cosas continúen como están, terminaremos comidos.

“¡Correr rápido!”

“¡No sirve de nada! ¡Estamos rodeados!”

“¿¡Qué!?”

Demasiado distraídos por lo que sucedía sobre nosotros, Ariants y Wulves nos habían rodeado.

Pensé en una trampa similar en un juego que una vez jugué.

Si no recuerdo mal, se llamaba –

Monster House.

“Water spirits, turn into bullets and shoot into my prey! ¡[Splash gatling]!”

Aparecieron balas de agua en el aire, disparando a través de los Rigals que caían.

Otros lo copiaron y comenzaron a disparar la misma magia en rápida sucesión.

Estaban consumiendo mucho mana.

Aun así, los demonios continuaron arremolinándose.

“¡Maldición! ¡Hay demasiados!”

“¡Todos, calmaos!”

“Apuraos y disparar más magia! ¡Abriremos un camino libre a la salida!”

Gritos fueron lanzados de un lado a otro.

Los demonios se habían abierto paso en nuestro grupo.

Sorprendido por la Monster House, nuestro grupo cayó en pánico.

“¡Alguien cerca de la entrada, tiene que abrir un camino! ¡Hacer lo que tengáis que hacer!”

“¡Fire spirits! ¡Scorch my enemies! ¡[Burning wave]!”

“¡Wind spirits! ¡Open a path for me to walk! ¡[Sonic wave]!”

Los estudiantes que estaban más cerca de la entrada escucharon mis ordines y utilizaron la magia de mayor fuerza posible.

Lluvias de fuego y viento quemaron y cortaron a los Rigals, haciéndolos trizas.

Sin embargo, un Wulf saltó y esquivo los ataques.

“¿¡Qué!? ¡Heige! ¿¡Qué es esa cosa!?”

“¡Es un High Wulf! ¡Es inteligente y fuerte! ¡Cuidado con su velocidad! ¡Esa cosa no debería estar en una mazmorra tan débil como esta!”

Obteniendo más información de Heige, concentré mi atención en el High Wulf.

Arremetió con sus afilados dientes. Agachándome con una rodada lateral, rápidamente volví a elevarme.

“¡Tch…!”

“Grrrr”

Nos miraron el uno al otro, inmóviles.

Pensé en una forma de sacarnos de este lío de alguna manera.

“¡Todo el mundo! ¡Voy a alumbrar luz aquí en un segundo para cegarlo! ¡Aprovechar esa oportunidad para avanzar a las escaleras! ¿comprendido?”

No sé si podían escuchar a través de todos los sonidos de todos, pero no puedo preocuparme por ellos ahora mismo.

¡Un hombre tiene que salvarse!

“¡Holy light, shine on those who would stay in the dark! ¡[Shinning]!”

Sosteniendo mi mano derecha, dejé la masa de mana que había acumulado en el aire.

Después de un sonido explosivo, una luz intensa llenó la habitación. Al escuchar a todos los demonios gritar y gemir, corrí directo a la entrada y me dirigí hacia las escaleras.

Todos los demás hicieron lo mismo. Sin embargo, una sola chica había sido capturada por el High Wulf.

“¡Ayuda! ¡Alguien ayúdeme!”

Las suplicas de la chica cayeron en saco roto cuando todos corrieron por sus vidas.

“¡Shuri!”

“¡Oye, Sajima…! ¡tch!”

Sajima dejó de correr a mi lado e regreso. Trató de correr hacia atrás, pero le golpeé la nuca con la mano para hacer que se desmayara. Reuniéndola en mis brazos, comencé a correr.

Esto es lo mejor. Las personas inútiles morirán. Las personas útiles no lo harán.

“¡Daos prisa! ¡Nos están persiguiendo!”

La deslumbrante luz se había desvanecido y los demonios nos perseguían en gran enjambre.

¡Mierda, mierda, mierda!

Gasté mucho mana en esa pelea.

El mana estaba conectado directamente a tu fuerza de voluntad. Si se volvía demasiado bajo, comenzaba a ser imposible pensar bien. ¡Tengo que evitar eso!

“¿Voy a morir aquí…?”

“¡No, no quiero aquí!”

Podía caer en la desesperación.

Mi fuerza de voluntad casi ha desaparecido por el uso de tanta magia.

En este punto, todo lo que podíamos hacer era confiar en los ataques físicos.

¿Cómo podemos alejarnos de ellos?

¿¡Cómo…!?

“… ¿Hmm? ¿¡q-qué –!? ¿¡Qué demonios está pasando!?”

Escuché una voz animada. Una no contaminada por la desesperación.

Cuando miré a su dueño, vi a Katsuragi.

“¡Oye, Katsuragi! ¡Corre por las escaleras! ¡Dalo todo! ¡Los demonios nos están persiguiendo!”

Le di una orden a Katsuragi. La personalidad de esa basura no le permitirá desafiarme.

“¿¡Eh!? Bastardo, ¡Sé que estás mintiendo!”

Como esperaba, corrió hacia las escaleras. Conociéndolo, el regordete probablemente dejó alguna forma de escape.

Sabía la ruta más rápida hacia las escaleras.

Él comenzó a subir tan pronto como llegamos a ellas.

Ahora es mi oportunidad.

“¡Gracias, Katsuragi!”

“¿Eh?”

No podía creer que realmente le di las gracias y miró hacia atrás.

Él dejó de correr.

Eso es lo que estaba esperando.

“¡Fire spirits, burn him down! ¡[Fireball]!”

Lancé una [Fireball] de mi mano y ataqué al pequeño pedazo de mierda.

“¿¡¡Qué – … uwaaaa!!?”

Su ropa se prendió fuego, estaba envuelto en llamas.

Retorciéndose en el suelo, gritó de dolor.

“¡Todos! ¡Ir antes de que sea demasiado tarde!”

Después de mi gritó, mis compañeros de clase se apresuraron a subir las escaleras.

Mi fuerza de voluntad había disminuido, así que lo único que podía pensar en este punto era auto preservarme.

Ninguno de ellos me culpó, ni los soldados. Heige fue el único que me miró con el ceño fruncido, pero también guardó silencio.

“¿¡Esos son todos!?”

“¡Esperar por favor! ¡Yo… todavía estoy aquí!”

El que gritó fue Katsuragi. Su ropa estaba chamuscada por todos lados y varias partes de su piel se veían negras. Probablemente por las quemaduras.

Estaba tratando de subir las escaleras a cuatro patas.

Los monstruos estaban justo detrás de él.

“Simplemente cierra ya joder. Aún tienes un papel importante que jugar. ¡Todos! ¡Ayudarme a hacer retroceder esta cosa! ¡Los demonios no vendrán si hacemos eso! ¡Vamos a sobrevivir!”

“Qué –“

“¿¡De verdad!?”

“Viviremos… ¿Podremos regresar…?”

“Lo haremos… ¡Me matarán si no lo hago!”

Era cómico después de eso.

Uno de ellos aprisiono los pies de Katsuragi con magia terrestre, otro le levantó.

Luego, sin vacilar en lo más mínimo, lo arrojó hacia los demonios.

“Ah –“

Un sonido estúpido para su estúpida cara.

Katsuragi cayó en los demonios, su cuerpo desapareció de la vista.

Probablemente le devorarán hasta los huesos.

Este era el mejor método de supervivencia que pensé.

Necesitaba algo de cebo para que los demonios dejarán de moverse, pero no hay manera de que pudiera utilizar a ninguno de los héroes como alimento.

Pero había una persona que cumplía los requisitos. Katsuragi Daichi, el equipaje extra de nuestra clase. Nadie en el país debería preocuparse tampoco, él es el héroe inútil, después de todo.

Él desempeño su papel espléndidamente. Los demonios se volvieron locos al comerlo.

“¿No es genial, Katsuragi? Finalmente te volviste útil”

Cerré las escaleras usando magia, cerrándolas para que ninguno de los demonios nos siguiera.

Anterior   Index   Siguiente

Un comentario en “Capítulo 03 Rigal Den I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s