Capítulo 13 Trance Labyrinth I

Existían dos diosas en este mundo. Sin embargo, pertenecían a lados opuestos.

Diosa Claria. La gran diosa que todos nosotros, la humanidad, adoramos. Se dice que era una mujer maravillosa, de amor generoso, que se dice que era una belleza atemperada por muchos siglos de refinamiento.

Luego estaba la diosa que se oponía a esa diosa.

Su nombre: Messiah. La misma encarnación del mal, ella controlaba a los demonios. Causando todo tipo de brutalidades, invadió nuestras ciudades y las tomó por sí misma. Se dice que no dejaba supervivientes.

Estas dos diosas en guerra involucraron al mundo entero en su conflicto.

Claria, para defender a las personas. Messiah, para apoderarse del mundo.

Sus puntos fuertes son virtualmente parejos, el equilibrio cuidadoso se inclinó a la vez debido a una cierta existencia.

Esa existencia era el héroe Terias.

Habiendo recibido la bendición divina de Claria, tenía una poderosa habilidad y la usó para vencer a todos y cada uno de los demonios que Messiah le envió.

Entonces, finalmente, Claria y el héroe lograron sellar a Messiah.

Rostalgia conoció la paz una vez más –

***

 

“Uf…”

Cerré el libro que estaba leyendo.

Gané el conocimiento que quería con los libros de historia de este mundo.

Actualmente estaba en el 4to piso de la biblioteca real, una parte del área de historia.

Había algo que quería hacer antes de partir hacia la próxima mazmorra, así que todavía estaba en Wrystonia.

Para el alojamiento, teníamos una habitación para tres personas en una posada. Para obtener el dinero para ello, empeñé una gema que Leadred tenía.

Las finanzas de un guardian realmente eran diferentes, ¿no?

La biblioteca real también requería una tarifa de entrada, así que también la recibí de Leadred.

Las cosas de un esclavo son las cosas de su amo. No me debería importar. No me debería importar… en absoluto.

Mientras leía y luchaba con un conflicto para mi orgullo como hombre, alguien vino detrás de mí y habló.

“Daichi. Todo está listo”

El nombre de la chica era Hamakaze Shuri. Mi primera esclava.

Aparentemente, parecía que ella había cumplido la misión que ella se había impuesto.

“¿Justo ahora?”

Puse mi libro en la montaña de ellos junto a mí y tomé su mano.

“Bien entonces, muéstrame el camino”

“¡Ciertamente! Estaré encantada de hacerlo”

Hamakaze se acurrucó cerca de mí.

… Se sentía bien así que no dije nada… no es necesario decir que las miradas que obtuvimos de todos los demás dolían, sin embargo.

Lo que Hamakaze quiso decir con todo antes era la recompensa que le había prometido.

Ella no estaba usando ropa de aventurera habitual. Recientemente, ella llevaba un traje de criada. El mismo que Leadred.

Cuando le pregunté por qué llevaban eso, Hamakaze simplemente respondió diciendo que escuchó que a los chicos les gusta ese tipo de cosas.

Sin embargo, no era muy diferente del cambio de actitud que tuvo en la mazmorra.

“Tienes algunos gustos extraños, ¿verdad? Para que quieras estar con un tipo como yo…”

La recompensa que Hamakaze decidió pedir era que estuviéramos juntos durante el día. En otras palabras, ella quería estar conmigo.

“Desagradable”

“¿Por qué?”

“Deberías saber cómo me siento”

“… No tengo ni idea”

Recientemente, Hamakaze comenzó a adoptar una actitud más proactiva. Yo sabía por qué. Yo sabía lo que ella sentía, también.

Ella está en una posición en la que podría ser abandonada cuando sea.

Ese pensamiento definitivamente está invadiendo su mente. Incluso yo había sido así en el pasado.

Jugando al bufón para no ser odiado. Usar las máscaras que necesites.

Su skinship[1] aquí era solo otra parte de eso. Es por eso que no espero nada raro. En este momento, la que más está sufriendo es la propia Hamakaze.

Si bien eso es cierto, el dilema aquí es que no puedo liberarla de sus cadenas: de mí.

No hay nada más que pueda hacer que acompañarla de vez en cuando.

“Entonces, ¿Qué vamos a hacer? No te contengas ahora, me tienes todo el día de hoy”

“Bien… umm”

Ella se detuvo por un momento. Sin embargo, ella continuó hablando, mirándome todo el tiempo.

“Honestamente, solo quiero ir a un lugar. He querido ir contigo todo este tiempo”

“¿No podrías haber pedido ir allí por tu recompensa, entonces?”

“No, habría sido mi derrota de esa manera”

“Eres bastante descarada, ¿verdad?”

“Supongo que me estás contagiando, Daichi”

Podría ser así, así que no pude decir nada en respuesta.

“Bien de acuerdo. ¿A dónde querías ir entonces? Dale una oportunidad”

“… Por favor, no digas que no, ¿De acuerdo?”

“No romperé mi promesa, solo dilo”

“Bien. El lugar al que quiero ir es…”

Después de detenerse un momento, Hamakaze sonrió casi como si estuviese solo antes de decirme dónde.

“El palacio real”

 

Desde que vine aquí, todo lo que me encontré fueron miradas extrañas. Luchando por mí mismo, sufriendo, siendo abandonado, siendo comido.

El lugar donde todo comenzó.

El palacio real de Wrystonia.

“Hombre, todavía se ve enorme, ¿no?”

Probablemente debido a que estaba fortificado contra los asaltos entrantes, la puerta era bastante grande.

No escuché ninguna respuesta. No había nadie más a nuestro alrededor. Estaba silencioso.

“…”

Ella solo continuó mirando un punto.

No sabía qué era tan especial acerca de ese lugar, pero tampoco pensé que fuera algo que también necesitara saber.

“…”

Ella simplemente se mantuvo parada en silencio, mirándolo.

Como una muñeca. Como si hubiera perdido su alma.

Las lágrimas corrían por sus mejillas.

Me pregunto en qué está pensando ella.

No sería extraño para ella estar aquí, normalmente. Por lo que entiendo, ella solo se alió conmigo en la mazmorra por miedo a la muerte.

Lo mismo para su venganza y su buena voluntad a mí, ella podría estar haciendo eso solo porque cree que debe mantenerse viva.

Entonces, cuando dijo que quería venir aquí, todo lo que pude sentir fue un frío oh sentimiento.

“…”

Me duele el pecho.

Fue solo un breve momento, pero se sintió como si tomara años mientras ella se volvía hacia mí.

“… Daichi”

“¿Qué?”

“… Estoy feliz de poder regresar aquí”

“¿Cómo?”

– Porque puedo ver a todos de nuevo.

Eso es todo lo que pude imaginar que ella diría después.

Pero mi predicción resultó ser errónea.

“Porque descubrí que mis sentimientos son el verdadero problema”

Hamakaze estaba sonriendo.

Ella corrió hacia mí, que estaba atrapado allí blanco sorpresa, y me abrazo.

Mi mente finalmente se descongeló y comenzó a trabajar nuevamente.

“¿Hamakaze?”

“Vi a Samejima desde aquí”

“… ¿Entonces estás diciendo que tus sentimientos por él son reales, entonces?”

Cuando dije eso, Hamakaze pareció sorprenderse.

“Eso no es lo que quise decir… espera, ¿Estás celoso?”

Ella inmediatamente volvió a sonreír. Sonriendo como si se burlara.

No, es solo, bueno, eso. Solo estaba confirmando para no dar por sentado que ella se refería a sus sentimientos hacia mí y, al contrario, convirtiéndolo en un malentendido horrible como hice en el pasado. ¡Estaba confirmando!

“De todos modos, si no es así, entonces, ¿Sentimientos por quién?”

“Con el debido respeto, estás siendo bastante indirecto aquí, Daichi”

“Ya lo sabías, ¿sí?”

“Sí. Pero Katsuragi… eso es lo que me gusta de ti”

“…”

Una confesión sorpresa.

Mi mente dejó de funcionar una vez más.

“Sé que estoy siendo egoísta, pero por favor escúchame”

Ella me miró a los ojos.

“Katsuragi, me gusta que no importa cuánto me queje o digas cosas malas, sigues siendo amable conmigo”

“Simplemente lo estás imaginando. Todavía puedes recuperar eso”

“Katsuragi, me gusta que hayas hecho todo lo posible por volverme más fuerte para no morir”

“Yo solo quería tener una herramienta fuerte. No estaba pensando en ti en absoluto”

“Por eso, incluso pásate por un horrible acto allá atrás. Katsuragi, me gusta que me hayas dado una razón para vivir”

“N-No… yo solo…”

Ella mantuvo mi boca cerrada con su dedo.

“Katsuragi, no importa lo que digas o pienses, no importa. Mis sentimientos por ti no cambiarán”

Ella acercó su cara a la mía.

… No importa cuántas veces la miré, ella es tan hermosa.

Sus mejillas teñidas de un leve rosa, sus ojos humedecidos por las lágrimas. Cabello negro fluyendo, labios rosados tiernos.

Su mirada se volvió cálida. A una distancia donde podía escuchar su respiración, su nariz tocó la mía.

Nuestros labios se encontraron.

“Te amo, Katsuragi”

Mi segundo beso con ella sabía dulce.

“Hamakaze, tú…”

¿Debería creerla?

Eso no es. Pensar en cosas así es malo.

¿Qué estoy haciendo aquí dudando de alguien que me ha demostrado tanta buena voluntad?

“… ¿Me aceptarás?”

Era la misma pregunta que ella me hizo antes.

No puedo responderle medio molesto esta vez.

Me está deseando ella. Esta es la primera vez que alguien me ha deseado.

– Eso no es. Deja de intentar encontrar una razón. Ya lo sé, ¿no?

Aquí mismo… aquí está chica probablemente llegara a ser mi persona especial.

“Shuri”

Le acaricio la cabeza. A partir de ahí, moví mis manos hacia abajo a través de su cabello y sobre sus hombros.

Pude sentirla temblar con mis dedos. Ella estaba nerviosa. ¿O tal vez era yo el que temblaba?

“…”

Hamakaze cerró los ojos. Sé lo que eso significaba también.

Ella estaba esperando.

Por mí.

“… Shuri”

“…… Nn”

Esta vez, seré yo quien la bese. Acerqué mi rostro a –

Anterior   Index   Siguiente

[1] Skinship: Es un término utilizado para describir el nivel de intimidad, originalmente surgió para describir la cercanía entre una madre y su hijo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s