Capítulo 01 La tragedia en la casa Apolo y la decisión de Mirabel

Parte 01

– ¡Don! ¡don…! ¡don!

El sol acababa de salir, pero Ash, que pasó una noche sin dormir, fue despertado por un fuerte golpeteo.

“¿Qué en el mundo…?”

Cogió el reloj de plata al lado de la almohada y notó que eran las seis y media.

Después de mirar enojado la ventana, se quedó completamente despierto.

“¡Uwaa…!”

Había un gran ojo mirando a través de los huecos de la cortina.

En realidad, era un dragón el que golpeaba la nariz contra la ventana.

– ¡Don! ¡Don… dododododo!”

Estaba preocupado de que pudiera romper el cristal.

“¿¡Por qué vino un dragón a mi habitación!? ¿¡Podría ser otro ataque de necromancia!?”

¿Entonces el imperio finalmente ha mostrado sus verdaderos colores y comenzó a atacar? Ash trató de salir de la cama, pero le detuvieron.

“Zzz…”

Eco se dio la vuelta y abrazó a Ash.

Su cabello estaba sobre sus hombros y sus brazos estaban alrededor de su espalda.

Y también su cara suave que estaba en su pecho…

Mmm…

Ash se sorprendió por su repentino mordisco.

“Oye Eco… por favor, no muerdas ese lugar”

Recientemente, su hábito de mordisquear había disminuido, pero aún no se había deshecho de su hábito de joven dragona. Además, ella estaba mordisqueando el punto sensible de Ash que le preocupaba.

En ese momento, hubo una grieta en la ventana.

“Esto es malo… no es el momento adecuado para dejar que siga mordiéndome”

Ash se llevó a Eco y salieron juntos de la cama. Lo siguiente que supo fue que el cristal estaba hecho pedazos.

Logró evitar los fragmentos de cristal en el último momento.

Al mismo tiempo, había dos dragones que intentaban meter la cabeza por la ventana. Sus escamas duras les protegían del cristal afilado.

Al echar un vistazo más de cerca, Ash notó que uno de ellos era un Maestro mientas que el otro era una Hydra. Después de saber que no era atacado por necromancia, Ash respiró con un suspiro de alivio.

“¡Buenos días, Ash!”

“¡Buenos días, Ash-sama!”

Finalmente, pudo ver las caras de los dos jinetes.

Eran la secretaria del consejo estudiantil, Lucca y Jessica, de asuntos generales. Justo a su lado estaban el Maestro Gawain y Rhiannon la Hydra.

Ash comenzó a protestar después de colocar a Eco, quien todavía estaba durmiendo en la cama.

“¡Lucca! ¡Jessica! ¿¡Qué demonios estáis haciendo vosotras dos!?”

Desde el momento en que Ash saltó a Gawain que estaba en peligro de morir, Lucca se había apegado emocionalmente a Ash. En la academia Ansarivan Dragon Rising, la mayoría de las chicas eran del tipo más agresivo, era raro ver a alguien tan tranquila como Lucca. La belleza que solo poseía un Eckbald estaba fuera de este mundo.

Ash estaba un poco sorprendido de ver a Lucca actuar precipitadamente. Quizás ella fue influenciada por Jessica.

“Ash… esperaba que vinieras conmigo a la aldea Eckbald. Quiero presentarte al jefe del pueblo, mi padre”

Su usual rostro sin emociones siempre le había causado a Ash muchos problemas.

“¡Espera! ¿P-Por qué debes mencionar sobre el jefe?”

“P-Por favor, no preguntes más de eso”

Lucca se sonrojó de repente.

Esta vez, fue Jessica quien empujó a Lucca a un lado.

Jessica, que normalmente miraba a los espermatozoides de Ash, aunque sus acciones siempre habían sido excéntricas, seguía siendo indudablemente una de las pocas bellezas de la academia.

“¡Ash-sama, tengo una petición!”

“¡Oye, espera un minuto! ¡Este es el 3er piso! ¿Cómo llego una Hydra aquí…?”

“Bien. Escalar la pared no es un problema para mi Rhiannon”

“¡No puedes simpatizar un poco con tu Pal!”

Ash se compadeció de su Pal. Aunque una Hydra todavía podía moverse en tierra, pero solo cuando estaban en el agua podían mostrar sus verdaderas habilidades. No debía ser su propia intención caminar sobre la tierra. Por no hablar de escalar las paredes del dormitorio de estudiantes, no parecían ajustarse a las acciones de un orgulloso dragón.

“¡Dejando eso de lado, Ash-sama! Estoy a punto de irme de Ansarivan. ¿Qué pasa contigo? ¿Tienes algún plan de regresar?”

“Ahora recuerdo… hoy es el comienzo de las vacaciones”

– El primer día del mes Leo.

Era el primer día de las vacaciones para la academia Ansarivan Dragon Rising. Como era un internado, la mayoría de los estudiantes regresarían a su ciudad natal.

Por supuesto, no todos los estudiantes regresaban a casa. También había una pequeña cantidad de estudiantes que se veían obligados a permanecer en las vacaciones por ciertas razones.

Ash era uno de ellos.

“No, no me voy a casa”

Después de escucharlo, la expresión fácil de Jessica cambió.

“¡Qué! Si ese es el caso, ¡Yo también me quedaré aquí!”

“Uuh… si no regreso pronto… seré regañada por mi padre”

Comparada con Jessica que estaba con un alto espíritu, Lucca se veía triste. Lucca, que tiene todas las esperanzas de Eckbald con ella, probablemente no tuviera tanta libertad como Jessica.

“Siento decepcionarte, Jessica, pero debes regresar conmigo”

De repente, hubo otra voz.

“¡Rebecca-san!” Gritó Ash.

Había un dulce olor en su cabello rojo siendo soplado por el viento. Ella lucía como una doncella guerrera de las leyendas cuando viajaba en Cú Chulainn.

EPSON scanner image

“Lo siento por el problema que esta estúpida chica de mi casa te ha dado. La familia Randall cubrirá la tarifa para reparar la ventana. El error de una criada también es culpa del maestro”

“Ahora que lo mencionas… recuerdo que Jessica era una criada de la familia Randall”

“Solo desde que llego a ser criadora, ella ha olvidado su lugar”

Rebecca suspiró.

“¡Hmph! ¿Podrías dejar de llamarme así? ¡No tengo la intención de servir a la familia Randall toda mi vida!”

“Nunca pensé eso. Tú eres mi importante amiga de la infancia. Además, tus padres me pidieron que te cuidara bien. Es por eso que tengo el deber de traerte de vuelta a reunirte con tus padres”

Aunque sus labios sonreían, ni siquiera había una pizca de sonrisa en los ojos de Rebecca. Después de que Jessica viera la determinación de Rebecca, bajó los codos decepcionada.

“Haa… lo entiendo. Sin embargo… ¡Quiero que Ash-sama me despida!”

Ash dio una sonrisa irónica.

“Creo que debería estar bien”

En el momento en que respondió, Jessica estaba una vez más con una gran sonrisa. Pero, ella entonces se sonrojó y comenzó a murmurar: “E-Entonces… de acuerdo con la costumbre de mi ciudad natal… debería haber un b-beso de despedida…”

“¡Oye! ¡Jessica! ¿Cuándo nuestra ciudad natal tiene esa costumbre?”

Rebecca expuso la mentira de Jessica con una sonrisa irónica.

“¡Hmph! ¡Rebecca! ¿No sabes cómo ver la atmósfera?”

“A mí también me gustaría que me despidieses…”

Mientras Jessica estaba cabreada, Lucca le dijo tímidamente a Ash su deseo.

“Por supuesto”

“E-Entonces… de acuerdo con la costumbre Eckbald… quiero que me lleves como una princesa”

El corazón de Ash saltó un latido cuando vio por primera vez la cara ruborizada de Lucca.

“¡Ll-Llevarte como una princesa!”

Ash estaba en una situación difícil, pero Jessica le gritó a Lucca.

“¡Oye! ¿Qué estás tratando de hacer en este lío? ¿¡Eso debe ser una mentira!?”

“Uuh…”

Mientras Lucca se quedaba sin palabras, el ruido que hacia Jessica se había extendido por toda la academia.

“Oye, ¿Puedes creerlo? ¡La presidenta y Jessica están haciendo una visita nocturna! Y la otra persona… ¿¡Podría ser Lucca Sarlinen, la genio de la clase básica!?”

De repente, una gran cantidad de estudiantes se estaban reuniendo fuera de la casa Apolo. Era algo para tres chicas estar de pie en sus dragones junto a la ventana del dormitorio de un chico.

Sin mencionar a Rebecca Randall, que era la persona más popular en toda la academia, Jessica también era una de los centros de atención y por no hablar de Lucca con su aspecto yōsei y sus habilidades como Dragner.

“¡Estoy aquí para que Ash-same de despida! ¡Nada más!”

Jessica trató de resolver el malentendido gritando hacia la dirección de la academia.

“¡Hmm! Al decir Ash-sama te refieres… ¿¡Al Ash-kun que ayer fue nombrado caballero!?”

“¡La ceremonia de caballeros fue increible!”

“¡También quiero que me despida!”

En este momento todas las chicas estaban hablando con voz estridente.

Rebecca le dio una sonrisa amarga mientras disfrutaba de todo esto.

“Parece que tu popularidad se disparó después de que llegaras a ser un Dragner”

“La situación de afuera… de alguna manera, parece aterradora”

“Sí. Acabo de ver una treintena de dragones volando hacia esta ventana”

Rebecca le contó la noticia impensable con una cara tranquila.

“¿¡Huh!?”

“Lo siento, Ash. Aunque tengo muchas razones para ayudarte… pero si demuestro mis verdaderas habilidades, las chicas sufrirían algunas heridas graves”

“¡Hol-! ¡No me dejes!”

“Deberías tratar de resolver tu propio problema si eres un Dragner. Además… si está bien, también me gustaría que me despidieras”

“… ¿Eh?”

Desafortunadamente, Ash no fue capaz de captar todo lo que dijo Rebecca. Su voz desapareció detrás del fuerte ruido de Cú Chulainn batiendo las alas.

“Buena suerte, Ash”

Lucca también había volado a regañadientes con Gawain.

Inmediatamente después, la casa Apolo enfrentó un terrible ataque.

“¡Ash-kun! ¡Por favor, ven a verme!”

“¡Ash-kun, es mejor que vengas a mi ciudad natal conmigo…!”

“¡Oye! ¡No rompas la fila!”

La mayoría de las chicas que regresaban eran jinetes de Stradas. Eran como murciélagos reunidos para comer en la ventana.

Pero, por supuesto, era imposible que treinta jinetes de Strada se metieran en la ventana al mismo tiempo.

Pronto, comenzaron a empujarse alrededor.

“¡P-Por favor, tener paciencia! ¡calmaos! ¡Por favor calmaos!”

Ash estaba en pánico.

Cada rugido de un Strada era suficiente para sacudir todo este antiguo edificio.

“¡Oye!… ¡Cómo os atrevéis! Ash-sama es mi importante- ¡noooooooo!”

A diferencia de Rebecca o Lucca, Jessica, que se quedó hasta el final, finalmente fue empujada de la pared junto a Rhiannon.

“¿Q-Qué debería hacer?”

Ash retrocedió hasta que su espalda estaba de cara a la pared mientras él miraba a las chicas peleando por un sitió.

En ese momento, Eco, que se había hecho un ovillo mientras dormía, se había despertado y se estaba frotando los ojos.

“Hmm… ¿De qué se trata todo este ruido?”

“¡Tú! ¿Cómo puedes pensar en dormir!”

Eco estaba mirando alrededor con confusión. Parece que aún no estaba completamente despierta y no podía pensar correctamente.

Ash gritó con todas sus fuerzas hacia la ventana.

“¡Os lo ruego! ¿Podríais por favor no hacer un revuelo frente a la ventana de otra persona? ¡Prometo ver a cada una de vosotras!”

Lástima para él, su voz no fue recibida por ellas.

De repente, Ash tuvo un mal presentimiento.

“No podrá ser…”

Todo su cuerpo temblaba de miedo. Desde hace algún tiempo, la pared que daba al exterior estaba crujiendo. Parece que los Stradas estaban presionándola.

“¡Es peligroso quedarse aquí! ¡Vámonos corriendo Eco!”

“¡Huh…! ¿Podrías explicármelo?”

“¡Luego!”

Ash corría con Eco en sus manos.

Salió corriendo por la puerta y salió al pasillo.

Justo cuando se deslizaba por el suelo…

¡Creak…! ¡Eeeeeeekkkk…! ¡Do————n!

Al siguiente momento, hubo una fuerte explosión.

Ash cautelosamente echó un vistazo a través de las grietas en la puerta mientras temblaba. Todo lo que veía es polvo volando e incluso el pasillo se vio afectado.

“*Tos tos*”

Mientras cubría a Eco que estaba tosiendo, Ash esperó hasta que el polvo se bajó.

Solo momentos después…

Después de que el polvo se aclarara, lo que Ash vio fue un cielo despejado.

Los rayos de la mañana brillaban en la habitación desastrosa.

Los restos de la pared estaban por toda su habitación. Era una vista dolorosa.

En este momento, con la pared que daba a la academia y la ventana destruida, su habitación parecía una casa de muñecas que podía verse desde el exterior.

“Errr… Eco, ¿Estoy soñando?”

“¿Creo que sí?”

Ash y Eco miraban la habitación con la boca abierta.

 

Parte 02

Ash fue llevado a la oficina de la directora el primer día de vacaciones.

En cuanto a las chicas que eran las culpables, parece que regresaron corriendo a casa lo antes posible. Es por eso que Ash, quien era la víctima, fue convocado.

“Ya veo… ahora entiendo lo que sucedió”

Mirabel, que era la directora, respondió con frialdad y bebió su taza de té.

La habitación estaba llena de olores de bergamota[1] y té.

Al igual que un robot, la cara de Mirabel no tenía emociones todo el tiempo. ¿Está princesa incluso tiene lo que se conoce como sentimientos…? Pensó Ash.

“La academia se hará cargo de reparar la pared. Justo momentos antes, les he preguntado a los constructores de esta ciudad y estimaron que podrían completarla en unas dos semanas”

“¡De verdad…! ¡Muchas gracias!”

Ash estaba agradecido de que ella pudiera lidiar con esta situación sin demora.

“El problema es… durante la reforma, dónde voy a ubicaros a ti y a Eco”

“Ya veo…”

“¿Puedes pedir prestada una habitación a cualquiera de tus amigos?”

“No creo que eso sea posible…”

Desafortunadamente, Max y Raymond se habían ido a casa. Para Ash, que no tenía muchos amigos, estos eran los ‘Únicos dos amigos con los que podía contar’. Aunque había una opción de usarlas sin pedir su permiso, pero Ash no pudo obligarse a hacerlo.

¡Bang!

La puerta detrás de él se abrió con un portazo.

Al siguiente momento de saberlo, Silvia y Eco estaban a su lado.

“¿Cuánto más vais a seguir hablando vosotros dos? ¿No puedes darnos una nueva habitación?”

Eco estaba apuntando a Mirabel con ira.

“¡Anee-ue! ¿Por qué llamaste a Ash? ¡Ese incidente fue causado por unas pocas chicas! ¡No tenía nada que ver con Ash! ¿¡No le estás tratando como el culpable!?”

Silvia por otro lado estaba tratando de hablar por Ash.

“¿Dónde están tus modales? ¿No sabes que es grosero entrar a una habitación sin llamar? No recibirás tratamiento especial, incluso si eres descendiente de la familia de dragones sagrados del emperador Avalon o mi hermana”

Mirabel las miró con frialdad.

“Lo siento… Anee-ue”

Silvia estaba quieta en el suelo como si se hubiese convertido en piedra.

Por otro lado, Eco estaba tratando de intimidar a Mirabel mostrando sus dientes afilados.

“¡Oye tú!… ¡Cómo te atreves a actuar así incluso cuando sabes que soy la Imperial Princess de la familia de dragones sagrados del emperador Avalon! ¿Por qué no intento aplastar el castillo la próxima vez? Si te muestro mi verdadero yo, uno o dos plaza Fontaine no…”

“¡Idiota! ¡Deja de soltar tonterías!”

El rostro de Ash estaba pálido cuando regañaba a Eco.

Desde ese incidente, el gobierno del país Lautreamont Knight tomó a Eco como una amenaza. Mientras existía la posibilidad de que Mirabel estuviera aquí para vigilar a Eco, debían tener cuidado con sus propias palabras.

Pero para su sorpresa, Eco se calmó con un solo grito.

Ella giró su cabeza con su cara sonrojada.

“Te escucharé… solo esta vez”

Ash se sorprendió al ver a Eco haciendo esa expresión por primera vez. Tal como él había esperado, era esa transformación la que hizo un cambio en su corazón. Aunque la suave Eco parecía mucho más linda, al mismo tiempo, también era un poco confusa.

“¡Ejem!”

Mirabel intentó aclarar su garganta, devolviendo la atención de todos a ella.

“Silvia, viniste en el momento correcto. En este momento te estás quedando en la habitación real en la casa Epona, ¿verdad?”

“… ¿Qué hay de eso?”

Silvia estaba sorprendida.

“Hasta que la renovación en el dormitorio del chico se haya completado, Ash Blake y la joven dragona Eco, se quedaran en tu habitación por el momento”

“¡QUÉ!”

“No lo repetiré por segunda vez. Esta es una orden de tu hermana. No puedes objetar”

Naturalmente, Silvia estaba cabreada.

“¡Qué quieres decir con esto! Esto va en contra de nuestro lema familiar en el que ‘¡Un caballero no debe tocar despreocupadamente a otro del sexo opuesto!’”

“Hmm… es curioso, pero recuerdo que dije que permitas a Ash Blake y la joven dragona Eco permanecer en tu habitación. ¿Cuándo mencione alguna vez acerca de tocar a Ash?”

“¡E-Eso…!”

Justo en ese momento, incluso los lóbulos de las orejas de Silvia estaban rojos.

“En este momento, si tuviera que mencionar el lema familiar que tanto amas, ‘Un caballero debería ayudar a los necesitados’. ¿Me equivoco?”

Después de que ella respondió con frialdad. Mirabel parecía haber perdido interés en el caso respecto a Ash. Ella continuó mirando la taza de té en su mano.

“He terminado contigo, que molestia, ahora una buena taza de té se ha vuelto fría”

 

Parte 03

Rebecca y Jessica habían regresado a la tierra gobernada por los Randalls.

Lucca, por otro lado, había regresado a su aldea.

Después de despedirlas, Ash y Eco una vez más regresaron a su habitación en el 3er piso de la casa Apolo.

Una vez más miraron la desastrosa habitación.

Una cama llena de fragmentos de cristal.

Un suelo lleno con los restos de la pared.

Y los muebles desorganizados.

Con la pared fuera, la habitación se volvió brillante y ventosa. Mirando hacia abajo desde arriba había algunos curiosos espectadores. Cuando sus ojos entraron en contacto con Ash, todos se dispersaron.

“Haa… antes que nada, creo que deberíamos tratar de limpiar un poco. Es mejor que se vea un poco más alegre antes de que comience la renovación”

Al darse la vuelta, Ash notó que Eco estaba enfurruñada.

“¿Qué pasa, Eco?”

“Oye. ¿De verdad quieres quedarte en la habitación de Silvia?”

“No es como si tuviera opción. Fue una orden de la princesa Mirabel. Parece que incluso la princesa-sama no se atrevió a ir en su contra”

“Yo… lo odio”

“¿Qué pasa? No te ves como tu yo habitual. Bueno, si nos quedamos en la habitación de la princesa-sama, podremos comer la deliciosa cocina casera de Cosette”

“¡Ese no es el punto! Y, además, ¡No soy alguien que piense en la comida durante todo el día!”

La cara de Eco estaba roja de ira y vergüenza.

“¿Lo es? Lo siento entonces”

“Está bien si lo entiendes. De todos modos, si intentas hacer algo extraño a Silvia… ¡Me aseguraré de aplastarte!”

Eco estaba mirando a Ash.

“¿Qué quieres decir con algo raro?”

Con las orejas completamente rojas, Eco le dijo a Ash avergonzada: “P-Para ser simple… son esas cosas pervertidas”

“¡Q-Qué estás pensando!”

Ash se detuvo en el suelo. Él nunca esperó que Eco hablara tales palabras. De alguna manera le sorprendió.

“Incluso yo sé sobre esas cosas… no me menosprecies solo porque soy una joven dragona”

“¿Podría ser la fuente de información…? ¿El Dragweiss?”

“… Algo de ello era de allí, pero la mayoría de ella es de los libros ilustrados que Cosette me prestó”

“¡Espera! ¿Son realmente… solo libros ilustrados?”

Para enseñarla la importancia de la sensibilidad estética, Cosette había prestado sus libros ilustrados y libros para niños. Por eso, Ash estaba agradecido a Cosette.

Sin embargo, existía la posibilidad de que mezclara algunos libros con contenido adulto en la pila de libros ilustrados que le había dado a Eco.

“De todos modos, ella sigue siendo la princesa de este país. Lo que te preocupa nunca sucederá, puedes estar segura”

En el peor caso posible, seré decapitado… Ash pensó en secreto.

“E-Está bien… lo entiendo”

Una vez más, Eco sonreía y miraba la habitación a su alrededor.

“Entonces… ¿Qué puedo hacer para ayudarte?”

“¿Estás tratando de ayudar?”

“¿Qué? ¿Es extraño para mí ayudar?”

“Definitivamente no es raro, sino raro. ¿No soy yo quien completa los trabajos de la casa?”

“S-Sobre eso… no parece que tenga otra opción. Yo soy una dragona. Realmente no entiendo cómo actúa un humano. Pero… solo siento ganas de ayudar por hoy… ¿¡No puedo!?”

Eco hinchó sus mejillas rosadas y miró a Ash.

“¿Por qué no? Incluso quiero agradecértelo”

Ash dio una sonrisa irónica e intentó acariciar su cabeza.

Pero, Eco inmediatamente le esquivo a un lado.

“¡No! ¡No debes tocarlos!”

“Lo siento… no sabía que no te gustara tanto”

“¡N-No! Está bien si solo estás acariciando, pero no debes tocar mis cuernos. Si fueran ligeramente tocados, yo… me volvería extraña. Me sentí como flotando en el aire cuando fueron tocados…”

Ash podía calmarse después de ver la cara de Eco cuando trataba de explicar sus sentimientos.

“Entiendo. Prometo que no tocaré tus cuernos”

Ash acarició cuidadosamente la cabeza de Eco.

Su cabello rosado era esponjoso y le daba a su palma una agradable sensación.

“Nn…”

Incluso cuando era una dragona, Eco sonreía y encogía su cuello como lo haría un gato.

Su inocente sonrisa había atraído la atención de Ash.

Para ser precisos, era como un capullo floral.

Su corazón latía rápidamente.

Esta era en realidad la segunda vez que tuvo este sentimiento.

La primera vez fue cuando Eco dijo que no estaría satisfecha con solo ser un Pal en la habitación de invitados del palacio Fontaine.

“…”

Eco probablemente también sintió el cambio en la atmósfera y su cuerpo de repente se tensó. Quizás ella también estaba pensando en la escena en el palacio Fontaine.

En poco tiempo, al igual que en ese momento, Eco cerró los ojos.

Ella también trató de fruncir los labios.

Ash también notó que sus largas pestañas también temblaban.

¡Eco…!

De repente recordó la palabra ‘Amada Pal’ en la ceremonia de caballero.

Durante ese momento, Ash solo estaba diciendo la promesa estándar.

Pero esto era totalmente diferente.

Su sentimiento de amor hacia Eco nació desde lo más profundo de su corazón. Una sensación que podría explicarse usando algo tan simple como que la relación de un criador y su Pal había crecido.

En ese momento, no necesitaban ninguna palabra.

Ash colocó ambas manos sobre los hombros de Eco y él cerró la distancia lentamente.

Un olor dulce los rodeaba y les mareaba.

En este momento, sintió como si su corazón fuera a explotar.

Ahora estaban a una distancia donde su nariz podía tocarse fácilmente.

Eco sintió como si la luz del sol la atravesara mientras esperaba a Ash.

Ash tomó una decisión y cerró los ojos.

Y entonces – besó a Eco en sus labios.

EPSON scanner image

 

Parte 04

“¡~~~~~~~!”

Desde su beso, Eco había estado trabajando silenciosamente con su espalda mirando a Ash todo el tiempo.

Parecía que ella estaba demasiado avergonzada incluso para mirar a Ash a la cara.

Y, por supuesto, era lo mismo para Ash.

Ash sintió como si su cara fuera una bola de fuego.

Aunque a primera vista parecía que los dos estaban limpiando la habitación, en realidad no había progreso. Lo que estaban haciendo era estropear la habitación que ya estaba en mal estado.

¿Qué debería hacer? ¿Qué debería decir en un momento como este?

Justo cuando Ash estaba ansioso por tratar de encontrar las palabras correctas…

“¡Uwaa…! ¡lindo!”

Eco se giró y le mostró a Ash un objeto redondo.

“¿No es lindo? ¿Dónde encontraste este peluche?”

En ese momento, Ash sintió que algo le pinchaba en la parte posterior de su cuello. Le hizo preguntarse qué era.

El muñeco de peluche que Eco sostenía parecía ser un dragón. Estrictamente hablando, su rostro estaba torpemente hecho.

Además, estaba el hecho con un cuerpo redondo y no se parecía en nada a un majestuoso dragón.

Sin embargo, Eco parecía tomarlo como lindo, y le hizo olvidar lo que acababa de suceder.

“Err… en realidad, no recuerdo mucho cuando llegó eso a mí posesión. No importa cómo lo miré, parece el juguete de una niña. Probablemente no soy yo quien lo compro”

Fue gracias al juguete que Ash pudo hablar nuevamente con Eco normal.

“Hmm… extraño”

Eco estaba cargando al peluche mientras ella le quitaba el polvo.

“Hmm… cuando me mudé a Ansarivan, simplemente me lo llevé sin ningún motivo. Tal vez haya un gran significado detrás de eso, fue lo que pensé. En realidad… hay un espacio en blanco en mi memoria de mi infancia”

“… ¿Un espacio en blanco en tus recuerdos?”

Eco estaba sorprendida.

“Aaah. Fue justo cuando tuve mi séptimo cumpleaños cuando visité el bosque Albion para la ceremonia de huérfanos. Simplemente no puedo recordar mis recuerdos durante ese momento”

“¿No es ese… el momento en que la Mother Dragon me otorgó a ti?”

“Así parece”

“¿Cómo es que no puedes recordar un evento tan importante?”

Ash se encogió cuando vio que Eco empezaba a enojarse. Así como finalmente pudiera hablar normal, el temperamento de Eco también había regresado.

“Para ser sincero, no sé nada de eso yo mismo. Era solo que tenía la corazonada de que este juguete tenía algo que ver con mis recuerdos perdidos y esa es la razón por la cual era reacio a tirarlo. Sin embargo, debido a los eventos recientes, me olvidé por completo”

“Entonces, ¿Puedo conservarlo?”

Ash estaba sorprendido.

“¿Qué quieres decir con conservarlo?”

“Es exactamente como lo dije. ¿No crees que es triste que un ser tan lindo quede olvidado? Me tomaré la molestia de cuidar a este niño”

“¿Cómo puedes cuidarlo cuando ni siquiera es un ser vivo? Argh, lo que sea que te convenga entonces”

“¿¡De verdad!?”

Eco estaba llena de emoción.

“Bueno, realmente no me importa”

“¡Eso es genial!”

Eco estaba tan feliz que sintió que incluso podía volar. Luego frotó el peluche con sus mejillas.

Seguido de eso, ella lo abrazó como lo que haría una madre con su bebe.

De repente, ella habló de algo que sorprendió a Ash.

“De alguna manera se parece a nuestro bebé…”

Eco de repente dejó de hablar antes de que ella pudiera terminar su frase. Ella miró a Ash con ojos que parecían estar ardiendo.

“¿Has oído algo?”

“No, nada en absoluto”

Ash habló con una mirada seria en su rostro.

“¡E-Es cierto! ¡N-Nada sucedió! ¡No pasó nada!”

Como si su cabeza estalla en llamas, Eco cargó el juguete y salió corriendo de la habitación.

“En realidad, escuché cada palabra…”

Justo cuando Ash estaba murmurando con su cuerpo también sintiéndolo envuelto por el fuego…

“Perdón por interrumpir, Ash-sama”

De repente, había una voz de mujer que vino desde atrás.

“¡Uwaa!”

Se dio cuenta de que era Cosette después de darse la vuelta. Ella parecía usar el mismo atuendo de criada de diseño del palacio hoy. Ella entonces hizo una reverencia cortes.

“¡Cosette-san! ¿Cómo entraste?”

“Entrar a una habitación tan ventilada es como un juego de niños para mí”

Cosette sonrió antes de darse la vuelta para mirar el cielo azul.

“Eso no puede ser… ¡Este es el 3er piso! Dejando eso de lado, ¿Por qué estás aquí?”

“Estoy aquí para reunirme contigo y Eco-san. ¿Te has olvidado de la princesa Mirabel, de la decisión de su alteza?”

Por supuesto, era imposible para él olvidarse de eso, para empezar. Sin embargo, todavía se sentía un poco reacio.

“En realidad, ¿No podemos reconsiderar esto? Dejando a un lado a Eco, ¿No crees que es incorrecto que un tipo como yo entre a la casa Epona donde los hombres no están autorizados?”

“Por tu propio bien, te aconsejo que sigas su decisión. ¿Sabes también por cómo se conocía a la princesa Mirabel?”

“No… nada me viene a la mente en absoluto”

“Su apodo es en realidad Argento Magus. Si podemos describir a la princesa Verónica como una luchadora, entonces la princesa Mirabel es una pensadora. Comparada con Verónica, hay ciertas cosas que harían a Mirabel una oponente más dura. Por favor, asegúrate de estar preparado mentalmente, Ash-sama”

Ash suspiró después de escuchar todo.

“… Entiendo. Por favor, déjame llevarme algunas pertenencias como mi almohada y ropa conmigo…”

“Bien entonces, mientras tanto, intentaré buscar a Eco”

Eco aún no había regresado desde el momento en que salió corriendo de la habitación.

“Gracias. Creo que debería estar en algún lugar alrededor del dormitorio”

“Huhu. Esa será una tarea simple”

Cosette corrió hacia la puerta ágilmente mientras evitaba los muebles desorganizados, pero luego se detuvo de repente y se volvió para mirar a Ash.

“Por cierto, Ash-sama”

“¿Qué pasa?”

Cuando Ash levantó la cara, vio la cara de Cosette completamente enrojecida. Ash la estaba mirando dado que era raro verla a ella quien siempre estaba tranquila sonrojarse.

Aunque siempre permanecía escondida detrás de la sombra de Silvia, en realidad se veía hermosa.

Con su mano derecha en sus mejillas, suspiró.

Entonces ella dijo algo escandaloso.

“El beso de Ash-sama y Eco-chan parecía muy inocente”

“¡Waaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!”

Esta vez, era el turno de Ash para sonrojarse.

“N-No, ¿¡No me digas que lo has visto todo!?”

“Se sintió como un espectáculo de ópera. Te veías tan lindo cuando la besaste sin siquiera necesitar palabras para entenderse. Dios mío, ¿No es maravilloso? ¿Acaso Eco-chan no se veía linda cuando estaba esperando recibir tu beso?”

“¡Te lo ruego, por favor deja de decir más de eso! ¡Esto es embarazoso!”

En este momento, Ash se sentía como si estuviera sentado en una montaña de agujas.

Cosette también pareció darse cuenta de que ella lo había superado y respondió con una sonrisa juguetona.

“Ten la seguridad, no le contaré nada de esto a la princesa-sama”

“¿¡Cómo está relacionado princesa-sama con esto!?”

“Hmm… me pregunto… huhu…”

Cosette salió de la habitación con su frase terminando con una risa.

 

Parte 05

En el momento en que Ash terminó de reunir todas sus necesidades diarias básicas, Cosette regresó con Eco. Juntos, los tres marcharon hacia la casa Epona.

Aunque era cerca de la tarde, el sol todavía estaba alto en el cielo.

Después de atravesar una arboleda de árboles mixtos, fueron recibidos por una puerta de aspecto severo.

Incluso la cigarra había dejado de hacer ruido.

Aunque solo estaban caminando, estaban todos llenos de sudor.

Al echar un vistazo, Eco parecía estar sufriendo el calor de las altas temperaturas del verano. Parecía una hidra que buscaba agua en tierra firme.

Comparado con Ash, Eco solo llevaba su peluche.

Por otro lado, Cosette ni siquiera comenzó a sudar.

“Hemos llegado”

Se dio la vuelta y sonrió a Ash y Eco.

A través de la puerta, podían ver un jardín que estaba separado en dos mitades por una pasarela. Debía haber sido bien cuidado por un buen jardinero. Incluso Ash, que no tenía ningún interés en la jardinería, quedó asombrado.

En la parte posterior del jardín se encontraba un elegante edificio.

Esa era la casa Epona, el dormitorio de las chicas de clase avanzada.

“Finalmente hemos llegado…”

Ash colocó su equipaje que estaba lleno de necesidades diarias y ropa en el suelo.

¿Cuánto tiempo llevo caminar desde la casa Apolo? Ash no se molestó ni siquiera en pensarlo.

Esta academia Dragon Rising donde los humanos y dragones convivían tenía una superficie de tierra muy grande.

En ella, había numerosas clases, una iglesia, una sala de conferencias, una biblioteca, una cafetería, siete casas de dragones, cuatro dormitorios, un campo de deportes… incluso incluía un estadio que se utilizaba durante los eventos.

Aunque existía el distrito comercial y las viviendas, estaban más allá de los muros de la academia, en comparación con el tamaño de la academia, parecían extras. Esa es la razón por la cual a Ansarivan se le llamó la ciudad académica.

Dejando eso de lado, la distancia entre el dormitorio de los chicos y el dormitorio de las chicas debía haber sido organizado a propósito por la academia.

“Por favor entrar”

Cosette abrió la pesada puerta y les dio la bienvenida a los dos.

 

Parte 06

En la parte superior, la mayoría del piso de la casa Epona era la habitación de uso real.

Parecía una suite de hotel de clase alta e incluso tenía un gran espacio.

Aparte de una caldera en la habitación de estar, también había un comedor, una habitación de estudio, dormitorios, un baño, una cocina, etc. En una habitación que tenía todo, parecía como si fuera otro mundo en comparación con la habitación de un estudiante normal.

Silvia caminaba de un lado a otro alrededor de su habitación sola, preocupada interminablemente.

“¡Argh! ¡Qué pasa conmigo! ¿Por qué no puedo calmarme? Incluso el lema de mi familia dice ‘¡Siempre mantén la calma, especialmente en un apuro!’”

A pesar de que ni siquiera estaba en apuros, Silvia no podía dejar de preocuparse. Era hora de que Cosette llegara con Ash y Eco.

“¡Eso es!”

Silvia se detuvo en seco por un momento y luego corrió a la habitación de maquillaje y se paró frente a un espejo.

Se aplicó una fina capa de maquillaje en la cara.

Intentó peinarse muchas veces.

Sus vestimentas y accesorios eran elegidos por Cosette.

Se puso su camisón, una falda con dos capas de adornos, calcetines y un collar hecho de brillantes cristales de dragón que actuaban como joyas.

Frente al espejo, ella era como su habitual… no, ella era al menos dos veces más hermosa que lo que solía ser.

Silvia se puso roja cuando se dio cuenta de lo hermosa que era.

“¡Por qué debería vestirme! ¡Está bien solo apegándome a lo que suelo hacer!”

Ash estaba a punto de llegar.

Hasta que el dormitorio de chicos terminara su renovación, Ash se quedaría allí dos semanas.

Su corazón comenzó a latir rápidamente al pensar en ello.

“Este sentimiento… es el mismo sentimiento que ese momento…”

Silvia recordó sus memorias.

En el momento de su séptimo cumpleaños, conoció a un niño en el bosque Albion.

¿Por qué? ¿Por qué tenía la sensación de regresar a la época en que tenía siete años cada vez que pensaba en Ash…?

Silvia de repente recuperó el sentido.

“¡Detente! ¡detente! ¡detente! ¿¡Esto no significa que estoy deseando que llegue!? Correcto… debería cambiarme a mi ropa normal…”

Silvia salió de la habitación de maquillaje y entró en la habitación de estar. Rápidamente se quitó toda la ropa excepto su ropa interior. Luego caminó por el pasillo hacia el vestuario.

De repente, la puerta se abrió justo frente a sus ojos.

“Princesa-sama, hemos regresado”

Cosette entró con una sonrisa.

“¿¡Princesa-sama!?”

Ash estaba justo detrás de Cosette con los ojos bien abiertos. ¿Por qué su cara esta roja? ¿Es por el calor?

“¡…!”

Silvia inmediatamente salió de la confusión. Ella solo recordaba que, en ese momento, solo estaba usando su ropa interior.

“¡Kyaaaaaaaaaaa!”

Silvia corrió y se escondió detrás de la puerta mientras gritaba alto.

 

Parte 07

“¡Eh, tú! ¡Solo hasta cuando vas a seguir mirando!”

“¡Ay!”

Ash regreso a sus sentidos después de que fue pisoteado en la pierna por Eco.

Justo cuando había entrado por la gran puerta, había visto a Silvia solo en ropa interior. El encaje de color blanco quedaría grabado para siempre en su mente.

Por cierto, ¿Por qué Silvia llevaba solo eso? No importa cuán caliente pudiera ser el clima, no se ajustaba a su imagen.

“Voy a revisar a princesa-sama. ¿Podríais los dos esperar aquí un momento, por favor?”

Con una sonrisa feliz en su rostro, Cosette desapareció en el pasillo. En solo un momento –

“No. Esto definitivamente no parece natural”

“No no. Definitivamente te queda bien”

“Pero… ¿Esto no me hará ver que estoy ansiosa por su llegada?”

“¿Huh? ¿No es así?”

Toda su conversación fue escuchada por Ash.

“¡Venga! ¡Esto es una desgracia! ¡Cómo se atreven a hacer que una dragona espere en la entrada!”

Eco que estaba parada justo al lado de Ash estaba cabreada. El juguete que tenía con ella, que tenía una cara descuidada, fue aplastado por la fuerza anormal de Eco.

Ash sintió lástima por el juguete. Si esto continuara, Ash probablemente sería la próxima víctima.

“Perdón por la espera”

Justo cuando Ash estaba a punto de ser rodeado por su miedo, Cosette había regresado a la entrada con Silvia que se escondía detrás de ella.

El corazón de Ash dio un vuelco cuando vio la ropa de Silvia. Dada una sensación completamente diferente en comparación con el uniforme escolar que ella usualmente usaba. Una gran parte de su piel quedaba expuesta al usar el camisón. Había capturado totalmente su atención.

“Por favor entrar”

Ash recuperó el sentido después de escuchar la voz de Cosette.

“P-Perdón por la intrusión”

En oposición a Ash, Eco estaba mirando alrededor de la habitación con una pizca de preocupación.

“Aun así… ¿Eres solo una princesa de la familia real del país Lautreamont Knight y tienes una habitación tan grande?”

Tal vez estaba enojada porque le dijeron que esperara en la entrada, Eco estaba diciendo algo que calmaría su enojo.

En verdad, incluso Ash estaba sorprendido por la habitación en sí. Solo la entrada en sí es más ancha que la habitación de Ash. Había incluso imágenes de caras de aspecto a lo largo de la pared y esculturas de dragones.

“Por favor no te enojes. Esta habitación fue hecha especialmente para la realeza, sería natural si princesa-sama se queda aquí”

Ash trató de calmarla.

“Pero, ¡Yo también soy una princesa dragona! ¿¡Por qué hay tanta diferencia en nuestro tratamiento!?”

“¡Tampoco es que quiera quedarme en esta habitación!”

Silvia intentó hablar por sí misma incluso cuando estaba siendo amenazada por Eco.

“Incluso traté de decirle a la academia que me permitiera recibir el mismo tratamiento que el resto de estudiantes, pero nunca escuchan…”

De repente, Silvia se detuvo en el suelo. Ni siquiera hubo un mínimo movimiento.

“Princesa-sama… ¿Qué pasa? No te ves bien”

Ash estaba preocupado por ella, pero no respondió.

Seguía mirando el muñeco de peluche que Eco llevaba con sus ojos azules.

Silvia de repente saltó hacía Eco y la agarró por los hombros.

“¡Eco! ¿Puedes decirme cómo cayó ese juguete en tu posesión?”

Eco se confundió.

“Yo… no tiene nada que ver contigo”

“¡Por favor dímelo! ¡Esto es muy importante!”

Silvia gritó en voz alta.

“… Yo lo recogí”

Eco lo murmuró cuando ella giró su cabeza a un lado. Parecía que no quería decirle a Silvia que era un regalo de Ash. Ash se preguntaba por qué ella insistiría en eso.

“¿Lo recogiste? ¿cuándo? ¿dónde?”

Silvia estaba siendo persistente.

“¡Venga! ¿Por qué tengo que decírtelo?”

Eco perdió su paciencia y gritó.

“… ¿Por qué no puedes decírmelo?”

“E-Eso es porque… no tengo la obligación de decírtelo”

“Ahora lo veo, estás jugando al tonto… parece que debo resolver esto”

De repente, Silvia saltó hacía Eco con ambas manos estiradas.

“¡Oye!… ¡No bromees conmigo!”

Eco la esquivó con el juguete en sus brazos.

Con la habitación real como escenario, las dos comenzaron a correr como un grupo de niñas. En un abrir y cerrar de ojos, ambas desaparecieron detrás de una puerta.

“Err… ¿De qué trata todo esto?”

“¿Cosette-san?”

Para su sorpresa, Cosette también estaba paralizada en su propio sitio. Era raro verla hacer una cara así.

Cosette recuperó el sentido después de que Ash la llamara y comenzó a explicarlo.

“Simplemente lo recuerdo… me temo que ese muñeco de peluche… es un tesoro importante para la princesa-sama durante su infancia”

Ash estaba sorprendido por su respuesta.

“¡Espera un momento! ¡Eso no debería ser posible! Debe de haber muchos más juguetes de peluche con el mismo diseño, ¿no?”

Cosette respondió con calma: “No. No hay. Ese juguete es único en este mundo. Fue un artículo de edición limitada. En realidad, fue hecho por un famoso artista del reino Chevron llamado Leonard De Mirabeau y se lo dio a la princesa-sama a los cinco años”

“¿De verdad? Ese juguete torpemente hecho es…”

“Eso no es… su aspecto extraño era en realidad el estilo de Mirabeau-sama. ¿Las personas no solían decir que solo había una línea plateada que separaba a un genio de un loco? Si ese muñeco fuese comprado en una subasta de antigüedades… debería tener un precio de cinco millones de eccles como mínimo”

Cosette le contó la impactante verdad con cara seria.

“¡Cinco millones…!”

Ash se quedó sin palabras.

Su rostro se puso pálido.

¡Cinco millones de eccles!

Ash ni siquiera podía imaginar esa cantidad de dinero. Él simplemente sabía que no podría terminárselo al vivir el resto de sus días disfrutando de la vida. Él nunca supo que ese tesoro estaba escondido en su armario.

“¡D-Deberíamos intentar detenerlas primero!”

Ash comenzó a buscarlas en la enorme habitación.

 

Parte 08

“¡Finalmente! ¡No podrás escapar!”

Eco que corría en la habitación de Silvia ahora estaba como una rata en una bolsa. Solo había una salida y las ventanas eran demasiado altas para saltar, ya que este era el piso más alto.

“Tsk… ¡Estás siendo persistente!”

Eco retrocedió hacia la pared y, como una madre que protegía a su hijo, intentó intimidar a Silvia.

Por un momento, Silvia quedó impresionada por su belleza, pero al instante siguiente, gritó: “¡No me has dicho nada todavía! ¡Solo quiero saber cómo llegó ese juguete a tu posesión!”

“¿¡Por qué querrías saberlo!?”

“E-Esto… ¡Tengo mis razones! ¡Por favor, Eco!”

“Hmph… yo también tengo las mías. ¡Nunca te lo diré, solamente tú!”

Ambas se miraban la una a la otra sin ninguna intención de retroceder.

Silvia se dio cuenta de que lo que dijera era inútil.

“Ahora lo has hecho. Aunque no es de mi agrado… debo resolver esto por la fuerza”

“¡Qué! ¡Quién te crees que soy! ¡Mira si puedes hacerlo!”

“¡Bien por mí!”

Silvia saltó hacia adelante sin piedad.

Aunque debía evitar la fuerza anormal de Eco, las acciones siempre habían sido sencillas y siempre fáciles de leer.

Por otro lado, aparte de Drag arts, Silvia había dominado muchos más estilos de lucha. Es algo normal que hacer por alguien que nació en la familia real del país Lautreamont Knight.

Después de luchar en el suelo como mocosos, Silvia salió como la ganadora.

“¡Ahora has sido capturada!”

Silvia estaba presionando el diminuto cuerpo de Eco en el suelo y sin darla oportunidad de defenderse, ella montó a Eco.

“Tsk… ¡Déjame ir!”

“¿Hay algún idiota en este mundo que se mueva una vez que lo piden?”

La ganadora había sido decidida. Incluso cuando Eco tenía su fuerza anormal, nunca podría vencer a Silvia.

Pero, había una razón por la cual Silvia pudo vencerla fácilmente.

Eco nunca había soltado al muñeco de peluche incluso después de haber sido presionada contra el suelo. Si Eco simplemente dejara ir ese juguete, la pelea podría continuar arrastrándose. No, incluso podría ser Silvia quien fuese presionada contra el suelo.

“¡Por favor, Eco! Esta no es una orden. Aunque no ha pasado mucho tiempo desde el día en que te conocí, siempre pienso que eres una amiga. Es por eso… ¿Podrías decírmelo por favor?”

Justo cuando Silvia le suplicaba a Eco con una voz temblorosa…

“¡Eco! ¡Princesa-sama!”

La puerta se abrió con un golpe y Ash entró corriendo.

Silvia se dio la vuelta para mirar a Ash mientras estaba presionando a Eco contra el suelo.

“¡Espera, Ash! ¡Nunca tuve la intención de herir a Eco! Solo quiero preguntarle a Eco sobre eso… ¡No importa qué!”

“Pero, princesa-sama no actúas como tú. Aun así, Eco es mi Pal, no perdonaré a nadie que trate de herirla, incluso si es princesa-sama”

Después de que Ash lo murmurara tristemente, él le mostro su brazo izquierdo.

Silvia sabía que tenía su Seikoku anormalmente grande cubierto con una venda.

“¿Tu Seikoku…?”

Silvia estaba sin palabras.

El Seikoku bajo el vendaje obviamente parpadeaba con luces brillantes. Esa era una señal dada cuando el Pal estaba en peligro.

Por ejemplo, a pesar de que Silvia no tenía intención de herir a Eco, pero Eco sintió que estaba en peligro y envió la señal a su maestro Ash en busca de ayuda…

“Lo siento, Eco… lo siento mucho. Estoy equivocada por asustarte… pero, tengo mis propios motivos. ¡Por favor, Eco! ¡Dímelo por nuestra amistad!”

Silvia estaba forzando una respuesta de Eco.

“… ¿Eco?”

Eco no respondió. Justo cuando Silvia se confundió, Eco estaba rodeada por una luz brillante.

“¡Oye, Eco! ¿Qué pasa?”

Eco todavía no respondió. En este momento, Eco era como una muñeca, sin mostrar expresión.

Incluso sus ojos parecían no reflejar nada.

“Urgh…!”

Un instante después, Silvia estaba siendo atacada por un fuerte viento.

“¡Princesa-sama!”

Seguido del grito de Ash, la espalda de Silvia choco contra la pared. Ella casi no podía respirar por eso.

 

Parte 09

“¡Princesa-sama!”

Justo cuando Ash intentaba ayudar a Silvia a salir, Cosette llegó.

“Me haré cargo de princesa-sama. ¡Ash-sama, ve a ayudar a Eco-chan! ¡Esto no es cosa de risa!”

La voz de Cosette parecía ser más seria y nerviosa que de costumbre.

“¡Entendido!”

Ash corrió directamente hacia Eco.

Su Seikoku comenzó a doler.

Él recordó este sentimiento.

Tuvo la misma sensación cuando Eco despertó en la capital Fontaine.

Aunque el dolor no era tan fuerte como ese momento, Ash sabía que este era el signo antes de su transformación en una dragona.

Eco se puso de pie lentamente con el lindo juguete cayendo al suelo.

Estrictamente hablando, ella no estaba de pie.

Había un espacio entre sus pies y el suelo.

¡Ella en realidad estaba flotando…!

Sus miembros ahora estaban rodeados por la misteriosa luz que era tan brillante que no podía mirarla directamente.

Sin embargo, Ash continuó avanzando.

“¡Detente, Eco! Si vas a despertar aquí…”

En el peor caso posible, esta casa Epona sería destruida. No, incluso podría estar relacionado con la supervivencia de la ciudad…

Eco tenía una larga etiqueta como elemento de peligro por varios gobiernos de países. La razón por la cual Mirabel fue enviada para llegar a ser la directora de la academia era para vigilar a Eco.

¡Si ella se fuera a transformar en una dragon en este momento…!

Ash avanzó sin pensarlo y abrazó a Eco.

Una gran cantidad de magia fluía de su pequeño cuerpo. Si hubiera sido descuidado, incluso sería tragado por la magia y perdería la conciencia.

Ash gritó con todas sus fuerzas en los oídos de Eco.

“¡Contente a ti misma! ¡M-Me gustas como eres ahora! ¡Está bien si te quedas como estás! ¡No tienes que obligarte a cambiar a tu verdadero yo!”

Parece que las palabras de Ash habían pasado y que la magia que rodeaba a Eco había desaparecido. Incluso las luces ya no estaban allí. El Seikoku de Ash también había dejado de responder.

“Estamos a salvo…”

Ash respiró con un suspiro de alivio.

“… ¿Huh?”

Eco parpadeó sorprendido y murmuró: “¿Qué has hecho…? ¿Por qué estás…?”

Al darse cuenta de que estaba en los brazos de Ash, Eco saltó de los brazos de Ash con la cara roja por la vergüenza.

 

Parte 10

“Lo siento por lo sucedido en ese momento. Nunca pensé que estabas tan en contra de eso… no, no debería poner ninguna excusa. Un caballero debe admitir sus propios errores. ¡Me disculpo profundamente!”

Después de que el grupo se sentara en una mesa de comedor en la habitación de estar, Silvia se disculpó con Eco sinceramente.

“Hmph… supongo que esto debería ser suficiente”

El afán de Silvia por disculparse inclinando la cabeza había comenzado confundido a Eco. A pesar de que ella continuó hinchando sus mejillas como protesta, al menos aceptó la disculpa de Silvia. Ash quien lo notó respiró con un suspiro de alivio.

“… Como todo está arreglado, permítame preguntarte. ¿Cómo llegó ese juguete a tu posesión?”

Las palabras de Silvia hicieron que Eco se cabreara de nuevo.

“¿¡Ha!? Tú… ¿¡Solo disculpándote y todavía quieres preguntar!?”

“Me disculpo por resolver ese asunto por la fuerza. Prometo que esta vez, no intentaré interrogarte por la fuerza. Pero a cambió, continuaré preguntando hasta que me respondas. Recuerda, continuaré preguntando”

Silvia era bastante terca. Incluso sonrió a Eco con la cara llena de confianza.

“No puedo creerlo…”

Eco suspiró.

“Lo siento, Eco-chan”

En ese momento, Cosette regresó de la cocina con una bandeja de plata llena de tentempiés y té.

“Ese juguete que Eco-chan tiene en este momento… probablemente perteneció a princesa-sama hace mucho tiempo”

“¿Cómo puede ser…?”

Mientras estaba sorprendida, Eco dio un mordisco al crepe con sabor a vainilla que Cosette le entregó. Si fuese la Eco habitual, ella definitivamente gritaría ‘¡Delicioso!’ en el primer bocado, pero en este momento, ella estaba con una mirada seria. Como era de esperar, incluso Eco no pudo disfrutar su comida favorita adecuadamente.

“Lo que dijo Cosette es verdad. Ese juguete definitivamente es algo importante para mí durante mi infancia”

Silvia habló con calma como si estuviera tratando de enseñarle a un niño que no sabía nada.

“¿¡Ha!? ¡Eso es imposible! ¡No entiendo nada de esto!”

Eco colocó su crepe a medio comer en su plato. Ash se sorprendió de que priorizara la discusión antes que su crepe.

“Lo sabía en el momento en que lo vi. Solo hay uno de estos juguetes de peluche en todo el mundo. Es un juguete muy importante”

“¿¡Cómo puedes tener tanta confianza!?”

“Ni siquiera saber el valor de ese juguete. Cualquiera que conozca su valor lo reconociera a primera vista”

“¡Arrrrrrrgh! ¡Esa explicación es totalmente inaceptable!”

Eco estaba una vez más cabreada, pero al menos Silvia conocía su límite. Gracias a eso, la atmósfera no resultó ser peor que esa… Ash pensó en secreto.

“Vamos vosotras dos…”

Cosette obviamente no estaba nada preocupada. Ella parecía estar disfrutando de esto.

“Haa… parece que no tengo otra opción”

Ash suspiró.

“Por favor escucha con atención, princesa-sama. Ese peluche estaba en mi armario. Se lo di a Eco porque parecía gustarle”

“¡Oye! ¿¡Por qué le dijiste eso a ella!?”

Eco regañaba a Ash con la cara roja.

“¿Qué más puedo hacer? Si os lo dejo a vosotras dos, lo mismo continuara una y otra vez”

“Yo… quería que esto fuera un secreto entre los dos”

El murmullo de Eco captó la atención de Ash.

“¿Qué dijiste?”

“¡N-Nada! ¡Ni siquiera ves!”

Eco evitó su rostro con ira. ¿Por qué ella debía enojarse…? Ash se preguntó.

Por otro lado, Silvia estaba mirando a Ash.

“Ash… ¿Dijiste que este juguete estaba en tu armario?”

“Ese parece ser el caso”

Ash se encogió de hombros.

“En realidad, no estoy muy claro al respecto. Creedme o no, hay un espacio en blanco en mis recuerdos… ni siquiera sé cómo entró en mi poder. Ni siquiera sé si vale si la pena si no es por Cosette”

Silvia estaba mirando a Ash con tanta atención casi como si fuera a perforar un agujero en su frente. Ella luego hizo una pregunta extraña.

“¿Cuándo es tu cumpleaños?”

“¿Huh? El día tres del mes Aries… ¿Qué hay de eso?”

Después de que Ash respondió honestamente, Cosette habló sorprendida.

“Oh, qué casualidad. Parece que princesa-sama también nació en el mes Aries. Por cierto, ella fue el día siete”

“Hmm… es la primera vez que escucho de eso”

“Huhu… entonces Ash-sama es el hermano mayor por cuatro días”

“E-Eso… ¿No es?”

“¡Ash!”

Silvia de repente se apoyó contra él. Ash podía ver su pecho que estaba cubierto por la delgada tela de ropa de verano.

“¿Princesa-sama?”

“A pesar de que esto puede parecer abrupto, pero ¿Todavía recuerdas la fecha en que fuiste a la ceremonia de huérfanos?”

“Err… realmente no recuerdo los detalles, pero no debería ser muy lejos de mi séptimo cumpleaños. Como mi ciudad natal estaba en un pueblo lejano, comencé mi viaje cuando aún tenía seis años. Recordé que tuve mi séptimo cumpleaños en un carruaje de caballos”

Una vez que alcanzaran los siete años de edad, todos los ciudadanos del país Lautreamont Knight debían visitar el bosque Albion.

Para Ash, si se hubiera ido después de su séptimo cumpleaños, nunca podría llegar al bosque Albion en un mes.

“Por cierto, ¿Importa la fecha en que fui a la ceremonia de huérfanos?”

“… No nada. Tengo algo que quiero discutir con Cosette. Por favor, quedaos aquí por el momento”

Silvia se levantó de repente y arrastró a Cosette de la mano con ella.

“Qué rara la princesa”

Ash tomó un trago de la taza de té rojo.

 

Parte 11

Después de que Silvia entró en la habitación de maquillaje, Cosette supo de inmediato lo que estaba pensando.

“¿De qué quieres hablar, princesa-sama?”

“Sobre eso…”

“No parece algo fácil”

Como había estado con Silvia durante bastante tiempo, Cosette supo de inmediato lo que estaba pensando.

“Aaah… eso es correcto”

“Haré todo lo que me pidas si soy capaz de hacerlo. Si la situación lo requiriera, podría incluso ser las extremidades de princesa-sama o incluso tu escudo… ese es mi deber”

Silvia tomó una decisión y dijo su deseo.

“En realidad, quiero que regreses al palacio e investigues la lista de nombres de los niños que fueron a la ceremonia de huérfanos el mismo día que yo. Esto debería ser fácil para ti, ¿no?”

Sin embargo, Cosette le dijo a Silvia algo fuera de su imaginación.

“Los registros de la ceremonia de huérfanos son el secreto más importante del país. Incluso si eres la princesa, estarías violando la ley al tratar de investigarlos”

“Entonces, tu deber será evitarla. Por favor, solo puedo poner mis esperanzas en ti. Con tu habilidad, leer documentos secretos no debería ser un problema, ¿verdad?”

“Eso no suena bien, princesa-sama. La habilidad que solo conozco es una técnica antigua que se transmite en la familia Shelley y una técnica de espionaje. Todos son utilizados para proteger a la familia Lautreamont Knight”

“¡Lo entiendo, pero…!”

Silvia la agarró por los hombros y miró a Cosette con ojos de perrito.

“Por supuesto que lo haré si esta es tu orden. Pero, ¿Qué harás si Ash-sama es realmente ese chico?”

La cara de Silvia casi estalló en llamas.

“¡Solo quiero saberlo! ¡Es correcto, solo quiero saber sobre la verdad!”

Cosette lanzó una sonrisa irónica.

“Hmm… dejando eso de lado, durante el tiempo en que no este, cuando llegue la noche y Eco se haya dormido, ¿No estaréis vosotros solos?”

“¿¡Cuando la noche llegue… nosotros dos…!?”

Esta vez, vapor salió de sus oídos. Su corazón latía sin parar.

“¿D-D-D-De qué estás hablando? ¡No tengas ninguna vergüenza! ¡Qué descarada! Yo… ¡Creo que Ash no es alguien desvergonzado! ¡Es por eso que no hay ningún punto detrás de tu pregunta!”

Silvia espetó y Cosette asintió.

“Yo también tuve la misma sensación”

“Entonces, ¿Por qué molestarte en preguntar?”

Cosette sonrió y sacó algo. Era una pila de papel unida por un clip.

“¿Qué es eso?”

“Huhu… una copa del secreto de la familia Shelley. Una receta para hacer soñar a los hombres. Aunque quería usarla durante este verano para enseñarte a princesa-sama algo de cocina… pero esta es una buena oportunidad para probarla. Aunque princesa-sama no tenga ninguna experiencia real, ¿No es esta una buena oportunidad para mostrar tus habilidades culinarias a Ash-sama?”

Silvia sintió como si su cuerpo estuviera ardiendo.

“¡Espera! ¿P-P-Porque debo mostrarle a Ash mis habilidades para cocinar?”

“Si no me equivoco, el lema de la familia Lautreamont mencionaba que ‘Disparar a un general, primero dispara a su caballo’, ¿verdad?”

“¿Qué tiene que ver con esto?”

“En el lema de la familia Shelley, hay algo como esto: ‘Para conseguir a un hombre, primero debes llenar su estómago’”

“¿¡Qué clase de lema familiar es ese!?”

“Huhu… cuando el estómago de Ash esté vacío, y princesa-sama le dé su comida casera, seguramente se enamorará de ti”

“… ¿¡Enamorarse de mí!?”

Cosette era como un demonio susurrando en los oídos de Silvia.

“Cuando una princesa que no parece saber cocina, ¿Qué hombre no se conmovería?”

“¡Corta el rollo! ¡No quiero que Ash se fije en mí! ¡nunca! E-Es solo que tenía cierto interés en la cocina desde hace mucho tiempo. Aceptaré tu oferta por eso”

Cosette le tendió la recete mientras sonreía.

“Ahora, he recibido mis órdenes de princesa-sama y partiré inmediatamente de Ansarivan”

“¿Huh? ¿Inmediatamente?”

“Es mejor si actuamos rápido, princesa-sam”

Cosette levantó los dos lados de su falda ligeramente y se inclinó con gracia.

EPSON scanner image

De repente, como la niebla, Cosette desapareció de la vista de Silvia como una maga.

“¡H-Hey! ¿Cosette?… ¿De verdad quieres partir en este momento?”

Silvia se preocupó cuando no escuchó ninguna respuesta.

“¡Espera, Cosette! ¡Deberías permitirme tener una preparación mental antes…!”

Silvia miró alrededor de la habitación con lágrimas en los ojos. Parece que Cosette realmente se había ido.

“Tsk… ¡Ella nunca me toma en serio!”

Después de que Silvia murmuró arrepentida, echó una larga mirada a la receta que le dio.

Anterior   Index   Siguiente

[1] Bergamota: Al parecer es una fruta: https://es.wikipedia.org/wiki/Citrus_×_bergamia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s