Capítulo 01 El primer amor es una enfermedad desagradable que todo el mundo sufre

Poco después del amanecer, un agudo chillido atravesó el bosque.

El follaje de los densos árboles se extendía como techo, bloqueando los rayos del sol. Era un lugar llamado cosas como ‘Forest of the lost’. En el centro de este bosque se encontraba un castillo viejo y abandonado, cubierto de enredaderas, y se rumoreaba que los difuntos, los demonios y los magos residían dentro.

Zagan caminó a través de ese espeluznante bosque. Era un joven que cumpliría dieciocho años este año, con pelo negro y ojos plateados. Tenía un rostro atractivo y vestía una túnica negra que estaba forrada con tela roja. Si vistiera un atuendo más limpio, podría haber sido capaz de llamarse noble de algún lugar.

“¡Por favor, detente, Maias! Entra en razón…”

Una mujer podía ser vista, siendo retenida por un hombre que parecía un caballero. La mujer aún era joven, probablemente lo suficiente joven como para seguir llamándola niña. Tenía un hermoso cabello como el cobre bruñido y profundos ojos azules con una piel etérea y blanco pálido. Por la suave curva del puente de su nariz, parecía tener refinada la gracia de un noble, pero la impresión poco femenina que daba era incluso más fuerte que eso.

Sin embargo, incluso era cara alegre se retorcía de miedo.

Puede haber sido la hija de un joven noble y su acompañante caballero, pensó Zagan mientras caminaba despreocupadamente hacia ellos. Mientras lo hacía, la niña luchaba fuertemente contra el hombre, arañándole la cara.

“Hch –“

Sin embargo, el que palideció no fue el hombre. La piel de la cara del hombre se rasgó suavemente con el rasguño de la niña. La piel fue arrancada, y la sangre mezclada con trozos de piel cayó al suelo en gotas.

“Heee –“

La niña dejó escapar un grito extraño ante la horrible visión. Debajo de la piel rasgada, no había cara. La oreja y nariz del hombre habían sido arrancadas, y estaban deformadas, los pómulos rotos.

El hombre es un mago entonces, eh.

Zagan sabía que este era el precio de la magia.

Con esa cara grotesca tan cerca, la pobre chica tembló torpemente. El hombre sacó un cuchillo de su cintura, dejándolo deslizar sobre su pecho como si lo estuviera acariciando.

La blusa cayó al suelo mientras gemía sin palabras, no era difícil imaginar lo que le esperaba.

El hombre se rió de la niña, incapaz de hablar por vergüenza y miedo.

“Jajaja, esa es una cara bastante excitante. Lamento decepcionarte, pero no voy a violarte como esperas. Las vírgenes son muy valiosas para los magos, ¿sabes?”

No seré contaminada.

El rostro de la niña estaba teñido de alivio por un momento ante las palabras del hombre, pero la niña no lo sabía.

Que encontraría un destino aún más horrible que la contaminación.

“La piel pelada de la cara de una virgen viva es un buen catalizador. Simplemente no mueras, ¿okay?”

La carne tirada en el suelo se reflejó en sus ojos.

“¡N-No-NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!”

El hombre sonrió aún más, como si la chica gritando levantara su ánimo.

“Ya verás, despellejándote bien chicas como tú es personalmente satisfactorio. Una vez que termine con tu cara, cuidaré bien de tu cuerpo, así que no te preocupes. Hihyahyahya”

Justo cuando Zagan llegó detrás de él, agarró la cabeza del hombre con un agarre como una garra y tiró de él con una mano.

“¿E-Eh…?” El cuchillo que estaba presionando la mejilla de la chica se alejó, y el hombre dio una exclamación idiota: “¿¡Quién demonios eres tú!?”

Ya había tenido suficiente de la enojada voz del hombre que no parecía entender la situación en la que se encontraba.

“No, ¿Quién eres tú? No me importa si es una violación o una tortura, pero causar un alboroto en el jardín de alguien cuando está durmiendo le va a despertar”

Una molestia en la noche, y mucho menos el hombre, la chica estaba asombrada ante las palabras que no tenían ningún indicio de compasión o indignación moral.

El bosque alrededor del castillo abandonado era el territorio de Zagan, y al mismo tiempo, nadie podía vencerle allí.

Un mago probablemente podría entender eso, y el hombre tiro el cuchillo y levantó las manos.

“¡E-Espera! Eres un mago también, ¿verdad? Matarme no te ayuda, si pasas por alto esto, ¡Compartiré mi investigación!”

Él suplicaba por su vida, y además de eso, estaba pidiendo entregar su fortuna. Para los magos, su investigación individual era su poder, porque la obtención de conocimiento permitiría utilizar muchas magias. A pesar de esto, Zagan miró al sospechoso y escupió: “La magia que necesita despellejar personas… no la quiero”

Inmediatamente después, la cabeza del hombre fue aplastada como una fruta.

“… Ah, ¡ups!”

El hombre estaba sentado a horcajadas[1] sobre la niña, así que debido a que su cabeza había sido aplastada, los trozos de piel y sangre llovieron sobre la niña. Cubierta de sangre, la niña se desmayó y probablemente tendría una o dos heridas psicológicas si se despertara.

Naturalmente, la culpa se apoderó del pecho de Zagan al tratar a una niña así.

C-Cálmate. Soy un mago, puedo cambiar algo como esto de inmediato.

Si no hubiera sangre, la niña podría convencerse de que todo fue un sueño y olvidarse de ello. Zagan tomó una respiración tranquila y giró su dedo índice levantándolo.

“[Surging ring]”

Con ese canto, un gran anillo se extendió en el suelo. Un círculo mágico de delicados caracteres y diagramas. Como si el tiempo retrocediera, las vísceras se separaron de la niña y se juntaron en el cadáver del hombre, junto con la sangre que se adhería a la mano de Zagan.

Esto era magia.

La magia generalmente se realizaba dibujando círculos mágicos. Dentro de esa marca, las leyes de la física podían ser ignoradas y los fenómenos representados como un mago los deseara. Al idear esos procesos y estructuras, las diferencias en la fuerza individual se hacían evidentes.

Los hechizos ponían ese significado en las palabras, y pasaban tiempo dibujando el círculo mágico, pero eran fundamentalmente la misma cosa.

Naturalmente, la magia era solo mover cosas, así que mientras las vísceras acumuladas se juntaban en la forma de la cabeza faltante, pronto se desmoronaría. A pesar de esos, la niña había sido restaurada, incluso hasta su ropa rasgada, mirándola a la cara una vez más, Zagan dejó escapar un profundo suspiro.

Ella es hermosa.

Luego notó un colgante alrededor del cuello de la niña.

“… Una cruz, ¿Ella es de la iglesia?”

La iglesia odiaba a los magos, y eran seguidores de un autoproclamado dios. Y ellos mantenían esa justicia con los caballeros santos.

Un caballero era ordinariamente un soldado distinguido que ofrecía su lealtad a un monarca, pero no podían resistir a los magos. Sin embargo, la iglesia tuvo milagros de parte de dios que les permitió hacerlo. Los caballeros del monarca no eran los que marchaba a la batalla con los magos, sino los caballeros santos de la iglesia. En otras palabras, eran antiguos enemigos de los magos.

Qué hago, tengo la sensación de que pensarán que lo hice…

Zagan había ayudado más o menos a la niña, pero desde su punto de vista, probablemente se vería como si malvados magos hubieran peleado entre ellos. Y para colmo, la habían rociado con sangre.

Todavía podría ser difícil resolver el malentendido, incluso si la chica se despertara. Sin embargo, matar a la niña que había salvado, en cierto modo, dejaría un mal sabor de boca.

“… Bueno, supongo que está bien”

Después de preocuparse un poco, Zagan decidió abandonarla fuera. Alguien probablemente la encontraría si la dejara en el camino principal fuera del bosque. Si la encontraba un matón eso añadiría heridas a la niña inconsciente, eso sería su mala suerte. No sentía ningún deber de ir tan lejos como para cuidarla.

Golpeando levemente con su talón en el suelo, otro círculo, diferente al anterior, se extendió por debajo de ella. Era un círculo mágico de transferencia que conectaba el interior y el exterior de su territorio. Sin embargo, antes de que la niña fuese transferida, algo vino del destino del círculo.

“¿Hm?”

Zagan abrió los ojos de par en par.

¿Alguien usurpó mi círculo?

Esto estaba dentro de su territorio. En el caso de intrusos como estos, Zagan prácticamente había cubierto su castillo y su territorio en círculos mágicos. Eran un campo delimitados. Un campo para alertar de intrusos, un campo para detener, un campo para debilitar la fuerza de otros magos, y un campo para fortalecerse. En otras palabras, el área era ventajosa para Zagan en todas las cosas.

Y, por lo tanto, usurpar el círculo no era una hazaña que pudiera ser lograda por un mago ordinario. Era un intruso inusualmente habilidoso, pero la reacción de Zagan fue despreocupada.

“No uses círculos de otras personas, Barbarus”

El que apareció era un joven larguirucho. Probablemente tenía alrededor de veinte años, dos años más que Zagan. Sin embargo, sus mejillas estaban hundidas, y anillos negros rodeaban sus ojos. Llevaba una capucha y varios amuletos alrededor de su cuello. Era obvio por el hecho de violar los campos delimitados de Zagan que tenía una cantidad extraordinaria de poder.

“Yo, Zagan. Ya te ves tan poco saludable como siempre”

“Eres el que parece poco saludable, Barbarus”

0021.jpg

De todos los magos del mundo, el único que se inmiscuirá tan descaradamente sobre el territorio de Zagan era Barbarus. Era el único socio de Zagan de delitos.

“Y nuevamente, no uses los círculos de las personas”

“Si no lo hiciera, no podría haberlo usado para venir aquí, ¿O sí?”

Los círculos mágicos eran la fuerza del mago. Había sobrescrito el círculo de Zagan con el suyo y lo utilizó para invadir, lo cual era más fácil decirlo que hacerlo. Aunque el área era ventajosa para Zagan, era dudoso quien ganaría si peleaban directamente. Él era ese tipo de mago.

Barbarus miró a la niña inconsciente y el cadáver que aún yacía en el suelo, y sus ojos se cerraron en una sonrisa.

“Dios, ¿Destruí una fiesta?”

“Es solo un pequeño castigo para un villano que se deja llevar por el jardín de alguien”

“Heehee, viniendo de ti”

Las criaturas conocidas como magos eran, sin excepción, villanos. Su preocupación era fortalecerse, la vida, y la fortuna de otros eran insignificantes en comparación. Si lo consideraban necesario, robarían sin una pizca de culpa.

Incluso Zagan que salvó a la niña antes no se debía a la moral, sino que era una simple cuestión de desinterés. Barbarus le miró.

“Bueno, esta chica tiene una gran cantidad de magia, ¿no? ¿Vas a usarla como sacrificio?”

“La magia de sacrificios no es lo mío”

Diciendo eso, golpeó con el talón en el suelo una vez más. El cuerpo de la niña estaba cubierto con una luz pálida y desapareció. Esta vez, ella había sido enviada fuera del territorio de Zagan.

“Qué desperdicio, podrías habérmela entregado a mí si no la querías”

“No secuestres a personas de los territorios de otros. Serás tratado como el culpable”

“Heehee, eso sería bueno, vamos con eso la próxima vez”

“… En ese caso, enviaría tu base volando, ¿sabes?”

Zagan le miró peligrosamente, porque era del tipo que realmente lo hacía. Sin embargo, eso también fue solo por unos segundos, antes de que se cansara de mirar.

“Oi oi, ¿Por qué luces tan soñoliento?”

“Me quede despierto toda la noche leyendo un grimorio. Me voy a dormir, si necesitas algo, vuelve más tarde”

“Jajaja, si tienes sueño, una pequeña inyección de adrenalina te despertará, ¿sí? No seas tan frío después de haber salido de mi camino para visitarme”

“Es porque haces ese tipo de cosas que pareces tan poco saludable”

Los magos eran los que pasaban sus vidas investigando la magia, con el objetivo de superar a la humanidad. Para investigar la magia, uno tenía que vivir. Así que los magos aprendieron primero cómo operar su cuerpo. No solo la aplicación de movimientos físicos, la magia para controlar el cuerpo a nivel celular era lo básico de la magia. Por lo tanto, los magos estaban más allá de la enfermedad, e incluso de una vida natural. Era al alcanzar ese nivel que uno podía llamarse a sí mismo mago.

Aun así, se consumirían sin agua ni agua, podían manipular la necesidad de dormir, pero no eliminarla. Era esto lo que había llevado la apariencia actual de Barbarus, por lo que Zagan no deseaba demasiado usar ese tipo de magia.

Barbarus soltó una risa extraña.

“No digas eso, tengo algo interesante que decirte”

Con una cara relativamente malvada, Barbarus lanzó un amistoso brazo alrededor de los hombros de Zagan.

“¿Algo interesante?”

Empujando el brazo de su irritante amigo, Zagan preguntó a cambio. Una sonrisa apareció en la cara hundida de Barbarus.

“Está bien. ¿Sabes que uno de los Demon Lords, Marchosias, cayó?”

Ese nombre, incluso los ojos de Zagan se abrieron de par en par.

‘Demon Lord’ no se refería al rey de los demonios, mencionado en las historias. Era nombre dado a esos Lords que alcanzaron el pináculo de la magia.

Junto con ese título, se les daba una gran cantidad de magia, y podrían tomar a otros magos de nivel bajo como sirvientes. Si los magos deseaban poder e influencia, entonces este sería el pináculo. Normalmente había trece, pero uno entre ellos finalmente había exhalado su último respiro a mil años de edad. Los magos mantuvieron su vida útil, pero parecía que todavía tenía sus límites después de mil años. Al escuchar acerca de ese Demon Lord, incluso Zagan no pudo ignorarlo.

“¿Oh? Dios mío, ¿No es una cara curiosa? Ah, espera, ¿No dijiste que querías dormir? Ahhh, qué pena que no sea algo tan interesante como para merecer tu enemistad”

“Deja de hacer un show y habla ya”

“… Tan grosero como siempre” Habló Barbarus con un suspiro de irritación: “Está esa ciudad Kianoides, ¿verdad? Marchosias hizo su territorio allí, pero hay una gran subasta allí. De las cosas concretas correctas a las cosas que nos gustan, todo está allí”

“No puede ser…”

Un trago de saliva salió de su garganta.

“¡Eso! ¡Eso es todo, los legados del Demon Lord!”

Sus primeros pensamientos eran sospechosos, pero Marchosias tenía mil años de edad, sus legados probablemente no serían una cosa o dos. Para uno de ellos aparecer en una subasta no sería extraño.

Barbarus le dio un codazo a Zagan con el codo.

“Entonces vamos, tú también vienes. Puedes recoger una mujer o dos también. ¿Y después de eso, crees que podrías ayudarme con un poco de apoyo?”

En eso, hizo la forma de una moneda con sus dedos. Básicamente, quería participar en la subasta, pero no tenía suficiente dinero. Mientras dejaba escapar un suspiro, Zagan no se negó.

“Entonces el legado sería mío, ¿verdad?”

“Eh, no, ¿no? Yo fui el que te lo dijo”

“Si no estás satisfecho con ello, busca a alguien más”

Con Barbarus aferrado a él al borde de las lágrimas, Zagan se resignó a ir a la subasta.

Sin embargo, sus pensamientos eran.

Mujeres… ¿eh?

Zagan era un hombre, y no era como si no tuviera ningún interés en la silueta femenina. La chica de antes había llegado a casa. Sin embargo, sus pensamientos al imaginar una escena con varias mujeres esperándole se volvieron molestas antes de que fuesen seductoras.

Ellas podían pensar y tratarlas como herramientas, pero en ese caso las herramientas mágicas que cumplían sus tareas sin abrir la boca eran mucho mejores. No era que no quisiera ser amado, pero la idea de tener que tratarla de la misma manera también era molesta. Más que el encanto del cuerpo, las desventajas que provocaría vinieron a su mente. También Zagan no había no había conocido a una mujer hasta ahora.

Y más importante aún, los humanos que no son fuertes mueren rápidamente.

No importa lo que le hicieron a un ser humano débil, no podía quejarse, si querían protegerse a sí mismos, debían fortalecerse.

Por eso Zagan había llegado a ser un mago fuerte con solo dieciocho años de edad.

… Bueno, él actuando como un mago tan distante solo duró hasta ese momento.

 

***

Kianoides era una ciudad de canal. Los barcos flotaban sobre los canales que se extendían como ramas hacia las cuatro esquinas del continente, y era una ciudad próspera basada en la distribución. No se trataba solo de bienes, sino que también se reunían varias razas allí.

Además de los humanos, había therianthropes, con garras y piel de bestia, personas con alas en la espalda, enanos que se especializaban en decoraciones delicadas, en desacuerdo con su apariencia pequeña y grosera.

Los barcos navegaban con sus diversos escudos de armas, e incluso el viento que soplaba desde los canales no podía cubrir el tumulto y el aroma de la tierra. Probablemente era una de las ciudades más bellas del condado, y se decía que todos los días pasaban más de un millón de personas.

Había varios dentro de esa hermosa ciudad usando collares con una cadena atada. Esclavos.

Había humanos, pero también de otras razas, y las personas con las que estaban no estaban limitadas a los humanos. Había enanos atacando a hombres gigantes con bastones, humanos acompañando a hermosas mujeres aladas, y therianthropes lamiendo leche de platos en el suelo como perros.

Algunos de ellos eran sin duda ‘Bienes’ para ser subastados.

La diferencia entre los que eran esclavos y los que no lo fueron era dinero, poder y suerte. Zagan había buscado fuerza desesperadamente, por lo que no era comprensivo.

Sin embargo, murmuró.

“Se siente extrañamente cargado”

Él estaba hablando de la atmósfera de la ciudad.

Esta no era la primera vez que venía a Kianoides, pero los caballeros de la iglesia patrullaban por todas partes. Los ciudadanos parecían asustados también, y llenos de ira. Era una presencia que normalmente no era tangible.

Barbarus sonrió alegremente.

“Parece que algunos imbéciles están recolectando exclusivamente chicas jóvenes para un experimento mágico”

“Sacrificios, ¿eh? Es un puente bastante peligroso para cruzar”

Al usar sacrificios, era posible controlar la magia que no se podía individualmente. El uso de sacrificios era común, por lo que no era tan raro en sí mismo. Sin embargo, usar esclavos comprados o vagabundos capturados era el mínimo requerido para no ser atrapado. Salir de su camino para llamar la atención de la iglesia de esta manera mediante el secuestro de chicas normales era incompresible. Parecía que alguien estaba peleando con la iglesia.

Barbarus se encogió de hombros.

“¿Me preguntó? Cuando comienzas a poner tantas restricciones, como su edad y tal, no es de extrañar que solo terminase con esas chicas secuestradas, ¿verdad?”

“¿Tal vez están tratando de invocar demonios?” El nombre de los monstruos mencionados en las historias, con cuernos y alas. No era seguro que existieran, pero había evidencia de ‘Algo’ como dioses o demonios que existían en este mundo. Para convocar a uno, un ritual como el que Barbarus sugería era necesario, pero Zagan pensó que era un sueño imposible. Ante su exasperada expresión, Barbarus se rió alegremente: “Hablando de eso, Zagan, aparentemente creen que puedes ser uno de ellos, ¿sabes?”

“Patético, ¿De qué sirve la magia que requiere sacrificios cuando llega el momento?”

“Heehaa, no estás equivocado. Dicho eso, ni siquiera tienes aliados con los que estás cerca”

Cuando eso fue dicho, sus hombros cayeron involuntariamente.

Bueno, no necesito aliados.

Estaba acostumbrado a estar solo. Él estaba acostumbrado a eso.

Incluso mientras hablaban, el objetivo de los magos no era hacer turismo. Barbarus le llevó a un área subterránea dentro de la ciudad.

Había antiguas ruinas dentro del área, probablemente una arena, y había sido reparada y convertida en un mercado, comerciando con cosas que no se venderían bien en la superficie.

La habitación de subastas estaba en el área principal de la arena. Había un escenario circular con sillas dispuestas a su alrededor. Parecía que la subasta ya había comenzado, mientras varias voces resonaban, llamando números.

Solo el escenario estaba iluminado, los asientos ni siquiera tenían velas. Esto no era una descortesía, era una medida para que los postores no pudieran ver la cara de los demás.

… Bueno, no significa mucho para los magos.

Asegurando sus asientos, Barbarus dejó escapar un silbido.

“Oi, mira, Zagan. Ahí Black Edge Cimeries, y ahí Seductress Gomory, e incluso hay Apparition Valefar allí”

Incluso sin luz, si te llamabas mago, poder usar la magia de visión nocturna era natural. Mirando en la dirección que Barbarus indicó, vio las siluetas de varios vestidos en una presencia autoritaria.

Zagan no los conocía, pero todos eran magos conocidos. La mayoría eran humanos, pero otras razas eran visibles aquí y allá. Black Edge Cimeries, por ejemplo, era una therianthropes con una melena galante, y la aparición de Valefar estaba completamente cubierta con una capucha y una túnica, por lo que era imposible distinguir su raza.

Los prefijos como ‘Black Edge’ eran los alias de los magos, y podrían considerarse como títulos, dados a aquellos que tenían cierta cantidad de poder. Entre los más famosos estaría ‘Demon Lord Marchosias’ ‘Grand Elder’. Barbarus también era llamado ‘Purgatory’.

Zagan también era un mago conocido, pero no le habían dado un alias. Era en parte por su juventud, pero el Demon Lord que controlaba está área, la muerte de Marchosias también era un factor importante. Dar esos alias era uno de los papeles del Demon Lord, pero había muerto antes de que pudiera darle uno a Zagan.

En resumen, un alias era una prueba de fuerza. Aunque no estaban relacionados, tenía un ligero interés en aquellos que tenían alias.

“¿Son fuertes?”

“Ellos son, al igual que tú y yo, fueron nominados para ser el próximo Demon Lord”

Con la muerte de Marchosias, uno de los asientos de Demon Lord estaba vacío. Los Demon Lords restantes estaban discutiendo cómo ocupar ese asiento, y los magos fuertes debían haber sido nominados.

“Jajaja, si estos lotes están saliendo carpintería, tal vez esto sea un legado real”

“Recemos para que eso sea así”

Si no fuera así, no tenía sentido sacrificar su sueño por venir aquí. La subasta avanzó mientras lo hacían.

Señores y señoras, el próximo es, finalmente, el último y más grande lote para hoy

Barbarus se inclinó hacia la voz del subastador.

“Oi, parece que será pronto, Zagan”

“Sí”

No sabían si realmente había un legado, pero el lote central de hoy sería subido al escenario.

Finalmente, apareció en el escenario, una persona delgada, con la cabeza cubierta por una capucha. Estaba cubierta por una capa a sus pies, e incluso su propia raza no estaba clara. No era lo suficientemente pequeña como para ser un enano, pero podría ser hijo de cualquiera de las demás razas.

¿Estaba la persona encapuchada llevando el legado en cuestión?

Con la atención de las personas de la habitación, el subastador comenzó una explicación.

Este era originalmente un producto que iba a ser entregado a nuestro Demon Lord Marchosias. Sin embargo, falleció antes de entregárselo, y recuperamos el producto sin terminar por ello

Ante esas palabras, Barbarus hizo una mueca.

“¿Entonces no es su legado?”

“Probablemente sea uno de los catalizadores del Demon Lord”

La magia no solo se realizaba dibujando círculos mágicos y cantando hechizos, también se usaban herramientas. Desde tinta utilizada para dibujar círculos, talismanes usados por los magos, hasta sacrificios para aumentar la fuerza de la magia. Esas herramientas se llamaban catalizadores, pero las ventajas y desventajas en un catalizador se mostrarían en la diferencia en su potencia.

Era desafortunado que no fuese un legado, pero había un cierto interés en un catalizador que un Demon Lord mismo elegiría.

Luego, el subastador le quitó la capa a la persona encapuchada.

Debajo había una chica encantadora con orejas largas y puntiagudas.

Era claro a simple vista. Esa era una elfa, una de la raza legendaria que solo vivía en Norden, donde los humanos no podían pisar.

Tenía el pelo blanco como la nieve cubriéndole la cintura y una cinta roja que adornaba ese cabello. En su pequeña cara había grandes ojos que eran azul profundo de un cielo de verano, y sus labios eran relativamente delgados y de un color melocotón claro. Su delicado cuerpo estaba encerrado en un vestido blanco puro, y su apariencia era tal que se la podía llamar princesa y se lo creerían.

Sin embargos, sus extremidades tenían grilletes, y había un collar de restricción mágica alrededor de su cuello. Zagan miró a la chica a los ojos y sintió que su corazón se estremecía, y sintió que algo recorría su cuerpo desde la punta de los dedos de los pies hasta la coronilla de la cabeza. Deprimidos, ojos vacíos.

Al no ver nada, sin pensar en nada, eran los ojos de alguien que había abandonado toda esperanza por el futuro.

A pesar de esto, por alguna razón, no podía apartar los ojos de los de ella.

¡Esta es una de los elfos legendarios, capturado de Norden! Y con el pelo blanco como podéis ver. ¡No está teñido, es una elfa natural de pelo blanco!

Se decía que los elfos eran una raza más cercana a los dioses y espíritus que los humanos. E independientemente de la raza, las personas con cabello blanco a menudo tenían grandes cantidades de poder mágico a través de algo así como una mutación.

Sacrificando a un elfo de pelo blanco, el poder de un Demon Lord sería alcanzable.

El subastador dio vueltas alrededor de la chica elfa y suavemente cogió un mechón de ese cabello con un dedo.

Además, como mujer, es un objeto de alta categoría, no solo tiene valor como sacrificio mágico, es valiosa como esclava valiosa. ¡Por supuesto, el cliente es libre de burlarse y lamer también!” El subastador proclamó en voz alta: “Ahora bien, comencemos por diez mil –

“Un millón”

Cuando se dio cuenta, Zagan había proclamado eso.

¿Qué es esto latiendo en mi pecho?

Amor, sí, eso lo describiría.

Quería salvar a la chica elfa allí quieta. Quería verla sonreír, quería tocar su piel.

Esos impulsos que nunca antes había sentido llegaron a Zagan.

De repente, la habitación de subastas se calló. La cara de Barbarus se movió al lado de Zagan.

“O-Oi, ¿Zagan?”

“Un millón, en oro kuriotes”

Esa era la totalidad de la fortuna en el castillo de Zagan.

El subastador desconcertado se secó el sudor en la frente mientras elevaba su voz.

¡Muchas gracias! ¡Una oferta increíblemente grande, un millón! ¿Hay otros interesados?

Para dedicarse a su investigación, los magos tenían una tendencia a acumular dinero. Sin embargo, aunque pueden acumular grandes sumas de dinero, millones no solían aparecer con tanta frecuencia. Probablemente había muchas personas que tenían tanto, pero si lo usaran, sería para su investigación. Era ese tipo de fortuna.

“Oi Zagan, ¿Qué estás pensando? Incluso si es una elfa, tanto dinero…”

“Había algo que siempre quise, pero no sabía lo que era. Creo que finalmente lo encontré”

Zagan murmuró incoherentemente, sin saber cómo explicar sus sentimientos. Sin embargo, visto por extraños, la llama brillante en sus ojos era terriblemente malvada. Aunque eso era solo natural ya que era estimulada por su pasión. Barbarus abrió los ojos de par en par por el miedo.

“¿Qué tipo de magia está planeando usar…?”

Parecía que su frase había sido mal interpretada, mientras Barbarus se estremecía.

Si hablaba más, parecía que se volvería aún más extraño. Zagan se rió al decir que Barbarus estaba equivocado, pero incluso él había perdido la cabeza, por lo que sonaba como la risa de un demonio.

Barbarus cayó hacia atrás, sin huesos, en su asiento.

¿Lo malinterpreto de nuevo?

Mientras su justificación a su compañero de crimen empeoraba cada vez más, por fin sonó el mazo que anunciaba una oferta exitosa.

“¡Felicidades! ¡El mago Zagan gana a la elfa de pelo blanco!”

No recordaba haberse nombrado a sí mismo, pero el subastador acertó al ver su cara. Solo eso demostró que era una cara conocida en estos círculos, pero eso no tenía importancia. Zagan se levantó de su silla y usó magia de vuelo, dejando a Barbarus desplomado donde estaba. Voló sobre los asientos y aterrizó suavemente en el escenario.

Se paró frente a la chica, pero ella todavía no levantó sus ojos abatidos.

¿Qué debería hacer si debo decir algo?

Saltar hacia abajo estaba muy bien, pero no había pensado en lo más mínimo lo que vendría después. Ante su repentina vacilación, el subastador se burló.

“Por favor, adelante y llévatela. Qué elfa afortunada ser ganada por el famoso mago Zagan. Por cierto, el vestido y el collar de sujeción mágico es un regalo nuestro. Ten en cuenta que existe el riesgo de que se escape si se retira el collar”

“Por supuesto”

No escuchó lo que el subastador estaba diciendo, pero Zagan respondió apropiadamente.

¿No se verá ella al menos de esa manera? Pero supongo que es aterrador. Dicho esto, no te enviaré a un terrible destino, ¿sabes?

Precisamente porque era tan hermosa, decir que solo obtendría una mirada de disgusto. La mujer de esta mañana era igual.

Inquieto, suavemente le tendió la mano a la barbilla. Tenía la piel suave como la seda, tanto que Zagan sintió que la lastimaría con su simple toque.

Aun así, la tocó tan suavemente como pudo, y la cara de la chica se alzó un poco, sus ojos vacíos le miraron fijamente.

Un jadeo se escapó involuntariamente, ella realmente era una chica encantadora.

Sin embargo, no parecían enfocarse en él, era dudoso que ella le estuviera mirando. No, más que eso, no podía sentir ninguna intención en ella.

¿E-Ella está bien? ¿Ella está siendo controlada o algo así?

La magia que privó a uno de su voluntad no era rara. El subastador nervioso le habló a Zagan mientras palidecía.

“¿Zagan-sama? ¿Hay algún problema?”

“… No, ¿Está consciente?”

Al salir de su garganta, su voz sonaba más malhumorada que inquieta, tanto que quería preguntarse por qué estaba enojado.

Sin embargo, el subastador asintió como si le entendería.

“Puedes estar seguro. La elfa ha sido dócil desde su captura, se ha mantenido en su estado natural. Además, posee una gran cantidad de magia para un individuo, la magia promedio no tendría ningún efecto. Por lo tanto, garantizamos su frescura”

Cuando se usa como sacrificio, restringir algo con magia y lavado de cerebro llegaría a ser una impureza en el ritual y disminuiría su precisión. Parecía que el subastador creía que Zagan estaba preocupado por eso.

Sin embargo, la elfa disfrazada de dama no parecía tener heridas. Podía haber sido tratada como esclava, pero el gerente no era tan tonto como para herir un ‘Producto’ de ese valor. Él probablemente podría confiar en eso.

Zagan finalmente suspiro de alivio.

“Créeme, si ella no puede al menos cantar bien, habrá un problema”

Él, sobre todo, quería que ella pudiera hablar correctamente… era lo que quería decir, pero entendió mal su frase a gran escala.

El subastador se retiró con una cara pálida.

La chica elfa pareció temblar de miedo también.

Ah, gracias a dios. Me entendieron.

Zagan se sintió aliviado por eso, pero no se dio cuenta de cuál mal les había engañado.

Este era el primer amor a primera vista para este hombre que había pensado ‘Las mujeres son solo una molestia’ apenas unas horas antes.

[1] Sentado a horcajadas: Sentado abierto de piernas.

Anterior   Index   Siguiente

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.