Capítulo 006 Soy Xiao Wu, Wu de baile I

Wang Sheng quitó a un estudiante frente a la cama y se sentó, imprudentemente, al lado de Tang San.

“Tang San, me ganaste, por lo tanto, ahora eres el jefe de la habitación siete”

Tang San estrechó apresuradamente su mano, y dijo: “He venido a estudiar”

Wang Sheng dijo con seriedad: “Estas son las reglas, el puño más fuerte es el jefe. ¿Crees que ser jefe es bueno? No estoy siendo humilde contigo. Mira”

Hablando, se retiró las dos mangas del uniforme escolar.

Tang San se sorprendió de lo que vio – en sus dos brazos había nada menos que siete u ocho moratones azul verdoso y morado.

Wang Sheng dijo con una sonrisa irónica: “Esto es justo llegando ayer. Todos los estudiantes que trabajamos provenimos de hogares pobres, por lo que los demás estudiantes del dormitorio constantemente intimidan a los de la habitación siete. El jefe de la habitación debe defender a los hermanos pequeños. Sinceramente deseo pasarte este deber a ti”

Todos los estudiantes asintieron, mirando a Tang San, con rostro que mostraba una tenue luz de esperanza.

Un sentido de la justicia es básicamente un elemento clave para un caballero viajero. Proteger a los débiles se incluía naturalmente – Tang San recibió educación frecuente sobre este tema durante sus años en la secta Tang. Habiendo escuchado lo que dijo, no pudo volver a rechazar.

“Bien entonces. No puedo ver a otros estudiantes de la habitación siendo intimidados”

En ese momento, una voz clara y melodiosa vino del exterior: “¿Es la habitación siete?”

Todos miraron hacia la puerta, sus ojos inmediatamente miraron algo.

Vislumbraron a una chica bonita, bastante joven parada en la puerta, aparentemente de la misma edad que Tang San, de altura prácticamente igual. Con una bonita cara sonrosada y una apariencia suave y bella que se asemejaba a un melocotón completamente maduro, lo que provoco a las personas la necesidad de dar un bocado. Aunque su ropa era muy simple, todavía se veía muy bien.

Pelo negro largo peinado en una trenza escorpión colgando más allá de sus nalgas. Un conjunto de ojos brillantes que parecían llenos de curiosidad. Ambas manos llevaban un nuevo uniforme escolar.

Todos los estudiantes en el dormitorio eran niños, y al ver aparecer de repente a esta hermosa joven, todos y cada uno de ellos mostraron una gran apariencia.

Tang San no pudo evitar preguntar a Wang Shen en voz baja: “¿Nosotros niños y niñas vivimos juntos aquí?”

Wang Shen asintió y en voz baja también dijo: “Todos nosotros somos niños, así que todos los dormitorios de las academias no separan los géneros. Dicen que las academias de Spirit Masters intermedias comienzan a hacer la distinción. Es realmente extraño – el año pasado no había ni siquiera un estudiante que trabajase, este año hay dos. Jefe, ve, dale una muestra de tu fuerza”

“Eh… no hay necesidad”

Tang San no había esperado que, por el bien de llegar a ser el llamado jefe de la habitación siete, él corriese de inmediato a un problema difícil e ir a intimidar a una niña, realmente no podía hacer eso.

La niña en la puerta parpadeó con sus grandes ojos. Al ver que nadie en el interior le prestaba atención, volvió a levantar la cabeza para echar un vistazo al cartel de siete símbolos de la habitación en la puerta, y en su rostro apareció una sonrisa feliz.

“Hola a todos, me llamo Xiao Wu, Wu de baile”

Wang Sheng empujó a Tang San por detrás, insinuando que no podía romper las costumbres de la habitación.

Tang San no tuvo otra opción. Obligado, se levantó y caminó en dirección a la niña.

“Hola, soy Tang San. So-Soy de este lugar…”

Él realmente no podía decir la palabra ‘Jefe’, pero tuvo un pensamiento.

“Soy el jefe de esta habitación, llamaste mi nombre en la línea. ¿Puedo preguntar, cuál es tu spirit?”

Xiao Wu parpadeó y dijo con una sonrisa: “Mi spirit es un Rabbit. Una especie de conejo blando muy lindo, ¿tú?”

Cuando sonrió, su rostro mostró dos encantadores hoyuelos, indescriptiblemente conmovedores.

Tang San dijo: “Entonces realmente no eres como yo, mi spirit es la comida de tu spirit. La Bluesilver Grass”

Habiendo estado siempre sin experiencia con las chicas, como originalmente en la secta Tang solo estuvo absorto en las armas ocultas todos los días, ahora estaba inesperadamente nervioso.

Xiao Wu dio una ráfaga de risa, y dijo: “¿De verdad quieres decir que no me dejarás entrar?”

“Esto… así es – nuestra habitación siete tiene una regla según la cual los estudiantes recién llegados deben mostrar de inmediato la fuerza real de su spirit. Por lo tanto, quiero que tú y yo intercambiemos consejos por un momento”

Tang San se animó ocultamente – intercambiar consejos no era intimidar a las personas. Si él fuera un poco cuidadoso, no la dañaría. También podría considerarse que continuaba la tradición de la habitación.

Xiao Wu miró extrañamente a Tang San: “¿Estás seguro?”

Tang San asintió y dijo: “Estoy seguro”

Xiao Wu colocó el uniforme escolar que sostenía a un lado, en su rostro mostraba un poco de emoción: “Bien, entonces ven”

Sin ni siquiera espera a que Tang San respondiera, su pierna derecha ya se había doblado y se había levantado, la pierna más baja apareció en un instante, pateando directamente hacia el mentón de Tang San. Parecía no tener mucha fuerza, pero era extraordinariamente rápida, Tang San saltó asustado.

El cuerpo esquivó hacia la izquierda, fuera del camino de la patada que se aproximada, mientras que su mano derecha agarró el tobillo de Xiao Wu, con la pierna derecha yendo como siempre, empujando el hombro contra el pecho de Xiao Wu. Un empuja de montaña de hierro estándar. En circunstancias normales, Xiao Wu, apoyada por un solo pie como ahora y empujada por Tang San, inevitablemente se caería.

Por supuesto, Tang San tenía límites muy apropiados. En su corazón ya lo había pensado, solo necesitaba que Xiao Wu perdiese el equilibrio, y con su velocidad definitivamente todavía habría tiempo para detenerla. Al mismo tiempo, él tampoco usó mucha fuerza en ese empuje. Solo quería considerarlo como una competencia y someterse a un desafío.

Los demás estudiantes observaron con toda su atención a Tang San y Xiao Wu golpeando. Wang Sheng miró los movimientos de Tang San, sus ojos brillaban una y otra vez, tratando de memorizarlos. Descubrió que los movimientos de Tang San, aunque muy breves, eran extraordinariamente efectivos.

Pero, ciertamente, las cosas no progresaron como Tang San había pensado originalmente.

La mano derecha de Tang San acababa de agarrar el tobillo de Xiao Wu, cuando de repente sintió que se escapa de la mano, perdiendo inesperadamente el control de un resultado determinado. Inmediatamente después, Xiao Wu aprovechó su pierna libre y golpeó horizontalmente, todavía contactando con su hombro. Enfrentándose al ataque del hombro derecho entrante de Tang San, ella ligeramente bloqueó con ambas manos. Con su pierna derecha apoyada en el hombro de Tang San, la otra pierna se levantó, ascendiendo sin esfuerzo sobre el otro hombro de Tang San.

Anterior   Index   Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.