Capítulo 0013 Sorprendiendo al mundo con un solo hecho genial

Los ojos de Duan Ling Tian brillaron con una luz fría mientras voló hacia arriba.

Mientras el cuerpo de Li Jie caía, sus puños golpearon sin piedad la espalda de Li Jie exactamente en su columna vertebral.

¡Ka!

¡¡Kacha!!

El sonido penetrante de los huesos al romperse sonó continuamente.

Al instante, Li Jie fue lanzado hacia el cielo una vez más. Su cabeza giró hacia atrás y su gritó estridente se detuvo abruptamente, luego se desmayó.

“¡Bang!”

Duan Ling Tian hizo uso de la fuerza contraria y se lanzó al suelo con firmeza.

Levantó su brazo derecho justo a tiempo para atrapar el cuerpo que caía de Li Jie.

Parecía un dios de la guerra invencible.

Lanzando un suspiro de alivio, el borde de la boca de Duan Ling Tian se dobló levemente, llegando a ser una cálida sonrisa.

Finalmente había ganado, y todo fue gracias a la inscripción de paralización en su anillo.

La inscripción de paralización era la inscripción que Duan Ling Tian preparó hace un mes. Una vez liberada, provocaría que el objetivo experimente una fracción de segundo paralización, causando que toda la energía acumulada en el cuerpo se disipara.

Esa era la razón por la cual Li Jie había perdido contra Duan Ling Tian.

“Esto…”

En todo el salón de práctica de artes marciales, todos los discípulos de la familia Li se quedaron boquiabiertos. Todos tomaron una gran cantidad de tiempo para recuperar su sentido.

¡Descubrieron que los acontecimientos que se habían desarrollado ante sus ojos eran extremadamente difíciles de creer!

Al darse cuenta de que el séptimo anciano volaba de ira, el borde de la boca de Duan Ling Tian brillo con una sonrisa fría.

Ejerciendo fuerza con su mano, lanzó a Li Jie a Li Kun.

“¡Duan Ling Tian!”

Li Kun atrapó a Li Jie. Cuando miró a Duan Ling Tian, sus ojos estaban llenos de intención asesina.

Solo cuando Li Rou llegó y se paró junto a Duan Ling Tian, él retiró su mirada debido a una ligera sensación de miedo.

“Tian, ¿Estás bien?”

Li Rou sacó su pañuelo y se secó el sudor de la frente de Duan Ling Tian. Su rostro brilló con ligera preocupación.

“Mamá, estoy bien”

El corazón de Duan Ling Tian se sintió cálido. Él sonrió levemente mientras sacudía la cabeza.

Él estaba bien, pero alguien más no estaba…

“¡Gran anciano!”

Li Kun gritó de repente con una voz llena de dolor. Sosteniendo a Li Jie en sus brazos, se giró y corrió hacia la plataforma para encontrarse con los superiores de la familia Li que estaban descendiendo.

Entre los superiores, el rostro del sexto anciano Li Ping era el más feo, mientras que el quinto anciano tenía una expresión de autosatisfacción.

El gran anciano Li Huo verificó las heridas de Li Jie y su rostro se volvió sombrío.

“Chico, la columna vertebral de Li Jie está casi completamente destrozada. Incluso un dan gold injury del 7mo grade no le salvará. ¿No crees que eres un poco despiadado? Básicamente has destruido la vida de Li Jie”

Li Huo dijo fuertemente mientras levantaba la cabeza para mirar a Li Rou y su hijo. Su mirada estaba fija en Duan Ling Tian.

Li Jie era el joven con el que la familia Li tenía mayores esperanzas entre los discípulos de la familia Li.

Pero ahora él había llegado a un final prematuro. Esto fue una gran pérdida para la familia Li.

“¿¡Qué!?”

Después de escuchar lo que el gran anciano Li Huo había dicho, la cara de Li Kun se distorsionó gravemente y su cuerpo comenzó a templar como si hubiera sido alcanzado por un rayo.

No esperaba que su hijo fuese herido tan severamente por Duan Ling Tian…

La columna vertebral casi completamente destrozada.

¿Incluso un dan gold injury del 7mo grade no podía salvarle?

“¡Te quiero muerto!”

¡Li Kun gritó, luego su figura brilló cuando voló locamente hacia Duan Ling Tian y atacó con ira!

En lo alto de su cabeza, se formaron cuatro siluetas Ancient Mammoth.

Li Rou, que estaba en guardia contra Li Kun, instantáneamente tuvo seis siluetas Ancient Mammoth sobre su cabeza, forzando a Li Kun a retroceder en un único intercambio.

“Li Kun, si intentas atacar a mi hijo de nuevo, ¡Te mataré!”

Su voz era fría e indiferente – era como si viniera del agujero del infierno.

“¡Li Rou!”

El rostro de Li Kun estaba verde, pero a pesar de que estaba extremadamente cabreado, no dudaba de lo que Li Rou había dicho.

“Gran anciano, debes defender la justicia para mi hijo”

Li Kun le habló al gran anciano Li Huo con voz miserable. Hubo un sonido de ‘Putong’ cuando se arrodilló fuertemente en el suelo.

Cuando el brazo de su hijo pequeño quedó lisiado, su futuro parecía preocupante.

En el corazón de Li Kun, hace mucho que había depositado todas sus esperanzas en su hijo mayor, Li Jie.

Pero ahora, toda la columna vertebral de Li Jie estaba casi destrozada y no había esperanzas de recuperación. Toda su vida la pasaría tumbado en una cama.

En ese instante, Li Kun sintió que sus ojos se volvían negros. El mundo parecía oscuro sin luz – ¡Era como si el mundo se estuviera derrumbando sobre él!

“Li Kun, la familia controla el estado que cuando los discípulos de la familia tienen un combate, además de que no se les permite quitarse la vida, no hay otras limitaciones para que los discípulos vayan a por todas y luchen lo mejor que puedan. Cuando los artistas marciales luchan, las lesiones son inevitables. Hoy es tu hijo el que está tumbado ahí, pero ¿Y si fuera mi hijo? ¿Le pedirías al gran anciano que responsabilice a tu hijo?”

Li Rou emitió un sonido frío ‘Humph’, gruñendo por la ira.

“Novena anciana, estás discutiendo irrazonablemente. Tu hijo Duan Ling Tian ya había roto uno de los brazos de Li Jie, y estaba obligado a ganar. Pero en lugar de mostrar misericordia, continuó atacando y lisió a Li Jie… en mi opinión, lo hizo a propósito, y esto va en contra del espíritu de unidad y amistad entre los discípulos de la familia Li”

Los ojos del sexto anciano Li Ping brillaron con una luz fría.

“Sexto anciano, lo que dices es incorrecto. Después de que Duan Ling Tian le rompiera el brazo a Li Jie, podría haber admitido la derrota. Pero, en cambio, no admitió la derrota porque probablemente pensó que todavía tenía la posibilidad de victoria – pensó que todavía tenía la oportunidad de derrotar a Duan Ling Tian… además, no debes olvidar que Duan Ling Tian está solo en el 3er nivel del Body Tempering stage. Incluso si estaba enfrentando a un oponente del 4to nivel del Core Formation stage a un brazo, todavía era una aventura peligrosa, y como tal, tenía que continuar atacando para evitar que Li Jie tuviera la oportunidad de contraatacar, porque eso le haría perder más de lo que ganaría”

El quinto anciano Li Ting habló indiferente. Enfrentado a una discusión respaldada por hechos, la cara de Li Ping se volvió sombría ya que no tenía forma de contrarrestar esa discusión.

“Suficiente. Dejar de discutir. Por la tarde, habrá una reunión de emergencia familiar para discutir el asunto. Lo importante ahora es llevar a Li Jie a descansar… séptimo anciano, llévate a Li Jie a casa”

El patriarca Lin Nan Feng frunció el ceño.

“¡Sí, patriarca!”

Li Kun se levantó lentamente y sostuvo a Li Jie en sus brazos. Su rostro tenía una expresión sombría.

Sus ojos irradiaban un impactante instinto asesino mientras miraba fuertemente a Duan Ling Tian antes de irse.

Duan Ling Tian sonrió con indiferencia. Él no hizo nada de la mirada de Li Kun.

En cuanto a lo que sucedió hoy, no había culpa en su corazón.

Sin mencionar su anterior vida de caminar por el campo de batalla como un mercenario, lo que le hizo acostumbrarse a ser cruel y de sangre fría.

Pero esas simples observaciones despiadadas que Li Jie había hecho hacia él, si se tratase de su anterior vida, Li Jie ya estaría muerto. En su opinión, ya había mostrado misericordia.

¡Si quieres dejarme tumbado en mi cama por el resto de mi vida, entonces haré lo mismo contigo!

Los superiores de la familia Li abandonaron el salón de práctica de artes marciales uno tras otro.

Pero cuando esas personas se fueron, su mirada hacia Duan Ling Tian era hostil.

Después de todo, en su opinión, Duan Ling Tian no era parte de la familia principal Li, ya que su apellido no era Li.

Por otro lado, Li Jie era el genio marcial de la familia Li, un futuro pilar de apoyo para la familia Li.

En cuanto a este incidente, fueron más o menos parciales contra Duan Ling Tian.

Los discípulos de la familia Li que rodeaban el salón de práctica de artes marciales también se dispersaron.

Lo que sucedió hoy les hizo sentirse sorprendidos y mudos al mismo tiempo.

Li Jie, el genio de artes marciales de su familia Li, el artista marcial en el 4to nivel del Body Tempering stage más fuerte de la familia Li, en realidad perdió ante un discípulo del 3er nivel del Body Tempering stage con otro apellido.

Avergonzados, ¡Estaban realmente avergonzados!

“Solía pensar que Li Jie era formidable, ¡Pero nunca esperé que fuese tan débil!”

“Duan Ling Tian está solo en el 3er nivel del Body Tempering stage y pudo derrotar a Li Jie. Una vez que avance al 9no nivel del Body Tempering stage, ¿Alguien en la Core Formation stage será un rival para él?”

“Realmente me pregunto qué ganancia fortuita tuvo Duan Ling Tian para poder completar tal metamorfosis en un solo mes y sorprender al mundo con una solo hazaña brillante”

El tema de conversación entre los discípulos de la familia Li se movió rápidamente hacia Duan Ling Tian.

El anteriormente desconocido Duan Ling Tian llego a ser el tema candente dentro de la familia Li por un tiempo.

Mientras los discípulos de la familia Li se marchaban uno a uno, solo quedaron cuatro personas en el enorme salón de práctica de artes marciales.

Duan Ling Tian, Li Rou, Ke Er y el quinto anciano Li Ting.

“Mamá, ¿Qué pasa?”

De repente, Duan Ling Tian se dio cuenta de que su madre tenía una expresión fea.

“Chico, realmente eres joven y arrogante. Has lisiado a Li Jie. Por supuesto que fue satisfactorio para ti, pero no pensaste en las consecuencias… Li Jie es el joven genio de la familia, y como tal, la familia ha depositado una enorme esperanza en él. Por la tarde, se dice que la reunión familiar es una discusión sobre el incidente de hoy, pero en realidad será una discusión sobre cómo castigarte. Dime, ¿Por qué tu madre no estaría preocupada?”

Li Ting negó con la cabeza y suspiró.

En su opinión, Duan Ling Tian era como un becerro recién nacido que no le tenía miedo al tigre – él era demasiado valiente y se atrevió a hacer cualquier cosa.

“El gran anciano todavía necesita mi ayuda. Con su estado en la familia Li, mientras él hablé por mí, todos los demás tendrán que darle bastante cara, ¿verdad?” Dijo Duan Ling Tian sin preocuparse.

“Si piensas así, entonces estás equivocado. El gran anciano ha diferenciado entre asuntos públicos y privados. Esta es la razón por la cual todos los miembros de la familia Li le respetan mucho. La identidad de un alquimista del 9no grade no es suficiente para hacer que todos le respeten tan sinceramente”

Li Ting negó con la cabeza.

Duan Ling Tian frunció el ceño. No esperaba que su arma secreta se volviera inútil tan fácilmente.

Cuando regresaron a casa, aunque la expresión de Li Rou parecía mejor, aún había signos de preocupación.

La joven estaba callada, sin atreverse a hablar, ya que temía que enfadara a Li Rou.

“Mamá, no te preocupes. Tengo un método para resolver este problema. Nada me va a pasar”

Duan Ling Tian, quien estaba meditando durante el viaje de regreso a casa, finalmente se rió.

“¿Qué método tienes?”

Li Rou obviamente no le creyó.

“Mamá, lo que te preocupa es que los ancianos de la familia Li estén predispuesto hacia Li Jie y me castiguen, ¿verdad? Puedes estar a gusto – tengo un método para hacer que estén predispuesto hacia mí”

La sonrisa de Duan Ling Tian era misteriosa y llena de confianza.

“¿Qué método?” Preguntó Li Rou con curiosidad.

La joven en el lado miró hacia atrás con una cara llena de expectación.

“Déjame ir a buscar algunas cosas. Os lo diré a vosotras dos cuando comamos al mediodía”

Duan Ling Tian regresó a su habitación tan pronto como terminó de hablar.

Después de irse, las dos mujeres se miraron con expresión de impotencia.

“Ke Er, ¿Sabes de qué método está hablando Tian?”

Li Rou preguntó a la joven.

“Ke Er tampoco lo sabe”

La joven sacudió su cabeza suavemente.

“Ese mocoso maloliente, se está poniendo cada vez más misterioso últimamente”

Los ojos de Li Rou ligeramente se entrecerraron, luego ella se rió impotente.

Después de comer, Duan Ling Tian cogió un centenar de monedas de plata y treinta monedas de plata de su madre antes de llevarse a la chica sola, dejando la propiedad de la familia Li.

Los discípulos de la familia Li que vieron esta escena estaban sin palabras.

“¿No sabe él cuáles son sus circunstancias? ¿Él todavía está de humor para ir de compras tranquilamente?”

“No se está preparando para huir porque le preocupa que la familia le castigue después de la reunión familiar, ¿verdad?”

“¿Estás bromeando? Él es el hijo de la novena anciana – justo como un monje puede correr, pero el templo no puede, incluso si quiere huir, no tiene a dónde ir…”

“¡Él realmente es algo! Después de la reunión familia de hoy, si no le pasa nada, sin dudas llegara a ser mi ídolo y le pediré que sea mi jefe”

Anterior   Index   Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s