Capítulo 0019 Revoltosa hija mayor

Restaurante Agarwood, el mejor restaurante en pueblo Fresh Breeze.

Situado en la intersección entre el mercado de la familia Li, Chen y Fang, no pertenecía a ninguna de las tres familias de pueblo Fresh Breeze.

Supuestamente, tenía un trasfondo considerable. Fue establecido por un gran grupo de comerciantes de fuera de pueblo Fresh Breeze.

Había muchas personas que entraban y salían del restaurante Agarwood para desayunar.

Cualquiera que pudiera darse el lujo de comer en el restaurante Agarwood era alguien que provenía de una familia acomodada – ya fuera alguien rico o noble.

Cuando la pareja entró al restaurante Agarwood, atrajeron la atención de las personas que entraban y salían del restaurante. La mayoría de ellas eran miradas de envidia y admiración.

Las miradas de envidia cayeron sobre la joven, mientras que las miradas de admiración estaban sobre el joven.

“¿Estaréis vosotros dos desayunando?”

El ayudante que estaba de pie en la puerta les saludó con una voz respetuosa con la cabeza abajo.

“Sí, una mesa en el 2do piso. ¿Tenéis alguna al lado de las ventanas libre?”

El joven asintió y habló familiarmente.

“Sí, de esta forma, por favor”

Cuando el ayudante escuchó lo que dijo el joven, supo que no era su primera vez. Rápidamente les llevó al 2do piso, que era mucho más callado que el 1er piso.

Por supuesto, el precio de comer en el 2do piso era el doble.

“Nuestra suerte no está mal”

Al ver la última mesa al lado de la ventana, Duan Ling Tian frunció ligeramente las cejas.

Cuando Duan Ling Tian llevó a la chica al lado de la ventana, algunas de las personas en el 2do piso tenían su mirada fija en Ke Er, atraídas por su encanto y belleza.

Tres jóvenes que estaban sentados junto a otra ventana no muy lejos tenían miradas de codicia cuando miraban a Ke Er.

“Ke Er, siéntate”

Duan Ling Tian cogió la espada corta violeta de Ke Er y la colocó sobre la mesa, luego, como un caballero, casualmente sacó la silla para que Ke Er se sentara.

“Gracias, joven maestro”

La cara delicada e inmadura de la joven se sonrojó cuando se sentó.

Justo cuando Duan Ling Tian estaba a punto de sentarse frente a Ke Er, un sonido de viento pasó por sus oídos cuando una figura pasó rápidamente y se sentó en su asiento frente a él.

Duan Ling Tian frunció el ceño cuando vio a esa joven inmadura sentada en su asiento.

La joven vestida de verde tenía alrededor de dieciséis años. Su aspecto no podía considerarse excesivamente bello, pero su cara ligeramente inocente contenía un toque de encanto. Combinado con su temperamento inocente, creaba una combinación conflictiva.

Una criada de apariencia ordinaria la seguía y se colocó detrás de ella.

“Señorita Chen, lo siento, este joven maestro ya ha ocupado ese asiento. ¿Podrías elegir un asiento diferente?” Dijo el ayudante que llevo a Duan Ling Tian y Ke Er. Su cara tenía una sonrisa humilde, lo que significa que obviamente reconoció a la joven vestida de verde.

“A esta señorita le ha gustado este asiento. Como clienta habitual del restaurante Agarwood, ¿Acaso no recibo este pequeño tratamiento especial?”

La joven vestida de verde levantó su orgullosa cabeza, mirando al ayudante condescendientemente.

“A esta señorita no le gusta tener extraños cuando estoy comiendo” Dijo indiferente mientras miraba a Ke Er, que estaba sentada enfrente de ella. Había celos en sus ojos.

“Joven maestro, ¿Por qué no…?”

El otro ayudante que estaba siguiendo a la joven vestida de verde miró hacia Duan Ling Tian, queriendo que cambiase de asiento.

Pero cuando notó que Duan Ling Tian no le estaba prestando atención, solo pudo reír amargamente y cerrar la boca.

“Joven maestro, ¿Por qué no cambiamos nuestros asientos?”

En ese momento, Ke Er miró hacia Duan Ling Tian.

Ella había notado que esta señorita Chen pertenecía una familia respetable y de alto estatus.

Aunque su apariencia y disposición eran inferiores a las de Ke Er, el aura que emitía involuntariamente presionó a Ke Er hasta que no podía respirar adecuadamente.

A pesar de que había estado siguiendo a Duan Ling Tian durante mucho tiempo, tenía un sentimiento de inferioridad en lo profundo de su corazón debido a su nacimiento inferior.

Duan Ling Tian notó la mirada de Ke Er y al instante entendió lo que estaba pensando.

Entendió que, si quería que Ke Er se liberase de la sensación de inferioridad en su corazón, tenía que dar un buen ejemplo.

Necesitaba al menos hacerle saber a Ke Er que en este mundo, la dignidad y el honor eran cosas por las que tenías que luchar por ti mismo.

“Ke Er, ¿Puedes decirme por qué deberíamos cambiar nuestros asientos?”

Duan Ling Tian preguntó con voz suave mientras miraba cariñosamente a Ke Er.

“Joven maestro, yo…”

Ke Er no supo qué decir.

“Ke Er, tienes que recordar que desde el día que me seguiste a casa, dejaste de ser la Ke Er que solías ser. Espero poder ver a alguien con confianza en ti, una tú que ha ganado una nueva vida, y no a la antigua tú. ¿Lo entiendes?”

Duan Ling Tian le guió pacientemente y suavemente.

“Joven maestro, me equivoqué”

Los ojos de Ke Er estaban ligeramente rojos cuando bajó la cabeza.

“¡Oye! ¿Me escuchasteis los dos? A esta señorita no le gustan los extraños cuando come, así que daos prisa y ¡LARGAOS!”

Después de escuchar a Duan Ling Tian y Ke Er hablar, la joven vestida se enojó por la vergüenza y gritó eso.

“Señorita Chen, ¿cierto?”

Duan Ling Tian de repente miró hacia la joven vestida de verde.

“Te daré el tiempo de tres respiraciones para que te largues de mi asiento, o si no… ¡Enfrentaras las consecuencias!”

Los ojos de Duan Ling Tian brillaron con una luz fría. Su voz fue suprimida haciendo que sonara sombría y baja.

La cara de la joven vestida de verde cambió.

Justo cuando estaba a punto de comenzar a discutir.

Sintió que un aura fría emanaba del joven y descendía sobre ella, suprimiéndola hasta que apenas podía respirar – incluso hizo que su rostro se pusiera pálido.

“¡Quedan dos respiraciones más!”

La baja y sombría voz sonó de nuevo.

Esta vez, ¡El aura fría la suprimió aún más!

La conciencia de la joven vestida de verde casi colapso, pero al ser la hija del patriarca de la familia Chen, su orgullo como hija mayor de la familia Chen le permitió apretar los dientes y perseverar.

“¡Queda una respiración más!”

La voz sombría y baja sonó por tercera vez como un trueno amortiguado.

Acompañando a la voz esta vez no era solo el aura fría sino también un rastro de aura sedienta de sangre.

La cara de la joven vestida de verde estaba terriblemente pálida. Cuando llegó al punto en el que no pudo aguantar más, se puso de pie presa del pánico.

Mientras miraba impotente a Duan Ling Tian sentarse, el aura aterradora que la suprimía desapareció lentamente.

“¿Quién eres tú?”

La joven vestida de verde preguntó sin querer después de tomar una respiración profunda.

No podía entender cómo un joven que parecía más joven que ella tenía un aura tan aterradora.

Antes, se sitió como si fuera un Asura que había escapado de las profundidades del infierno – su cuerpo entero estaba emitiendo un aura fría y sedienta de sangre.

No dudaba de que, si continuara sentada, le sobrevendría una terrible consecuencia aterradora.

“Tráeme dos de tus dim sum especiales. Hmm, también tráeme dos tazones de leche de soja”

Duan Ling Tian habló lentamente. Actuó como si no hubiera escuchado a la joven vestida de verde y en cambio miró a los confundidos ayudantes.

“Sí”

Uno de los ayudantes respondió respetuosamente y se fue.

En su opinión, alguien que se atrevió a ir en contra de la hija mayor de la familia Chen, Chen Mei Er, no era una persona ordinaria.

“¡Oye! Estoy hablando contigo. ¿No me escuchaste?”

Chen Mei Er estaba a punto de cabrearse.

Desde que podía recordar, era la hija querida de sus padres y era adorada constantemente. Esta era la primera vez que alguien realmente la ignoró.

“Ke Er, el dim sum aquí está bueno – deberías probarlo, si te gusta, te traeré aquí todas las mañanas”

Duan Ling Tian miró a la joven frente a él, sus ojos se llenaron de ternura mientras sonreía ligeramente.

“Joven maestro, venir aquí a comer de vez en cuanto es suficiente. Recuerdo haber oído que el dim sum aquí es extremadamente caro”

La joven sacudió sensiblemente la cabeza.

“Está bien. Aunque no soy extremadamente rico, es más que suficiente para satisfacer las papilas gustativas de mi Ke Er”

Las palabras sin ocultar de Duan Ling Tian hicieron que la joven bajase la cabeza por vergüenza. Sus tiernas y hermosas mejillas se sonrojaron.

“Joven maestro, mi señorita te está hablando”

La criada junto a Chen Mei Er tímidamente le habló a Duan Ling Tian mientras miraba a Ke Er con admiración.

“Seguir a este tipo de señorita debe ser muy duro para ti”

Duan Ling Tian miró a la criada antes de sonreír débilmente.

“No… no es… la señorita… la señorita es muy buena conmigo”

El rostro de la criada se puso blanco por miedo cuando ella dijo apresuradamente esto.

“¿Te pedí que hablases?”

Chen Mei Er le lanzó una mirada a la criada.

En este momento, había un rastro de envidia en su corazón. Incluso ella no pensó que habría un día en el que sentiría envidia de la criada que estaba a su lado.

No por ninguna otra razón, sino porque el tipo odioso que la ignoró realmente habló amablemente con su criada.

“¡Señorita Mei Er!”

“¡Señorita Mei Er, ¡Eres tú realmente!”

Los tres jóvenes sentados en la mesa cercana reconocieron a Chen Mei Er, por lo que se acercaron y la saludaron con entusiasmo.

Su tono se llenó de admiración.

La expresión de Chen Mei Er se calmó y miró orgullosamente a Duan Ling Tian.

Era como si intentara contarle a Duan Ling Tian: Yo, Chen Mei Er, soy muy dotada por naturaleza y hay muchas personas que me reconocen”

Pero cuando notó que Duan Ling Tian todavía no la había mirado, su expresión se volvió sombría al instante.

“Señorita Mei Er, ¿Qué sucede?”

Uno de los jóvenes que era mayor que Chen Mei Er preguntó cuánto notó su cambio.

“Sí, señorita Mei Er, ¿Necesita que le ayudamos con algo?”

Los otros dos jóvenes que tenían la misma edad que Chen Mei Er también preguntaron apresuradamente.

“Este asiento era mío, pero me obligó a moverme y me robo mi asiento”

Chen Mei Er miró a Duan Ling Tia. Un rastro de injusticia surgió de sus ojos claros mientras exageraba.

“¿Qué? ¿Se atrevió a robarle el asiento a la señorita Mei Er?”

“Chico, ¡Realmente eres tremendamente valiente!”

Cuando los tres jóvenes la escucharon, gritaron y al instante se pusieron cabreados con Duan Ling Tian.

“Señorita, ¿Por qué calumnia a los demás?” Preguntó Ke Er. Después de escuchar lo que Chen Mei Er había dicho, su rostro inmaduro se volvió ligeramente rojo.

Los ojos exquisitos de Ke Er, que estaban levemente rojos, hicieron que los tres jóvenes llenos de justo indignación se quedaran boquiabiertos.

¿Alguna vez habían visto una chica tan hermosa?

En ese momento, incluso se olvidaron de lo que estaban haciendo…

“¿Es agradable mirarla?” Dijo Chen Mei Er, con voz serie cuando su cara se volvió oscura.

“¡Sí, no, no!”

Los tres jóvenes se sobresaltaron y regresaron a su sentido.

Recién ahora recordaron que la hija mayor de la familia Chen era famosa por estar celosa.

Supuestamente, hace mucho tiempo un criado de la familia Chen elogió a una criada por ser más bella que ella, y como resultado, ambos, el criado y la criada, desaparecieron en el aire.

Miraron hacia Duan Ling Tian y hablaron cabreados: “Chico, si sabes lo que es bueno para ti, date prisa y lárgate. ¿Ni siquiera trataste de averiguar si la señorita Chen es alguien a quien puedes ofender?”

“¡Si no te vas, no nos culpes a los tres por no ser tan amables contigo!”

Anterior   Index   Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.