Capítulo 0029 Comprensión del refinamiento

Tang Wulin se sentó en el suelo cuando fue superado por una creciente ola de debilidad. Mang Tian quitó con destreza un vendaje del bolsillo y lo puso en la muñeca de su aprendiz, cubriendo la herida de antes.

Mang Tian, un Master Blacksmith, tenía una mirada extraña en su rostro. Tenía la boca ligeramente entreabierta al ver lo que acababa de pasar.

Un genio todavía era un genio al final del día. Incluso si Tang Wulin no tenía un martillo como su martial soul, este hecho permaneció sin cambios. Su capacidad de comprender más compenso esta deficiencia.

El mil refinamientos. Incluso entre la mayoría de los herreros, era un desafío que no se podía lograr. ¡Sin embargo, en realidad fue hecho a manos de este niño de nueve años! Este era un acto increíble.

Tang Ziran ya había corrido para detener a su hijo.

Mang Tian había estado reflexionando en silencio sobre sus pensamientos durante bastante tiempo antes de hablar: “Genio, este es un genio en el trabajo. Wulin, debes recordar siempre la sensación que tenías hoy. Para ti, esto es solo el comienzo… ¡Esta es solo la primera de las conmociones que traerás al mundo de la herrería!”

Desafortunadamente, las cinco horas de forja le habían llevado a estar completamente agotado y Tang Wulin no había escuchado las palabras de su maestro. Ya se había quedado dormido en los brazos de su padre.

***

 

Cuando volvió a despertarse, Tang Wulin estaba en su cama.

El cielo estaba brillante y los rayos del sol perforaban a través del alféizar de la ventana y en la habitación. Brillaban en la cama en la que Na´er solía dormir.

Aunque Na´er ya se había ido, Tang Wulin nunca había permitido que sus padres le quitaran la cama. En el fondo, siempre había sentido que Na´er regresaría algún día.

Aunque sus muñecas ya no le causaban dolor, su cuerpo todavía se sentía débil. Su cuerpo se sentía cálido, por lo que se dejó caer en su cama. Él sintió una extraña sensación de confort.

Una leve sonrisa estalló en su rostro. El mil refinamientos, ¡Debería haber sido completado!

Así que así era como se sentía experimentar el mil refinamientos.

Incluso cuando perdió el conocimiento, aún podía recordar claramente el sentimiento. En ese momento durante la etapa final de la forja, cada golpe de martillo resonó con el heavy silver. Había un sentimiento extremadamente profundo. Para él, el heavy silver se sentía como si estuviera vivo. Cuando Tang Wulin tomó aliento también lo hizo el heavy silver. Cada golpe del martillo era como un masaje para el heavy silver y le llamaba con sentimientos de alivio.

Cuando este sentimiento alcanzó su punto máximo, el heavy silver se transformó. Sus cambios físicos se habían acumulado a un punto donde se había grabado fundamentalmente en el metal.

Incluso si no sabía lo que sucedió después, aún estaba seguro de haberlo logrado.

No soy un desecho, al menos no cuando se trata de herrería. Incluso como un Soul Master, mi Bluesilver Grass no es una ordinaria Bluesilver Grass

Na´er, si todavía estuvieras cerca, qué grande hubiera sido esto. ¡Definitivamente serías feliz por mí! Hermano se fortalecerá y te protegerá, nunca dejaré que nadie te haga daño

Na´er, vuelve pronto, si no, ¡Dime dónde estás! ¿Por qué no te explicaste claramente antes de irte? Realmente te extraño

La dulce sonrisa de Na´er estaba grabada en su mente. Su voz era como la de una alondra. Cuando llamó a su hermano, esa amabilidad le dejó muy satisfecho.

Definitivamente te encontraré en el futuro. Te lo prometo

Poco a poco, la calidez de su cuerpo le llevó de vuelta a la tierra de los sueños y cayó en un profundo sueño.

***

 

Cuando volvió a despertarse, fue por su hambre. El cielo ya se había oscurecido. Considerando que había dormido desde la noche anterior, ¡Eso significaba que había dormido todo un día!

“¡Mamá, papá!” Gritó Tang Wulin mientras se levantaba. Su agotamiento ya se había disipado, pero su estómago todavía estaba vacío. ¡Se sentía tan hambriento que podía comerse una vaca entera!

“¡Hijo, estás despierto!” La puerta se abrió cuando Lang Yue entró corriendo.

Tang Wulin habló con un toque de orgullo: “¡Madre, ya puedo ejecutar el mil refinamientos!”

Los ojos de Lang Yue estaban inyectados en sangre. Para ella esto no era importante, ¡Lo importante era el bienestar de su hijo!

“Buen chico, ¿Tu cuerpo está incómodo de alguna manera?” Preguntó Lang Yue suavemente.

Tang Wulin negó con la cabeza: “¡No! Estoy hambriento. Mamá, ya que tengo hambre, ¿Hay algo para comer?”

“Sí, sí, mamá compró un pollo gordo para ti y sopa de pollo hervida con él. Está esperando que la bebas. Tu maestro dijo que te esforzaste demasiado y, después de despertar, necesitarías algo de comida nutritiva y digerible”

***

 

Quince minutos después.

Lang Yue y Tang Ziran miraron boquiabiertos mientras su hijo se atiborraba. Para su hijo, ¿Qué era un plato nutritivo y digerible? ¡Mientras pueda comerse, podría ser digerido!

Este niño de nueve años ya había consumido un pollo entero, junto con una olla de sopa de pollo, cinco panecillos y dos platos de verduras, y se lo metió en el estómago. Además, parecía que todavía no había tenido suficiente. Todavía estaba comiendo su sexto completo.

“Ve y cocina algunos platos más para nuestro hijo” Dijo Tang Ziran mientras tragaba una bocanada de saliva. Al ver a su hijo comer con tanto entusiasmo, incluso él sintió ganar de comer.

Lang Yue se levantó apresuradamente.

Tang Wulin realmente podía comer, especialmente después de gastar una gran cantidad de energía. Pasó casi una hora atiborrándose antes de soltar un suspiro de alivio.

“Hijo, no retuviste nada, ¿verdad?” Si no hubiera sido porque Tang Ziran la detuvo, Lang Yue habría dejado que Tang Wulin se saciase. Esa capacidad para la comida ya había superado por mucho tiempo a un individuo normal.

Tang Wulin tenía una sonrisa en su rostro cuando dijo: “La cocina de mamá sigue siendo la mejor. Comí hasta que estuve contento”

Tang Ziran inspeccionó cuidadosamente la muñeca de su hijo, con sus ojos brillando con una luz extraña. El lugar donde Mang Tian había abierto la muñeca de Tang Wulin el día anterior ya había sanado. Solo quedaba una débil línea roja en su lugar.

En ese punto, Tang Wulin lo recordó y preguntó: “Padre, ¿Tuve éxito en el mil refinamientos de ayer?”

Tang Ziran sonrió y asintió: “¡Por supuesto! ¡Tuviste éxito, fue muy exitoso! Tu maestro no pudo dejar de alabarte y dijo que cuando despertaras, deberías ir rápidamente a buscarlo”

Tang Wulin saltó de su silla y dijo: “¡Entonces estaré en camino!”

Lang Yue frunció el ceño: “Ya es tarde, ¿Por qué no vas mañana?”

Tang Ziran se puso de pie y dijo: “Se acaba de despertar, una hora y media más tarde y todavía no estará dormido. Como todavía no es demasiado tarde, le traeré y volveremos después de eso”

Lang Yue le miró y luego amenazó: “Si algo le sucede a mi hijo, te digo que dormirás en el salón”

Tang Ziran tímidamente se tocó la nariz: “Bueno, él es mi hijo también”

Padre e hijo salieron de la casa y se dirigieron hacia el taller de Mang Tian.

“¡Maestro, estoy aquí!” Gritó Tang Wulin una vez que entró por la puerta. Ansiosamente anticipo lo que su primer trabajo de mil refinamientos había producido y lo que parecía. La sensación de terminar el mil refinamientos le había llevado a sentirse excepcionalmente feliz en ese momento.

Mang Tian, vestido con su ropa de trabajo desgastada, salió del interior del taller. Por lo general, tenía una frío exterior, pero hoy, al ver a Tang Wulin, dejó escapar una sonrisa. Sin saberlo, sus ojos estaban llenos de satisfacción.

Miró a Tang Ziran y asintió con la cabeza antes de hacer señas a Tang Wulin: “Seguidme”

Ese trozo de heavy silver todavía estaba en el taller de Tang Wulin. Mang Tian ni siquiera cambió el metal de su ubicación después de que Tang Wulin fuera llevado por su padre ayer.

“Echa un vistazo a tu trabajo” Dijo Mang Tian a Tang Wulin. Señaló hacia el heavy silver.

Anterior   Index    Siguiente