Capítulo 01 La proposición de la princesa caballero

Parte 01

Al día siguiente de la fiesta.

Como el examen del final del semestre sería después de la próxima semana, una vez que terminaron las clases de la tarde, muchos estudiantes se apresuraron a hacer las maletas y regresar a casa.

Ash también estaba programando regresar a casa de inmediato para estudiar por su propia cuenta. Antes del examen, debido a que las actividades del consejo estudiantil se suspendieron temporalmente, no tuvo que ir al despacho después de la escuela.

“¿Por qué Eco está ausente hoy?” Raymond que ya había empaquetado su mochila le preguntó a Ash.

“Err… la fiesta de anoche dejó su huella… la palabra ‘Ausente’ no debería usarse para describir está situación… ¿verdad? Es Eco quién se cuela en el aula y se duerme de inmediato…”

“Jaja, qué linda. La razón por la que está dispuesta a asistir a esa clase tan aburrida es solo porque no quiere dejar tu lado, ¿No crees?”

“… ¿Cómo puede ser posible?”

Ash, mientras sonreía, sacó varios libros que nunca había usado antes de su taquilla, y los colocó en sus bolsas. Raymond exhaló un suspiro exagerado, pero Ash no entendió sus razones para hacerlo.

En ese momento, alguien se estaba moviendo hacia Ash.

“… Ash… ¿Puedo hablar contigo?”

Después de que levanto la cabeza… esa persona era en realidad Silvia.

Silvia rara vez tomaba la iniciativa de hablar con otras personas en la clase, especialmente si la otra parte era un chico. Pero en los últimos meses enfrentaron varias dificultades juntos, y de alguna manera sintió que era más fácil acercarse a Silvia en comparación con el pasado.

Pero en la clase, ella seguía siendo la majestuosa y severa ‘Ice Blue Princess’.

“Si vosotros dos queréis hablar solos, entonces esta molestia se irá en silencio”

Raymond salió del aula con una pequeña sonrisa astuta.

Los demás que estaban guardando sus maletas y estaban listos para irse a casa también les lanzaron una mirada curiosa.

“Uh… ¿Cómo puedo ayudarte?” Preguntó Ash nervioso.

“Esto… de hecho… padre… ordenó… quiere que me sigas…”

“¿Seguirte?”

“¡Tómalo como que yo no te he dicho nada!”

“¡Princesa!”

Ignorando por completo a Ash, como si ya hubiera dicho demasiado, Silvia se distanció rápidamente y, en un abrir y cerrar de ojos, abandonó el aula.

“… ¿Qué fue eso?”

Ash, 100% totalmente aturdido, todavía estaba de pie en el mismo lugar, mientras miraba desconcertadamente hacia la puerta por la que Silvia acababa de caminar…

 

Parte 02

Después de aproximadamente dos horas de estudio, en la biblioteca de la academia, Ash regresó al dormitorio de los chicos.

Aunque confiaba en el examen práctico, el examen escrito era otra historia, por lo que era necesario revisarlo cuidadosamente otra vez.

Por cierto, siempre que Eco esté en la misma habitación compartida con Ash, con todas las preocupaciones normales de un padre, su eficiencia de leer/estudio disminuían claramente. Esta era una de las razones por las que, mientras Cosette estuviera con Eco… Ash prefería usar la biblioteca.

Oscuridad.

El paisaje fuera de los dormitorios Apolo estaba completamente teñido de rayos rojos del crepúsculo. Así como Ash, después de un estudio por la tarde, caminaba hacia la entrada –

¡Toooooom!

“¡Wah!”

Una fuerte ráfaga de viento, junto con un sonido de impacto, de repente golpeó a Ash desde atrás. Ash tropezó y cayó de bruces, golpeando la puerta principal.

“¡Qué paso…!”

Ash se frotó la frente mientras giraba la cabeza.

“¡Por favor discúlpame! ¿Eres Ash Blake-san?”

Una mujer familiar estaba sentada en un Strada alado. La mujer, que parecía tener poco más de veinte años, era animada. Su cabello largo hasta los hombros se balanceaba con la brisa. Ella también era la que apareció en el restaurante de los estudiantes anoche.

“¡Soy la mensajera del palacio de primera clase, Oletta Blanc! ¡Tengo un mensaje para ti!”

“¿Para mí…?” Ash, parecía confundido, de ninguna manera había estado involucrado en asuntos tan importantes antes.

Orletta saltó de su equipo de montar, sacó un sobre de su bolso y se lo dio a Ash.

“¿Puedo preguntar quién envió esta carta?”

“Eso es secreto”

Orletta, mientras maniobraba a su Strada, soltó una risa juguetona y, antes de que Ash entendiera lo que estaba pasando, despegaron y volaron hacia el cielo.

 

Parte 03

Una vez que Ash regresó a su habitación, vio a Eco durmiendo en la cama con sus extremidades extendidas. Los pocos libros infantiles que Cosette le había dejado junto a la almohada le impedían aburrirse.

Solo cuando estaba durmiendo, su rostro era como un ángel, inocente y encantador – Justo cuando Ash pensó eso, Eco se dio la vuelta.

“¡Uwaaa…!”

Ash rápidamente ajusto su sabana a su posición original.

Aunque él sabe que ella es una joven dragona, pero cada vez que se encontraba con este tipo de situación, su corazón comenzaba a latir rápidamente.

“Realmente, puede ser malo para mi corazón…”

Ash tomó una respiración profunda, después de que se sintió tranquilo, se sentó con las piernas cruzadas sobre su cama personal.

Luego, abrió el sobre que acababa de recibir.

Solo ahora, Ash se dio cuenta de que este era un sobre de muy alta calidad. La calidad del papel vendido en la tienda estacionaria cercana no se podía comparar con este.

Ash cuidadosamente sacó la carta, como si estuviera tratando con un objeto frágil.

 

Mañana a la hora del almuerzo, te estaré esperando en la fuente frente a la academia.

 

Sin embargo, solo había una breve oración en la carta.

No hay ninguna firme en la carta.

“¿Qué es exactamente esto?”

Ash se sorprendió e involuntariamente murmuró.

“Huh… ¿Has vuelto?”

Eco se frotó los ojos y se sentó lentamente.

“Lo siento, ¿Te desperté?”

“Esa carta… ¿Qué está escrito allí?”

“Ahh, ¿esto? La mensajera simplemente me la envió…”

Ash mostró la carta a Eco.

Aunque Eco era solo una joven dragona de tres meses, podía obtener todo tipo de información del Dragweiss. Por supuesto, leer no debería ser ningún problema para ella. Aunque actualmente solo le interesaban los libros ilustrados, tarde o temprano a ella le interesaría la literatura.

Eco miró el contenido por unos momentos, y luego sus cejas de repente dieron una reacción.

“Esta persona realmente tiene agallas, ¿Cómo se atreve a enviar una carta de desafío?” Eco se levantó de repente mientras anunciaba su indignación.

“No, ¿Cómo puede ser esto una carta de desafío…?”

Aunque Ash trató de calmar a Eco… pero, de hecho, dentro de su corazón, también estaba desconcertado.

 

Parte 04

“… ¿Por qué viniste aquí conmigo?”

Al día siguiente, durante el descanso del almuerzo, Ash siguió el tiempo especificado en la carta y llegó a la fuente frente a la academia. Hay bancos en el campus, muchos estudiantes estaban charlando mientras disfrutaban del almuerzo.

“¿Debo incluso darte una razón? ¡Soy tu ama! Envían una carta de desafió para ti… ¡Es lo mismo que enviarme una a mí! ¡Personalmente los pisotearé!” Dijo Eco con una voz condescendiente distante, como imperial.

Eco estaba en su uniforme y se cruzaba de brazos mientras estaba junto a Ash, esperando que llegara el misterioso remitente.

“Haa. Ya dije que no es una carta de desafío”

Ash no podía recordar haber hecho algo escandaloso, esto causaría que alguien le desafiara a un duelo.

No hace mucho, Ash todavía era el chico problemático número uno en la academia y había recibido atención desaprobadora en todos los aspectos. Aunque después del nacimiento de Eco y luego de que ambos se unieran al consejo estudiantil, desde entonces había estado viviendo una vida con un perfil relativamente bajo. Rebecca también le apoyaba, lo que probablemente también fuera un factor muy crítico.

“De todos modos, él es muy lento… ¿Cuánto tiempo tiene la intención de hacernos esperar?”

Eco no podía ser culpada por estar enojada.

Ya habían pasado treinta minutos desde el comienzo de la hora del almuerzo.

“¿Nn…?”

En ese momento, Ash sintió que alguien le mirada la espalda, luego rápidamente se dio la vuelta.

Una estudiante se escondía secretamente detrás de las sombras y les había estado observando silenciosamente.

Quizás ella pensara que estaba escondida a salvo, pero su brillando cabello dorado no podía ocultarse tan fácilmente.

“¿Princesa?” Ash se enfrentó a ella.

En el momento en que miro cara a cara a Ash, el rostro de Silvia se puso rígido y ella rápidamente huyo.

“¡Por favor, espera princesa! Tienes algún asunto conmigo, ¿verdad?”

Ash rápidamente la persiguió por detrás.

“¿Podría ser que… la carta era de Silvia?”

Eco, quien también estaba cazándola, preguntó.

“Probablemente. Vamos a calmarnos y pensarlo. Su actitud de ayer después de la escuela, usando una mensajera del palacio y un sobre y papel de alta calidad… esta evidencia es suficiente para demostrar que la remitente probablemente sea la princesa. ¡Oye, princesa! ¿Estás huyendo?”

“¡No! ¡No me llames tan fuerte! Lancelot… ¡Por el nombre de Silvia Lautreamont te convoco!”

Justo en ese momento exacto… hubo un flash frente a Silvia, y apareció el maestro Lancelot.

Silvia saltó ágilmente hacia Lancelot. En el momento en que levantó las piernas para sentarse en la silla de montar, la falda de su uniforme se agitó momentáneamente.

Una tela blanca y pura saludó los ojos de Ash. Justo cuando Ash se sonrojo, Lancelot ya había salido disparado y se había ido.

“¿Fue magia?”

Ash estaba aturdido. ¿Estaba Silvia tan desesperada por escapar que necesitó convocar a Lancelot?

Por otra parte, montar en un dragón sin el traje dragsuit era una violación de las reglas de la academia. ¿La Silvia que respetaba las leyes realmente violaría las normas de la academia? Esto significaba que la situación no era un asunto trivial. Eco, sin embargo, estaba sin hablar y en una forma completamente normal…

“Detente, ¿Sabes quién soy? Si no quieres que te aplaste… ¡Regresa de inmediato!”

Eco estaba pisoteando el suelo mientras gritaba hacia el cielo.

“Vamos, es de Lancelot de quien estamos hablando… la que será aplastada deberías ser tú”

Ash se encogió de hombros con una sonrisa.

“¡¡¡Qué dijiste!!!”

Las mejillas de Eco ahora estaban rojas de ira; luego dirigió su atención hacia Ash.

En ese momento…

“¡Oye, hey, Lancelot! ¡Te ordené que volaras! ¡Quién te permitió aterrizar!”

Inesperadamente, Lancelot en realidad regresó, hizo un completo aterrizaje de emergencia, y se sentó. No solo eso, también bajo su cuello frente a Eco.

“No puede ser… ¿Realmente obedeció la orden de Eco?”

Ash miró dudoso a Eco.

Eco orgullosamente enderezó su pecho plano y dio un paso adelante.

“Bueno, ahora no tendrás a donde ir. Solo dime por qué enviaste una carta de desafío a Ash”

“E-Esa no es una carta de desafío…”

Silvia estaba sentada a horcajadas sobre una montaña inmóvil que era la espalda de Lancelot. Sus ojos estaban con lágrimas. Tal situación era extremadamente humillante para un Dragner, y mucho menos para la muy respetada Silvia.

“Princesa… si tienes algún problema, puedes hablar sobre eso conmigo…”

“¡N-No me des ese tipo de mirada comprensiva!”

“Lo siento…”

“¡Está bien, lo entiendo! ¡No escaparé de verdad! ¡Y ya no estoy confusa! ¡Porque soy la princesa del país Lautreamont Knight! ¡Ash, escucha con atención!”

Silvia gritó con la parte superior de su voz en la espalda de Lancelot.

“Espero que vengas conmigo… ¡Ven a mi casa para conocer a mi padre!”

En ese instante, todo el campus, ya entretenido por el evento, se congeló en silencio, todos al mismo tiempo.

Ash también estaba aturdido, y su cerebro dejó de funcionar.

“¡Woooow! ¡La princesa está proponiéndose a alguien! ¡Alguien tiene que contarlo!”

El grito de esa persona llego a ser el pistoletazo y causó un alboroto en todo el campus.

Inconscientemente, los estudiantes que estaban dispersos por el campus comiendo su almuerzo de repente los rodearon.

Había una razón para el alboroto causado por los estudiantes.

En general, para que un Dragner se propusiera correctamente, normalmente debían montar en su dragón. Y Silvia, coincidía en Lancelot, incluso estaba pidiendo a Ash que se encontrara con su padre.

Desde el punto de vista de los demás, esto era una escena de proposición.

“Había sentido sospechas desde la última vez… ¡Pensar que los dos ya habían progresado hasta tal grado!”

“¡Imposible, la diferencia de estatus es demasiado grande!”

El campus ahora estaba en una gran tormenta, y todos les estaban dando a Ash y Silvia varias miradas de curiosidad.

Silvia se sonrojo al refutar.

“¡L-Lo que dije no tiene ningún significado! ¡Es totalmente diferente! De todos modos… es mejor para un hombre proponerse… ¡No, no es así! ¡Ash, por favor, trata con el asunto aquí!”

Después de que Silvia gritara desesperadamente todo eso, se sentó por un momento en la espalda de Lancelot, y luego se fue corriendo.

“¡E-Eh! ¿Cómo puedes lanzarme este desastre, princesa…?” Dijo Ash con una mirada de sorpresa.

“¡Ash! ¿¡Al final, la aceptarás!?”

Un gran número de estudiantes continuó acercándose y rodeando a Ash. Eco estaba a su lado y naturalmente también estaba involucrada. Ambos estaban exprimidos por los demás.

“¡Arghh! ¡Ya he tenido suficiente! Es por eso que digo que los humanos son estúpidos e ignorantes… ¡Los aplastaré a todos!”

El rugido de Eco se pudo escuchar en el cielo azul.

 

Parte 05

La proposición de Silvia a Ash: después de haber hecho un gran esfuerzo para aclarar el malentendido, y de alguna forma arrinconar a Silvia y pedirle que explicara sus intenciones, descubrió un hecho mucho más impactante que haber sido propuesto por Silvia.

No creía que el Paladín Oswald realmente convocara tanto a Ash como a Eco.

Él era el rey del país.

Por supuesto… Ash no tenía el derecho de rechazarlo.

Anterior   Index   Siguiente