Capítulo 01 El cristal brillante de la dragona Eco

Parte 01

La noche en que Ash y Eco derrotaron a Rebecca. En la entrada del dormitorio de chicos, la casa Apolo, Silvia completó el registro de visitantes y luego se dirigió directamente hacia las escaleras. Cosette la siguió de cerca detrás de ella. El destino de estas dos personas era el 3er piso en el que estaba la habitación de Ash.

“Princesa-sama, eres tan agresiva esta noche. Estás lanzando despreocupadamente una infiltración nocturna[1] desde la entrada principal”

Cuando subieron la mitad de las escaleras, eso fue lo que dijo Cosette.

“¿Inf-Infiltración nocturna…?”

Silvia estaba tan nerviosa que incluso los lóbulos de sus orejas se tiñeron de rojo y se detuvo en el borde de la escalera.

“¡M-Mi criada personal no debería hablar tan descaradamente! ¡Solo tenía que visitar a Ash para algo! ¡Yo… definitivamente no es una especie de… infiltración nocturna!”

Silvia estaba lista para continuar caminando, pero Cosette permaneció enraizada en el lugar y no se movió.

“… ¿Qué es, no vas a venir?”

“Si estuviera allí, podría estar en el camino de vosotros dos… es mejor si me quedo en la entrada para esperar por vosotros. Ufufu”

Al ver a Cosette revelar una sonrisa elaborada, Silvia pareció avergonzada.

“¡N-No, en absoluto! Incluso sin lo que dijiste, e-esto… me faltaría una sensación de seguridad… ¿Y qué haría si Eco acabara entrar en el baño? ¿No me dejaría eso a solas con Ash?”

“Ara ara, ¿No es eso lo que quieres?”

Cosette reveló una expresión que parecía indicar sorpresa mientras inclinaba la cabeza hacia Silvia.

“¡Sí, tú idiotaaaaaaa-!”

Silvia se apresuró a subir las escaleras en un suspiro con los ojos llorosos. Pronto llegó al final del pasillo del 3er piso. Justo cuando se había preparado mentalmente y estaba lista para tocar la puerta frente a ella…

Dokun, dokun, dokun

Estaba tan sorprendida de lo intenso que era el latido de su corazón que no sabía qué hacer. En el pasado, Silvia había visitado la habitación de Ash más de una vez. Por lógica, no había ninguna razón para que ella se pusiera nerviosa, pero el corazón de Silvia seguía latiendo intensamente.

“Princesa-sama, ¿Qué sucede?”

Después de haber llegado finalmente, Cosette preguntó con perplejidad.

“… No es nada”

Silvia fingió calma. Justo cuando levantó la mano y se preparó para golpear la puerta de nuevo –

“Oye… por favor, Eco”

“¡No quiero! ¡Es realmente embarazoso!”

Las voces de la conversación en la habitación se escucharon al otro lado de la puerta. Ash y Eco parecían estar en medio de una pelea.

“¡Tiene que haber algo! Yo te ayudaré también”

“No hay nada que puedas hacer para ayudarme con este tipo de cosas, ¡Está bien!”

“Pero si solo estoy mirando desde un lado, no creo que pueda soportarlo”

“¡No tienes que verlo! ¡Porqué es realmente muy embarazoso!”

Silvia se sonrojó.

“Oye, Cosette. ¿Qué están haciendo ahora?”

“Ufufu. Puede que no hayamos venido en el momento correcto”

Cosette parecía como si estuviera disfrutando profundamente de esta situación dudosa.

“Oye, Eco. Ya he tenido curiosidad por un largo tiempo, ¿Cómo es tan embarazoso? Por lo que puedo ver, otros dragones no parecen sentirse avergonzados”

“E-Es porque han sido contaminados y domesticados por los estúpidos e ignorantes humanos, ¡Por eso se han olvidado de estos importantes sentimientos morales!”

“Eco, ¿También puedes olvidarte de esos sentimientos morales? Solo por esta vez, porque realmente quiero verlo con mis propios ojos”

“¡No puedo hacer algo tan salvaje…!”

Toda la cara de Silvia estaba enrojecida y la sangre le corría por la cabeza.

“¿Escuchaste eso, Cosette? ¿Qué significa ese acto ‘Salvaje’? ¡Realmente te juzgue mal, Ash!”

Con una explosión de ira, Silvia de repente pateó la puerta de la habitación.

“¡Vosotros dos! No tenéis vergüenza… ¿eh?”

Después de ver la escena en la habitación, Silvia se congeló como si estuviera aturdida. Por un lado, estaba Eco, cuya cabeza estaba girada hacia otra dirección mientras envolvía sus brazos alrededor de ella mientras estaba sentada en la cama. Y en el otro lado estaba Ash, que estaba arrodillado en el suelo, como si estuviera suplicando a Eco. Después de bajar el puño que ella había levantado en el aire, Silvia preguntó con un tono espinoso.

“¿Q-Qué demonios estabais haciendo vosotros dos justo ahora?”

 

Parte 02

“¿¡Princesa-sama!?”

A pesar de que claramente había solo una hora hasta que las luces se apagaran, Silvia aún irrumpió en la habitación a esta hora de la noche, dándole a Ash una gran sorpresa. En cualquier caso, Silvia parecía tener un terrible malentendido, por lo que Ash decidió explicarle en detalle sobre la solicitud que le hizo a Eco.

“Veréis, el último día del festival de los quinientos años de Ansarivan es el último combate del Dragonar Gunnar Bolt, ¿verdad? Así que quería obtener un cristal de dragón de Eco, por si acaso se necesitara en ese momento”

Silvia enderezo su mirada.

“Espera, Ash. No planeas usar Oráculos durante el combate, ¿verdad?”

Ash predijo que ella reaccionaría de esa forma, por lo que respondió con indiferencia.

“No hay una regla que prohíba su uso, ¿verdad?”

Después de que Silvia se cruzó de brazos, suspiró algo asombrada.

“Ciertamente, no hay ninguna regla que prohíba su uso, pero estos llamados Oráculos son básicamente simples simplificadores de la magia de dragón, de modo que los humanos pueden usarlos. En una competición como la Dragonar Gunnar Bolt, donde los estándares son tan altos, no creo que sean muy útiles”

Este análisis no solo se ajustó al proceso de pensamiento lógico de Silvia, sino que también era muy razonable. Si uno quisiera usar magia durante un combate, la mayoría lo dejaría a su Pal. Pero, Ash decidió usar la personalidad de Silvia para atacar en este momento.

“Eco es la ‘Avalon Princess’, princesa-sama, ¿No tienes curiosidad sobre qué tipo de brillante cristal de dragón producirá? Incluso podría haber algún tipo de resultado sorprendente”

“Eso es verdad, entiendo lo que quieres decir”

En este punto, Silvia finalmente aceptó la propuesta de Ash.

“Si ese es el caso, permítame ver esto con vosotros también”

Efectivamente, la curiosidad de Silvia y su sed de más conocimiento se desencadenaron.

“¡Oye! Silvia, ¿¡Cómo pudiste seguirle también!?”

Mientras estaba sentada en la cama, Eco no pudo evitar gritar.

“Además, ¿Por qué apareciste en nuestra habitación? ¡Deberías avergonzarte por venir al dormitorio de los chicos en este momento!”

“¡E-Eso es porque…!”

Una vez que Eco le devolvió la discusión, Silvia se quedó muda por un momento.

“Eco está aquí. Princesa-sama, ¿Hay algo de importancia?”

Ash inclinó su cabeza mientras preguntaba.

“U-Uh… aún no te he felicitado, así qué…”

Aparentemente avergonzada, Silvia bajó la cabeza mientras respondía con cierta duda. Sus mejillas originalmente blancas ahora estaban teñidas de un color cereza adorable, y su apariencia delicada hizo que el corazón de Ash latiera un poco más rápido. Sin embargo, no pudo averiguar si había alguna razón valiosa para que Silvia viniera a felicitarle en este momento.

“Dijiste que querías felicitarme… pero no puedo pensar en nada”

Al escuchar a Ash decir eso en voz baja, Silvia inmediatamente volvió a su yo habitual.

“Por supuesto, es porque derrotaste a la presidenta Rebecca en la ronda preliminar, ¡Y ahora has calificado para la final! ¡Esa es la razón!”

A pesar de entender de dónde venía Silvia, Ash simplemente no podía sentirse feliz por derrotar a Rebecca.

“Para ser honesto… Rebecca-san no usó todo su poder hoy, así que no puedo estar feliz”

“¿Es así?”

“Para ayudarme a derrotar a Oscar, usó el combate para darme un entrenamiento especial. Si no fuera por eso, creo que definitivamente habría perdido. Rebecca-san es realmente una gran persona”

“De hecho, también sentí que ese tipo de estilo de pelea era diferente a la habitual presidenta”

Silvia se cruzó de brazos, aparentemente tratando de recordar el combate durante el día. Justo en ese momento –

“De alguna manera, parecía que ella lo estaba disfrutando”

Una débil voz de mosquito se escuchó desde algún lugar.

“¡Hola yo…!”

La cara de Silvia se puso pálida de repente. Probablemente pensó que era la voz de un fantasma. Como siempre, tan pronto como se encontró con algún fenómeno sobrenatural, revelaría un lado extremadamente tímido.

“¿¡¡¡Quién es!!!?”

Ash, reflexivamente, enderezó su postura y se preparó para la acción.

“También escuché una voz…”

Eco también miró alrededor de la habitación, observando la situación. En ese momento, un sonido ‘Knock knock knock’ vino de la ventana. Mientras no se habían dado cuenta, la ventana de vidrio había sido entreabierta, y el viento de la noche entró en la habitación.

“¿¡Lucca!?”

Ash, Eco y Silvia gritaron al unísono. De hecho, quien mostró su rostro al otro lado de la ventana era la chica montando al maestro Gawain, Lucca Sarlinen. Ella era una estudiante de 2do año del curso Unios, y también era la secretaria del consejo estudiantil. Con cabello plateado que revoloteaba en el viento de la noche y orejas puntiagudas que solo poseían los Eckbald, era como un hada que aparecía bajo la luz de la luna.

“Lucca, ¿Por qué estás aquí?”

Cuando Ash preguntó, Lucca silenciosamente susurró en respuesta.

“Mañana… lucharé contra Silvia en la ronda preliminar… no sé por qué… de repente quise ver la cara de Ash… así que vine aquí”

Al ver la delicada y encantadora expresión de Lucca, el corazón de Ash se intensificó. Bajo la iluminación de la luz de la luna, Lucca parecía tener un aire de misterio sobre ella.

“Oye, ¿Por qué estás actuando tan coquetamente?”

“¡Claramente te están seduciendo!”

Al ver que Eco y Silvia ventilaban sus acusaciones contra él, Ash se encogió tímidamente hacia atrás. Después de que Lucca entró por la ventana, dirigió su mirada hacia Silvia.

“Es casi la hora del toque de queda. Pero… ¿Por qué estás aquí… Silvia?”

Lucca habló débilmente, pero su tono era agudo y espinoso.

“¡Yo vine aquí solo para felicitarle por llegar a la final!”

“… No necesitas mentir. La verdadera razón por la que viniste aquí por la noche… debería ser la misma que la mía, ¿verdad?”

Sus ojos color amatista permanecieron fijos en Silvia.

“¡Uh…!”

Después de un concurso de miradas entre las dos…

“¡Bien, sí! ¡Tienes razón! Mañana es una ronda preliminar importante, así que también estoy nerviosa… ¡Por eso vine a ver a Ash! ¿No puedo hacer eso?”

Silvia finalmente lo soltó, y reveló los verdaderos pensamientos en su mente. Desde que se confesó a Ash, las acciones de Silvia hacia Ash parecían haberse vuelto cada vez más atrevidas.

“¡Eso es suficiente! ¡Voy a aplastaros a todos vosotros!”

Eco de repente se paró en la parte superior de la cama en una posición amenazante. Ambas manos estaban sobre sus caderas mientras miraba intimidativamente a Silvia y Lucca, sus brillantes ojos rojos llenos de ira. Esos ojos brutales no eran casi diferentes a los de un dragón.

“¡Nadie te dio permiso para empujarme hacia un lado! ¡Ash me pertenece!”

Eco se equivocó debido al impulso repentino, haciendo que su rostro adquiriese un tono rojo vivo, y parecía como si vapor le saliera de la cabeza.

“Ah, eso… es solo como un caballero. ¡N-No hay otro significado! ¡Ash es el caballero de Avalon, y yo soy la princesa de la familia de los dragones sagrados del emperador Avalon! ¡E-Eso es todo lo que es!”

“Hmm. Basado en lo que acabas de decir, parece que las dos tenemos una oportunidad bastante buena. Además, como dice el lema de la familia Lautreamont, uno debe golpear mientras el hierro está caliente”

Viendo que Eco quería evitar el tema, Silvia en cambió explicó sus palabras por su significado literal, y luego asintió orgullosamente con la cabeza.

“Yo también… no perderé”

Con una mirada apasionada, Lucca apretó los puños frente a su pecho.

“¡Nggh! ¡Es por eso que dije que los humanos son tan estúpidos e ignorantes…!”

La ira de Eco se elevó una vez más y parecía como si el magma caliente estallara en su cabeza.

“¿Escucha bien? ¡Bese a Ash!”

“¡Vamos! No es necesario que…”

Ash trató apresuradamente de evitar que continuaran.

“Entonces, ¡También besé a Ash! También lo viste, ¿Verdad, Eco?”

Esta vez, se despertó una extraña sensación de competencia en Silvia.

“Ash… ha besado mis partes importantes”

Entonces, una tímida Lucca también reveló una experiencia que despertó la atención de todos.

“No, no, ¿De qué estás hablando?”

“Cuando estábamos limpiando el salón Julius, Ash metió su cabeza dentro de mi falda…”

Después de escuchar eso, Ash finalmente lo recordó. Aunque fue un accidente inesperado, fue un hecho indiscutible que Lucca se había sentado sobre la cara de Ash.

“De acuerdo con la tradición de las personas de Eckbald, las chicas solo pueden permitir que el novio les haga tales cosas…”

Al escuchar las palabras de Lucca, la palidez en la cara de Eco y Silvia se desvaneció instantáneamente.

“¡I-Incluso no he permitido que Ash toque ahí!”

“¡No entres en pánico, Eco! ¡Cuando se trata de amor, el contacto físico no puede representarlo todo!”

“¡E-Es correcto! ¡Qué raro es que Silvia también esté de acuerdo!”

De repente, Eco parecía está en la misma onda que Silvia.

“¡Eco! ¡Lo ‘Raro’ es innecesario!”

… Ash sintió que esto nunca llegaría a su fin si continuaba, por lo que decidió interrumpirlas.

“Está bien, vale, vosotras tres no necesitáis discutir más. El toque de queda llegará en solo treinta minutos más, y me gustaría ver el brillante cristal de dragon de Eco antes de que se apaguen las luces…”

“Si no dijeras eso, lo habría olvidado también”

Después de que Silvia se aclaró la garganta con una tos seca, ella estabilizó sus emociones.

“¿… Un brillante cristal de dragon de Eco?”

Habiéndose unido a mitad de camino, Lucca observó de cerca la interacción entre Ash y Eco.

“¿Por qué menciones esto otra vez…?”

Eco giró su rostro hacia un lado, y suspiró porque el tema de la conversación había regresado a esto otra vez. Finalmente logró que las tres chicas detuvieran su guerra de palabras, Ash de repente dirigió su mirada hacia Lucca. Después de todo, las personas de Eckbald eran una raza que era buena lidiando con dragones. Así que tal vez ella conocía alguna forma de persuadir a la resistente Eco, y tal vez incluso convencer a Eco para que produjera más brillantes cristales de dragón.

“Oye, Lucca. ¿El pueblo Eckbald tiene un método para alentar a los dragones a producir brillantes cristales de dragón?”

“… Sí”

Lucca respondió sin ninguna duda.

“Eh, ¿En serio?”

En cambio, fue Ash quien se sintió sorprendido a pesar de ser el quien preguntó. Como si de repente hubiera pensado en algo, Lucca se desabrochó la cinta en el pecho. Luego se quitó el abrigo sin más dudas. Una por una, su ropa cayó al suelo, creando un círculo alrededor de sus pequeños pies.

“¡Espera! ¿Por qué te quitas la ropa?”

El corazón de Ash casi saltó de su pecho. Lucca estaba actualmente en un estado semidesnudo. La belleza de su delicado cuerpo era como la de un ángel, y se sentía como un pecado incluso mirarlo directamente.

“¡Oye, Ash! ¡Deja de mirarme!”

Después de que Silvia saltó frente a Lucca, reprendió a Lucca que estaba detrás de ella.

“¡Y Lucca, tú también estás equivocada! Para quitarte la ropa sin avisar frente a un chico, ¿¡No tienes vergüenza!?”

“Porque… si quieres animar a un dragón a que produzca un brillante cristal de dragón… solo puedes confiar en el contacto íntimo con la piel”

Si bien este ‘Animar al brillante cristal de dragón’ sonaba completamente desconcertante, tal vez era una descripción única que las personas Eckbald utilizaron. Debido a que esta descripción era similar a un ‘Bebe animado’, Ash no pudo evitar sentirse avergonzado. Lucca de repente convirtió a Eco en su objetivo.

“Eco también necesita quitarse la ropa”

“¿Hah? ¿¡Qué estás diciendo!?”

A pesar de que anteriormente Eco caminaba desnuda sin cuidado, ella había alcanzado lentamente la sensación de vergüenza que tenían las personas ordinarias. Al escuchar la petición de Lucca, inconscientemente perdió los estribos.

“¿¡Qué tipo de broma es esta!? Desnudarse frente a los demás es tan vergonzoso… ¡ah!”

Eco fue interrumpida a mitad de su frase. En contraste con su apariencia, Lucca había su cuerpo con agilidad y comenzó a mordisquear el cuerno sobre la cabeza de Eco.

“¡Ah… no puedes morder allí…!”

En un instante, todo el cuerpo de Eco se puso flácido, y ella colapsó en los brazos de Lucca. Ash casi había olvidado que era la debilidad de un dragón. Tan pronto como esa parte sea mordisqueada ligeramente, su cuerpo entero se volvería floja y débil.

“¡N-No puedes… n-no ahí…!”

Eco fue despojada de su ropa sin ninguna resistencia. Como era de esperar de una persona de Eckbald que era buena lidiando con dragones, las acciones de Lucca parecían diestras, y las personas que miraban solo podían mirar estupefactas. Siempre y cuando su objetivo fuera un dragón, incluso si su aspecto exterior era el de una chica humana, no parecía hacer ninguna diferencia. El cuerpo completamente sin fuerzas y desnudo de Eco fue colocado sobre la cama. Su piel blanca y cristalina, como si emitiese un brillo sagrado.

“¡Cubre los ojos de Ash! ¡ahora!”

Silvia le dio una orden severa a Cosette, que había estado esperando en la puerta.

“Ciertamente, princesa-sama”

En un instante, Ash fue arrastrado por una fuerza vigorosa desde atrás, mientras su cuerpo se giraba en el proceso. Seguido de un sonido ‘¡Poof!’, parecía haber algo increíblemente suave envuelto en sus mejillas. Un aroma floral entró en su nariz.

“¡Mufu! ¡moffumm…!”

Debido a que su boca había sido bloqueada, Ash no pudo hablar correctamente. Después de luchar por un momento, Ash finalmente se dio cuenta de que su rostro estaba actualmente enterrado entre el pecho bien dotado de Cosette. A través de su uniforme de criada, podía sentir el calor del cuerpo de Cosette y la sensación completa de su cuerpo.

Ella generalmente actúa como una hermana mayor accesible, así que no presté particular atención… nunca imaginé que Cosette era tan inmensamente grande… y estaba tan increíblemente suave.

Mientras pensaba en esas cosas, el cuerpo de Ash gradualmente comenzó a calentarse.

“¡Oye, Cosette! ¡Solo dije que cubrieras sus ojos! ¡No dije que uses ese método!”

El sonido de la protesta de Silvia vino de detrás de Ash.

“Cálmate, princesa-sama. Este es el bienestar de una criada”

“¡No tiene nada que ver con ser una criada!”

“Entonces, ¿No te importa si no ves el momento en que Eco produce el brillante cristal de dragón, princesa-sama?”

“Bien, eso es cierto. ¡No puedo perderme un momento tan valioso!”

La presencia de Silvia pareció disiparse. Probablemente se movió a la cama.

“F-Fu…”

Poco después, el sonido de la respiración seductora de Eco entró en los oídos de Ash. Estaba realmente curioso de qué tipo de cosa estaba sucediendo encima de esa cama. Como Cosette le apretaba con fuerza, Ash no podía ver nada.

“El cabello de Eco es tan suave…”

“¡Wah! ¡Si lo acaricias así…!”

La atmósfera se estaba volviendo extraña por segundos.

“Lucca-sama y Eco se acurrucan juntas como cachorros”

Tal vez por generosidad, o simplemente por diversión, Cosette comenzó a describir la situación actual en los oídos de Ash.

“Ara ara, ahora Lucca-sama está frotando una fragancia ansal en la espalda de Eco. Hay un dulce aroma flotando en la habitación”

Aunque esto era lo que Cosette descubrió, Ash solo pudo olear la fragancia del cuerpo de Cosette.

“Eco, ¿Sigues nerviosa? Déjate relajarte un poco más…”

Los susurros silenciosos de Lucca podían escucharse.

“… Realmente… vergonzoso… por favor, deteneos ya…”

Aunque Eco parecía estar lentamente intoxicada por la fragancia del ansal, todavía parecía ser racional. Como si persuadiera a Eco para que se rindiera, Lucca continuó diciendo.

“Está bien. Solo necesitas confiar en mí… estarás segura de producir un cristal saludable”

“No quiero… dar a luz a ese tipo de cosas…”

“¿Es cómodo aquí?”

“¡Ahmm…!”

No se sabía lo que Lucca hizo, pero Eco gritó aún más fuerte. Al momento siguiente, Ash sintió que toda la habitación estaba bañada en una cálida luz.

 

“- Por favor, echa un vistazo, Ash-sama”

Después de que Cosette lo dijo en un susurro, aflojó el agarre de sus brazos a mi alrededor.

“¿Está bien para mí mirar ahora?”

Con ligera vacilación, Ash levantó la cabeza del pecho de Cosette.

“La atención de la princesa-sama se centra actualmente únicamente en Eco en este momento. Ella no se distraerá con nada más”

“Gracias, Cosette”

Ash volvió la cabeza y miró por encima del hombro hacia la cama. Y luego tomó una respiración profunda. El cuerpo de Eco estaba flotando en el aire, flotando a una distancia de unos cinco centímetros por encima de la cama. Su cuerpo desnudo estaba emitiendo un brillo rosado. Su cuerpo estaba rodeado de objetos que parecían estrellas. La luminosidad era tan intensa que era casi imposible mantener los ojos abiertos. Pero Ash no cerró los ojos, todavía estaba observando de cerca el fenómeno que estaba ocurriendo en el cuerpo de Eco. Esas estrellas brillantes convergían lentamente hacia el pecho de Eco, y finalmente se fusionaron en un gran cristal.

“¡Oh, qué hermoso…!”

Era como un diamante rosa, un brillante cristal de dragón que parecía emitir una sensación de solemnidad. El resplandor finalmente se atenuó, y el cuerpo desnudo flotante de Eco ‘Pon’ cayó de nuevo sobre la cama. Aunque parecía haber permanecido apenas consciente, todo su cuerpo estaba caliente y su piel se había vuelto roja.

“Jajajaja…”

Eco yacía en la cama jadeando. Era una apariencia seductora que cautivó a Ash por un momento, e incluso su garganta se crispó debido a su nerviosismo.

“Así que este es un brillante cristal de dragón producido por la hija de Avalon…”

Silvia se inclinó y recogió el cristal que Eco había producido.

“Un cristal rosa es bastante inusual. Que belleza…”

Por la razón, un brillante cristal de dragón debería haber llegado a ser algo común para la princesa de la familia real del país Knight Lautreamont, pero Silvia parecía profundamente impresionada.

“Puedo sentir… una magia extremadamente poderosa”

Incluso Lucca, que raramente mostraba tales emociones, parecía estar fascinada por eso. Este era el primer brillante cristal de dragón que Eco había dado a luz. En cuanto a exactamente qué tipo de efecto estaba incrustado en el interior, Ash todavía no era capaz de imaginarlo.

[1] Una antigua costumbre japonesa que involucraba a un hombre soltero que entraba furtivamente en la casa de una mujer soltera para pedir sexo consensual. El intruso generalmente trataba de evitar que le detecten, pero es posible que ya sea conocido por la familia y que a veces se considere un preludio para el matrimonio.

Anterior   Index   Siguiente