Prólogo

Existe una espada demoníaca que sólo puede ser manifestada por un ‘Man-eater’.

Existe una técnica de transporte instantáneo que sólo puede ser utilizada por la Witch of Gates.

Cada uno con sus comodines característicos.

Como nombre general, la orden White Knight les llamo así –

Los absolutamente únicos, Origins.

Haimura Moroha vio un sueño de su anterior vida.

Fuera de la ventana, una ventisca rugía.

El cielo no había estado claro en esta área durante un año.

Era como si hubiera sido sumergido en un infierno perpetuo y helado.

En estas estériles tierras, se erguía el castillo de Moroha.

El frío se hundió profundamente en las habitaciones de piedra. En esta atmosfera, incluso el fuego en el castillo era frágil, y el crujir de la leña parecía solitario. Parecía que incluso la alfombra se había congelado y no era diferente de un suelo de piedra. El frío era como agujas, perforando continuamente la piel.

Esa sala de torturas era el despacho de Moroha.

Sin esperanza en el cantar de los pájaros, escuchó el rugió vacío de la ventisca. La respiración que exhalaba era puramente blanca. Sentado en una silla del despacho, helado como ataúd, Moroha estaba leyendo documentos antiguos.

En el sueño de hoy, no sólo estaba él.

“Tengo frío”

De sus piernas sonó la voz de una mujer.

Era dulce como la miel, y hacía cosquillas en las orejas como una pluma, era una voz seductora.

Era de una mujer con largo cabello negro, tendida coqueta en su regazo.

Estaba justo en el punto ciego creado por los documentos, y su expresión no era visible.

Sin embargo, él sintió frío y un estremecimiento en sus muslos.

“¿Vamos a mover tu castillo a un lugar más cálido? Hmm, Shuu Saura”

La mujer de pelo negro llamaba así a Moroha en el sueño.

Shuu Saura. Ese era el nombre de Moroha en su anterior vida.

En una de las dos.

“Solía ser una región productora de cereales”

Fingiendo distracción, Shuu Saura continuó conversando con la mujer.

“Sí, eso es correcto. Hasta hace diez años, es decir” Con la cabeza todavía en su regazo, utilizó el cinismo de un niño para llamar la atención, “Antes de usar el hechizo prohibido”

A lo que ella dijo, Shuu Saura no levantó su cara del libro.

La mujer junto más palabras para tratar de llamar la atención.

“Con solo un hechizo, convertiste este país en un infierno helado y te llevaste decenas de miles de vidas. Pero salvaste a más personas. Yo soy una de ellas. Lo recuerdo como si fuera ayer, ¿sabes? ¿Aunque sólo hace una década?”

Llamarlo una década justo también fue sazonado con sarcasmo, pero su tono recordatorio parecía algo feliz.

“Hmm, Shuu Saura, mi lord, mi amado, ¿Justo cuando te cansaras de vivir tu vida en esta prisión helada y atormentar mi cuerpo con este frío?”

Mientras seguía hablando, también le acariciaba continuamente el regazo.

Amablemente, burlándose.

“No es un caso de cansancio. ¿No es este castillo adecuado para mí, el enemigo del mundo, el destructor del orden y odiado como Plutón? ¿No es aquí eminentemente adecuado?”

“¿Así que seguirás arrepintiendo hasta morir? Realmente te gusta eso, ¿verdad?”

“No sé qué quieres decir, simplemente tengo gusto por esta área”

Shuu Saura fingió indiferencia.

Simultáneamente, un ronquido de él significaba que la conversación había terminado.

Fue a mirar una página nueva, pero de repente la mujer agarró los documentos.

“Frente a mí, tu esposa, me gustaría que no te comportases como una mala persona, ¿sabes?”

Dijo ella, con un tono terriblemente malhumorado.

“Si te llamas mi esposa, entonces quiero que seas una esposa sabia, ¿Verdad, oh Witch of the Underworld?”

Con una sonrisa fría, Shuu Saura reprimió su comportamiento infantil.

Ahora no había nada que obstruyera el espacio entre ellos, el rostro de la mujer llamada Witch of the Underworld estaba ahora expuesto.

Tenía una belleza fría e inhumana que hacía posible confundirla con una muñeca si no se movía.

Su expresión era rígida como una máscara.

Su voz y tono estaban claramente irritados, pero su rostro no mostraba absolutamente nada de esa emoción.

“Devuélvelos”

Con palabras cortas, Shuu Saura ordenó, extendiendo su mano.

La mujer estaba en silencio y sin expresión, pero como en un ataque de ira, lo lanzó detrás de ella.

Al hombre temido como Plutón, se comportaba sin contenerse como un niño mimado. Amargado.

Una inocencia como si fuera temida como una bruja era una mentira.

Shuu Saura dejó escapar un suspiro pasmado y luego su sonrisa irónica se llenó de profundo afecto.

“No me molestes tanto”

“Me niego, quiero que me cuides más”

Pero la bruja se volvía cada vez más perversa y cada vez más temeraria.

“Mira”

Se puso de pie y avanzó hacia él.

De repente abrió su parte superior y expuso sus dos abundantes pechos.

Expuesta y marcada en su pecho estaba una marca brutal.

Perjudicando su belleza artificialmente perfecta, una marca brutal.

Sin embargo, la mujer estaba orgullosa, tirando de su pecho para mostrarlo.

“Fuiste tú quien me libero de la esclavitud, ¿verdad?”

Su voz melosa susurró astutamente.

“¿No tienes el deber de atarme?”

Entonces cogió su mano derecha y la guió hasta la marca sobre su pecho, la prueba de ella era una esclava.

“… Honestamente”

Mientras la miraba como a una niña amada, él reaccionó ante sus palabras.

“Estas libre. En este mundo, no existe una cadena que pueda unir a una persona a otra”

Él acarició suavemente la marca en su pecho.

La punta de sus dedos que tocaba el pecho de la bruja era amable y cariñosa.

“Me estoy ahogando en la libertad que me diste, así que sólo puede aferrarme a ti”

La Witch of the Underworld rodeo su cuello con sus brazos y se montó sobre su regazo.

“Por favor. Mírame. Abrázame. No me dejes ir. Abrázame fuerte. Hasta que muramos. Y luego una vez que renazcamos. Siempre. Siempre”

La bruja apoyó su delgado cuerpo en él, comprimiendo sus abundantes pechos entre él.

“Esa es tu expiación a mí”

Su rostro estaba inmóvil, parecía artificial.

Sin embargo, con los ojos fijos, se llenaron de lágrimas.

En lugar de una respuesta, Shuu Saura la abrazó fuertemente.

Sin tocar un dedo más, sin siquiera un beso.

Compartiendo un ligero calor en este mundo helado.

Era como sí –

Estaban confirmando la conexión en sus almas, era un abrazo profundo y apasionado.

Allí, el sueño de Shuu fue interrumpido, y Moroha despertó.

“Fue un poco desperdició”

El frío penetrante de la habitación, el calor de la mujer en sus brazos, todo era un sueño.

El verdadero Haimura Moroha estaba aquí.

En el patio de la escuela preparatoria la academia privada Akane.

Una academia de aquellos que heredaron los recuerdos de su anterior vida y sus habilidades sobrehumanas, Reincarnators o Saviours.

Se había quedado dormido tumbado en el césped, tomando el sol.

“Así que esa era la Witch of the Underworld… finalmente nos conocimos”

Con los ojos todavía cerrados, Moroha pensó en su sueño, recogiendo los sentimientos que se alejaban de sus brazos, los restos del sueño.

La sensación insustituible, el calor de la piel de una mujer.

La incomparable suavidad del abundante pecho.

No quería perderlos y se aferraba a ellos.

“Así es… ellos eran grandes”

Estaba en su mano derecha, la que disfrutaba de cierta suavidad.

IMG_0013

“Ahhh”

De repente, oyó un suspiro ardiente y agonizante.

Desde directamente delante de él también.

“¿Qué?”

Moroha abrió los ojos.

Su sueño y fragmentos finales de su sueño se fueron lejos.

“Buenos días, Moroha”

El rostro de una hermosa chica llenó vívidamente su visión.

“¿Qué estás haciendo, Shizuno?”

Sorprendido, reflexivamente trató de moverse, pero no pudo.

La chica, Urushibara Shizuno, se había acurrucado contra él y estaba apoyada contra su pecho.

Estaba durmiendo bien, y de repente sucedió esto.

Siempre tenía que estar en guardia.

Shizuno respondió con indiferencia.

“¿Qué? Estoy haciendo sentir mis pechos”

“¡Lo siento!”

Él frenéticamente se quitó la mano con la que había agarrado los abundantes pechos de Shizuno mientras estaba medio dormido.

“No puedo bajar la guardia a tu alrededor, ¿verdad?”

“Estaba medio dormido. Me disculpo sinceramente”

“Te perdono. De hecho, ¿Puedes tocarlos más?”

Shizuno cogió su mano derecha y trató de guiarla hacia su pecho.

“¿Así qué? Aparte de eso, ¿Qué estás haciendo aquí?”

Moroha cogió suavemente la mano y cambió el tema hacia otra cosa.

Depreciándole por ser frío, Shizuno contestó lánguidamente mientras apoyaba la cabeza en su pecho.

“¿No es obvio que estoy tomando el sol?”

Con el abultado pecho y amplió de Shizuno pegado a él de esta manera, él era excesivamente consciente de ellos. Fueron presionados alrededor de su estómago, aplastándole y dándole una sensación de temblor.

Sólo los había sentido y eso le traía a la mente la sensación indescriptible de la palma de su mano.

“¿Entonces no estaría bien aquí?”

Moroha palmeó frenéticamente el espacio a su lado.

Y sobre todo intentó persuadirla de que no necesitaba abrazarse así para tomar el sol.

Esta situación no era buena.

Realmente no era buena.

“¿No siempre te estoy diciendo que no hagas cosas que bajen tu valor como mujer?”

“Pero, nadie puede vernos, ¿sabes?”

De hecho, estamos solos en el patio.

“Estamos a la vista desde el pasillo así que…”

Moroha replicó con los ojos medio cerrados.

La mayoría de los estudiantes debían estar en clases, pero podía haber algunas excepciones.

“Si estoy contigo, no me importa enamorarme, ¿sabes?”

Como si confirmara la sensación de su pecho, Shizuno se frotó lentamente la mejilla y contestó desvergonzadamente.

“Detén tus bromas”

Para deshacerse del humor seductor, Moroha la regaño como si descubriera sus colmillos.

Shizuno no respondió.

Sin embargo, pequeños hoyuelos aparecieron en los bordes de su boca.

Ella tenía el hábito de mostrarlos cuando se estaba burlando de las personas y diciendo bromas.

“¿Es realmente tan divertido burlarse de mí…?”

“Sí lo es. Así que quiero estar contigo todos los días y tomarte el pelo”

Moroha estaba perdido por las palabras y asombrado.

“… Sinceramente, si escuchaste eso, obviamente sería una confesión”

Sin embargo, ella probablemente estaba diciendo que quería a Moroha como un juguete todos los días.

Que desperdició.

“¿Eres feliz, Moroha?”

“Ser molestado todos los días es una molestia real”

Moroha levantó las manos en rendición, en proclamación.

Una vez más, pequeños y enanos hoyuelos aparecieron en su rostro.

Shizuno era una chica a la que le faltaba un poco de expresión.

“Y ella es tan hermosa, es un desperdicio”

Quien sabía cuántas veces había estado envuelta en estas impresiones.

Pero no había cambio, Shizuno era ese tipo de chica.

Y entonces, esa realidad trajo otra memoria otra vez a Moroha.

“Oye, Shizuno” Había vuelto a recordar su pregunta: “¿Eres realmente la Witch of the Underworld?”

Quién sabía cuántas veces había hecho esa pregunta.

Cuando una característica que le hacía parecer pensar en nada más que aquello, le preguntaba.

Y ahora, algo había regresado a su mente.

En el sueño que acababa de presenciar, la bruja, carecía de expresión.

Esa bruja era hermosa, pero tenía una poker face como cara.

Cerrando los ojos con Shizuno como objetivo, parecían superponerse.

“Yo… no puedo pensar que es una coincidencia”

Dentro de esta academia, Moroha tenía excepcionalmente pocos recuerdos de sus anteriores vidas.

O más estrictamente hablando, estaban horriblemente sesgados. Sólo tenía recuerdos en medio de combates, no tenía esencialmente recuerdos de lo que hacía normalmente, o qué tipo de familia tenía.

Por ejemplo, tenía un vago conocimiento de la existencia de Plutón, la mujer mano derecha de Shuu Saura, conocida como la Witch of the Underworld o la King Assistant Witch, pero ni siquiera podía recordar su rostro.

Y entonces, hoy, finalmente, la conoció en un sueño. Y entonces, abrazar así a Shizuno trajo eso de regreso a su mente, ¿Era una extensión?”

Moroha se quedó en silencio y esperó sus palabras.

“Bien…”

Con la mandíbula todavía apoyada en el pecho, inclino la cabeza.

“No sé de qué estás hablando”

Con su cara ilegible, una poker face.

Una vez más.

Sin embargo, muchas veces le preguntó, ella respondió de la misma manera.

Diciendo que era un malentendido.

Moroha tensó los ojos.

No pasando por alto el más mínimo cambió en su expresión facial.

“Hazlo”

Cerró los ojos y movió la cabeza hacia adelante, acercando el rostro de Moroha a sus labios.

“¿¡Qué estás pensando!?”

Moroha apoyó la cabeza entre las dos manos.

“Estaba segura de que ibas a besarme”

Shizuno contestó descaradamente, una vez más con pequeños hoyuelos.

“¿De dónde has sacado esta idea?”

“¿Me equivocada? Ah, tus sentimientos son difíciles de leer después de todo”

“Tus sentimientos son difíciles de leer”

Sorprendido, Moroha soltó su cabeza.

“Entonces, te diré lo que estoy sintiendo ahora”

De repente, los labios de Shizuno reanudaron su avance hacía Moroha.

“Te lo dije, deja de jugar”

Para evitarlos, Moroha giró su cabeza hacia un lado.

Y se sobresaltó.

En el momento en que giró su cabeza, su visión se llenó –

“Me había preguntado a dónde te habías ido, ¿De modo que estabas con una pervertida a espaldas de tu hermana? ¿sí? ¿hmm? Oh”

Con la forma imponente de su ‘hermana’ con una vena pulsante en su sien.

Estaba a poca distancia, con un rostro aterrador.

Era una chica hermosa (Cuando no estaba enojada)

Sus ojos estaban llenos de vigor (De modo que ira era espeluznante), la vitalidad fluía de su cuerpo (De modo que ira quería golpear), y su brillante pelo rojo estaba colgando como una coleta lateral con la que estaba jugando irritablemente.

Su nombre era Ranjou Satsuki.

En la anterior vida cuando Moroha era Flaga, la anterior encarnación de Satsuki era de hermana relacionado por sangre. Así que incluso ahora ella le llamaba hermano.

“¿Desde dónde oíste?”

Con sudor frío, Moroha preguntó tímidamente.

“Del ‘Me vas a besar’, pervertido”

La boca de Satsuki se volvió una línea.

“Entonces escuchaste ‘¿De dónde has sacado esta idea?’ ¡Así cómo!”

“¡Las excusas son inútiles! ¡Loca besadora, Nii-sama, mujeriego”

Y en eso, sus ojos se estrecharon.

“¡La loca besadora es Shizuno! ¿Cuántas veces crees que he sido su víctima?”

“Ohh, yo sólo conocía una vez. ¿Por qué no me cuentas todo sobre las demás en la habitación de interrogaros, señor victima…?”

Moroha de repente apartó la mirada de ella.

Gracias a eso, volvió a mirar hacia adelante.

“Bienvenido de vuelta”

Como si hubiera estado al acecho, Shizuno plató sus labios.

“¡Gyah! ¡Aléjate de Nii-sama, Urushibara!”

Satsuki se erizó como un gato su piel de punta.

“¡De todas formas! ¿Por qué estáis vosotros dos escondidos aquí?”

¿Y quién fue el que acusó de ser un pervertido hace un momento?”

“¿Hmm? Tomando el sol”

Mientras Moroha pensaba eso, Shizuno se adelantó y respondió.

Más rápido que Moroha que no pudo corregirla.

“¡Entonces puedes hacerlo aquí!”

Satsuki pisoteó con sus pies.

“¿Por qué tienes que aferrarte a él así?”

“Espera un momento, probablemente no lo sepas, pero el tema ya es un bucle, Satsuki”

“¿Qué tan lejos han llegado?”

Satsuki estaba realmente dispuesta a hacer cualquier cosa, la cara de Moroha se oscureció.

“Es algo como, no te metas en nuestro camino, hermana pequeña”

Mientras Shizuno agregaba combustible al fuego, la cara de Moroha se volvió más oscura.

“¡Vo-Vo-Voy a dormir cont – me refiero a tomar el sol contigo! Eso no debería estar en el camino, ¿verdad?”

Con vapor saliendo de su cabeza, acercó.

Todavía tumbado, Moroha fue espachurrado por Satsuki y Shizuno.

“¡Ve-Vete por allí, Urushibara!”

Empujando a Shizuno, Satsuki tomo el pecho y puso su cabeza fuertemente abajo.

“Eso está poniéndose en el camino, Ranjou-san”

Shizuno empujó a Satsuki y recuperó el pecho.

“¡Soy la hermana pequeña de Moroha, ¿sabes? ¡Así que tengo derechos precedentes!”

Satsuki la empujó de nuevo y dibujó un límite que Moroha no podía ver.

Por supuesto, dándose mucho espacio.

“Considerando que llegaste después, ¿No crees que eres desvergonzada?”

Shizuno redibujó el límite en el pecho de Moroha.

Cada una haciendo una reclamación cada uno no estaba dispuesto a retroceder.

“¡Si vas incluso un poco más, será la guerra!”

“Oh, acepto. Voy a convertir tu territorio en tierra quemada”

Moroha se quedó a ellas que usaban el cuerpo de una persona como un juguete.

“¡Dividirlo uniformemente, uniformemente! Eso es justo entonces”

“… Tch”

“Si es el deseo de Moroha, no hay otra opción que escuchar”

Satsuki y Shizuno pararon sus armas y compartieron cordialmente el pecho de Moroha.

“¿Qué estoy haciendo…?”

Mirando a ambas chicas hermosas a ambos lados, Moroha se dio cuenta de que no había resuelto en absoluto el problema.

“Honestamente, ¿Se llevan bien, o mal…?”

Cada una pone su cabeza en la mitad del pecho como gemelas, observándolas felices tomar el sol, Moroha murmuró para sí mismo.

Ciertamente, al mirarlas, estaba en vilo, pero al mismo tiempo Moroha estaba inusualmente satisfecho y la somnolencia volvió a acercarse.

Sólo entonces –

“Alerta, pasando de fase 01 a fase 02 – la orden White Knight, la sucursal japonesa ha pedido formalmente él envió de los Strikers. Todos los miembros y reservas, por favor reuníos en el patio de la academia”

La voz de un locutor sonaba desde los distintos altavoces que rodeaban el patio.

La somnolencia de Moroha desapareció y sus ojos se pusieron serios.

“Vámonos”

Shizuno se puso de pie sin problemas.

“Gu gu gu, justo cuando estábamos llegando a la mejor parte…”

Mientras hablaba con pesar y rencor, cogió su fuerza de voluntad y se puso de pie.

“Haz lo mejor, Nii-sama. Te animaré a hacerlo más”

Luego extendió una mano hacia Moroha.

“Por supuesto, necesito ganar mi sueldo”

Moroha respondió sin entusiasmo y tomó su mano y se puso de pie.

Así es, Shizuno le había dicho bromas, pero Moroha no estaba tomando el sol.

Se estaba preparando para el combate que estaba a punto de comenzar, descansando su cuerpo y esperando órdenes.

Se quitó el polvo de su uniforme de combate.

El polvo bailaba, y el viento lo soplo lejos, apenas como la dulce sensación de antes.

Acompañado por las dos chicas, se dirigió con paso resueltos hacia el patio de la academia.

***

 

En el patio, ya había doce estudiantes vestidos con el uniforme de combate.

“Entonces estamos todos aquí”

De pie en el centro había un chico alto y delgado que vio a Moroha y asintió.

Él era uno de 3er año con una cara dura pero un semblante honesto.

Su nombre era Isurugi Jin.

La academia Akane tenía un grupo llamado Strikers.

Una unidad de élite de la Moroha era parte.

Un grupo de Saviours a los que les dieron las cualificaciones y el honor de salir a combatir.

Los mejores eran escogidos entre toda la escuela, unas trece élites.

El rey de estos monstruos, el líder de los Strikers, er Isurugi.

“Entonces, abriré la puerta”

Proclamó solemnemente la bella mujer que esperaba junto a él.

Llevaba el traje de una mujer de negocios y un sombrero puntiagudo de bruja que de alguna le quedaba bien.

Ella no era una estudiante. El director de la academia era esa persona.

Incluyendo a Moroha, los Strikers corrigieron su postura y asintieron.

Quitándose el pelo rubio lujoso para que no se interpusiera en su camino, con ojos azules helados serios.

“Escribe”

Su delgado dedo trazó líneas de luz en el aire vacío, girando antiguos caracteres mágicos.

 

“I long for my home. I for nostalgia.

Oh my hometown, across the distance, thousands of miles distant, tens and tens of thousands of miles away.

Oh land of the past, out of my reach.

I am deluded, I am hateful.

Take these feelings and curtail the distance between us.

Take this curse and warp the world between us”

 

Sus gloriosos labios corearon vívidamente el hechizo, como si cantasen.

El maná de la directora se elevó y la atmosfera aulló mientras soplaba un viento ruidoso.

Luego, tragando aún más las fuerzas de la naturaleza, el ambiente se oscureció de repente.

Como si la zona hubiese entrado de repente en la oscuridad.

Plink.

En el patio apareció un punto con una pálida luz azul.

La luz gradualmente se fortaleció, extendiéndose en un círculo.

Poco a poco, lentamente, como una mancha comiéndose el mundo, dibujó un diseño geométrico, hasta que finalmente creo un pálido círculo azul mágico.

Con eso, la directora soltó un suspiro de satisfacción.

Era sin duda una técnica de una bruja.

Un espectáculo fantástico.

Sin embargo, era algo cotidiano en la academia Akane y nadie se sorprendió.

Entonces, el líder Isurugi, a su orden, los estudiantes corearon.

“¡We are the saviours!”

“We are the Strike for our people, our peace and our justice!”

Isurugi asintió con firmeza y dio un paso adelante.

Al pálido círculo azul mágico.

Como si fuera entrado en una fuente, su cuerpo se hundió en la luz.

Como los reservas apoyando y observándoles irse, uno por uno los miembros continuaron después.

“Será mejor que seas el mejor”

Satsuki alentó a Moroha una vez más.

“Me traerás un recuerdo, ¿verdad?”

Shizuno relajó las cosas con una broma.

Moroha les dio las gracias a las dos con los ojos y finalmente saltó al círculo.

Era como si acabara de pasear por un lugar cercano.

En una postura natural, sin esforzarse, sin quitarse su sonrisa atrevida.

Una incomodidad se apoderó de él, como si los cielos y la tierra hubieran sido repentinamente invertidos, pero ya estaba acostumbrado.

En poco menos de un segundo, Moroha salió del círculo.

El paisaje había cambiado completamente.

Donde el círculo mágico les dejó salir era un área densamente cubierta de árboles.

Dondequiera que miraba había una serie infinita de troncos de árboles retorcidos, ramas extendidas y hojas creando un techo natural y el suelo estaba cubierto de hierba y musgo que apenas había un lugar donde permanecer.

La luz del sol era distante, casi como si el paisaje estuviera encantado.

No había el menor olor a cosas artificiales como el asfalto o el hormigón.

Sólo el espeso olor de la vegetación llenó la nariz de Moroha, tensando su conciencia.

De los informes preliminares, esto estaba profundamente dentro de la cordillera Hida.

El área estaba separada de la academia Akane por varios cientos de kilómetros y se movieron instantáneamente allí.

A través del portar errático que la directora había hecho.

“Todos los miembros, preparaos para el combate. El informe dice que el objetivo está a unos cinco kilómetros de distancia”

Con una mirada sombría, Isurugi miró hacia el norte.

“Estaremos jugando a esto según los libros. Momochi. Haimura”

“¡Señor!”

A la llamada de Isurugi, una chica enérgica de pelo corto del 2do año se acercó alegremente.

Moroha la siguió a su derecha.

“Ambos avancen y realicen reconocimientos. Incluso si es sólo una cosa, desenterrar tanta información sobre el objetivo que podáis”

A su orden, Moroha y Momochi saltaron como flechas disparadas.

El cuerpo entero de Moroha estaba envuelto en una radiante luz blanca, y Momochi en una luz azul radiante.

Era la luz de poder comunicarte con lo divino – nombrado prana.

Ellos dos ganaron fuerza explosiva en las piernas y corrieron por la montaña con el [God speed link].

Corrieron a través de los árboles como un vendaval, saltando de rama en rama como animales, corriendo por el camino sin rastro.

Si tuvieras que mirar desde arriba, probablemente serías capaz de discernir dos líneas de luces, blanca y azul dibujándose anormalmente rápido.

A veces zigzagueaban entre los troncos de los árboles, a veces se mezclaban como en un baile esplendoroso, precipitándose hacia el norte.

“¿Cómo vamos a atacar hoy, Moroha?”

La senpai de pelo corto, Momochi habló como susurrando mientras corría en paralelo.

“¿No es igual que un ataque normal?”

Moroha respondió sin entusiasmo, mientras seguía corriendo a toda velocidad.

Sin embargo, no eran lo bastante tontos como para mirar a un lado o morderse la lengua.

“Hey hey, ¿Qué tal si lo conseguimos por nuestra cuenta?”

“¿No terminará bien si nos dejamos llevar?”

“¡Es una broma! Eres demasiado serio”

“Eso es porque me gustaría cobrar mi sueldo”

Ellos hicieron chistes mientras viajaban a pie a través de los árboles, a velocidades sobrehumanas.

Ella y Moroha compitieron por ser la primera y segunda persona usuaria del [God speed link] de la academia Akane.

Para ellos, incluso este camino que los animales encontrarían difícil, era como cruzar un jardín.

“¡Estoy contando con tu apoyo, compañero!”

“Por supuesto”

Después de ponerse cerca una última vez y chocas las manos, los dos se dividieron a izquierda y derecha como si estuvieran repelidos.

Frente a ellos, ya visible –

Era una pantera negra de una docena de metros de altura como un monstruo.

Era excesivamente alto para una criatura de la raza felina.

Y, además, sus ojos brillaban dorados.

No reflejaban el sol, ellos mismos estaba dejando salir la luz, parpadeando como las llamas.

Eso él solo, mientras estaba acurrucado en un claro, destacándose.

En ese mismo momento estaba comiendo, había derribado a un oso y estaba satisfaciéndose con su carne.

De su cavidad oral, una manguera de goma como legua, o algún otro órgano asqueroso, se extendió, profundamente empujándose a la garganta del oso y estaba comiéndose el interior como si fuese una aspiradora.

Era una espantosa forma de depredación.

No debería existir.

No podría existir.

Es decir, un Metaphysical.

Un enemigo natural de todos los seres vivos que sólo podían ser derrotados por los Saviours.

El monstruo notó su acercamiento.

Retiró manguera de goma como lengua a su boca y levantó su cabeza.

Sus dos ojos, como almas incorpóreas, estaban fijos en Moroha.

Había aún más de cien metros entre ellos.

Sin embargo, una fuerte sed de sangre, hasta el grado que apestaba a hedor sangriento, le alcanzó, haciendo que su pie se erizase.

Dejando que el grotesco flujo se sed de sangre le cubriese, Moroha –

“¡Vamos, Saratiga…!”

Sonrió atrevidamente y alzó la mano derecha.

Su identificación ya estaba dentro de su agarre.

Dándole prana, cambió inmediatamente su forma.

Se extendió como el metal candente, y Saratiga se manifestó en su mano derecha.

“… Primer ataque. Veamos su dureza”

Moroha empujó una enorme cantidad de prana hacia la espada larga.

La espada recogió la luz blanca, como si brillara bajo el sol sobre ellos.

Si la intención de lucha había llegado a él, el Metaphysical se prepararía para el combate.

De repente, el cabello negro en todo su cuerpo estaba en punta, erizado como un erizo.

Sólo por su tamaño, cada una de esas agujas era como una jabalina, llenas de brutalidad.

El Metaphysical rugió como un animal.

Simultáneamente, disparó todas sus agujas a Moroha.

Era como una lluvia de flechas disparadas por un batallón entero, llegaron volando, llenando el cielo.

“¿¡Moroha!?”

Momochi gritó también desde donde se habían separado.

Sin embargo, Moroha no dudo.

Alzó la espada por encima de la cabeza, y con la espada inclinada hacia, soltó el prana que había acumulado en su interior.

Una violenta hoja de viento brotó, lo suficiente para cortar los árboles ante él.

Un viento blanco destructivo, con un montón de prana de Moroha junto a él.

Rugiendo como un tornado, tragándose las agujas inminentes, rompiéndolas y pulverizándolas todas juntas.

Artes ancestrales – [Júpiter]

Una técnica de luz de nivel alto que no muchos podían usar, incluso en la academia Akane.

Después de quitar las agujas, las réplicas golpearon al Metaphysical.

Incluso su enorme cuerpo se arrodilló.

“¡Taaaaaaa!”

No dejando que esa oportunidad fuera a perderse, Momochi de repente se acercó y cortó con su corta espada.

Ataques consecutivos de alta velocidad que le permitían confundirla con cuatro personas.

Un flash, dos, tres, cuatro, con cada golpe de su espada, el sonido de desvió sonaba.

“¡Esta muy dura, Moroha!”

Con su piel que podía cambiar a agujas, estaba dentro de la razón, Moroha asintió ligeramente.

Después de ser cortado por Momochi, el Metaphysical rugió ruidosamente, y su cuerpo se puso en pie una vez más.

En pánico, Momochi saltó atrás, pero el grotesco monstruos disparó la mitad de sus agujas hacia ella.

“¿No dijiste que estaba contando contigo?”

Al ser perseguida por varios cientos de agujas, Momochi soltó un gritó agudo.

“Y te dije que sí”

Mientras tanto, Moroha se había precipitado a su lado.

Con la mano izquierda libre, escribió una sola frase en el aire vacío.

“Fire discriminates not against good nor evil as it burns and purifies with ferocious mercy”

Los caracteres de luz llegaron a ser fuego, quemando los cientos de agujas que la asaltaban.

No permitió que alguna aguja pasara.

Era una de las artes ancestrales, el arte oscuro – [Flare].

Por la clasificación de la orden White Knight, había dos tipos de Saviours.

Aquellos que utilizaban artes marciales sobrehumanas, habilidades de luz y el acero blanco.

Y los que usaban magia como las artes oscuras, los Black Mages.

Salvo una excepción, no había otros tipos de Saviours.

Haimura Moroha era esa excepción.

El único en la historia registrado que tenía dos anteriores vidas, un Ancient Dragon.

Por lo tanto, él podía utilizar técnicas de luz y artes oscuras.

Cabreado por el ataque, el Metaphysical disparó las agujas restantes, esta vez a Moroha.

Sin embargo, usando las llamas del [Flare] anterior, quemó también las que estaban lejos.

Varios cientos de agujas desaparecieron instantáneamente.

“¿Podría ser débil al fuego?”

Al ser salvada apenas, Momochi gritó de alegría.

“Puede ser dura como el metal, pero la piel sigue siendo piel”

Moroha al final, en silencio comenzó un experimento como un científico, para confírmalo.

“Rastro”

Su mano izquierda dibujo caracteres mágicos antiguos en el aire vacío.

Esta vez no fue una línea, sino tres.

“¡Eh, aquí!”

Para ganar tiempo, Momochi hizo agitó su espada.

El monstruo no muy inteligente, giró sus ojos enojados hacia ella.

La piel de su cuerpo entero se puso erizada de nuevo, pero ya era demasiado tarde.

“All people die and return to dust, now, let the rites of cremation begin”

El paso tres del arte oscuro de Moroha fue completado.

Su nombre era [Incinerate]

Llamas incomparables a las anteriores se manifestaron, y envolvieron el cuerpo del Metaphysical.

El monstruo grotesco soltó un rugido insoportable de dolor y se retorció.

De repente un terrible olor similar a la proteína quemada envolvió el área.

“Buen trabajo, Moroha”

“No bajes la guardia todavía, algo podría pasar”

Cuando Moroha lo dijo, incluso mientras estaba cubierto de llamas rojas, el Metaphysical se levantó lentamente.

Dentro de las parpadeantes y brillantes llamas rojas, los ojos dorados e incorpóreos ardían más brillantes.

Esa vitalidad antinatural era otra de las cosas aterradoras de los Metaphysical.

“¿Crees que el fuego sobre fuego funcionará…?”

Momochi se quedó aturdida y olvidó atacar.

“Quien sabe, podemos intentarlo también…”

Agarrando su hombro, se retiraron a [God speed link] mientras respondía.

“… Esta vez con todo el mundo”

Mientras sentía la presencia de los otros once que finalmente habían llegado.

***

 

El patio de la academia Akane estaba lleno de vítores.

Todas las ventas de las clases estaban abiertas y los estudiantes de dentro estaban dando aplausos atronadores.

Aplaudiendo la celebración del maravilloso exterminio de un Metaphysical por los Strikers, y su regreso triunfal.

Toda la pelea había sido registrada por el personal de la orden White Knight y transmitida en directo a los monitores en las aulas y las enormes pantallas en el patio de la academia.

Todo el mundo veía y admiraba la fuerza de los Strikers, mirando hacia ellos, y algunos languidecían por los miembros.

Los estudiantes estaban casi todos en un frenesí, llamando los nombres de sus miembros favoritos.

Las chicas llamaban el nombre de Moroha, el super novato que había ascendiendo rápidamente a as, eran particularmente frecuente.

“Estoy bien con ser una amante, así que ámame, Haimura-kun ~”

Resultando en estas voces agudas repetidamente sonar.

Regresando de la misma manera en que se fueron, por el portal etérico de la directora, voces algo ardientes cayeron sobre Moroha, y sólo podía inclinar la cabeza.

“Ya es la cuarta vez que vas, ¿Todavía no estás acostumbrado a este estado de ánimo?”

La directora, que estaba junto a él, le guiñó un ojo.

Como se esperaba de la presencia de un adulto, era muy amorosa.

“Ah bueno”

Moroha realizaba el reconocimiento de Metaphysicals recién aparecidos e investigaba todas sus capacidades de lucha, gracias a eso, el grupo había sido capaz de luchar de manera mucho más segura.

Pero el propio Moroha no era consciente de ello e incluso recibir alabanzas de la directora sólo le hacía consciente de sí mismo.

“Creo que eres increible”

No quería quedarse allí y seguir recibiendo elogios, así que intentó un contraataque.

Moroha todavía no había escapado por completo al sentido común de las personas normales y sintió que un arte oscuro que instantáneamente conectaba dos áreas a cientos de kilómetros de distancia era ciertamente extraordinario.

“Supongo que sí. Con esto podemos enviarte a cualquier parte y en cualquier momento en que aparezca un Metaphysical”

La directora hincho el pecho con una tos avergonzada.

Esta técnica y el uso de los Strikers eran razones amplias y válidas por las que había sido designada en la importante función de directora de veinte jóvenes.

En efecto –

Este portal etérico no podía ser utilizado por nadie más que ella, por lo que era una técnica secreta entre las técnicas secretas, clasificadas como Origin.

En realidad, incluso en los recuerdos de Shuu Saura, él no conocía tal habilidad tramposa.

Sin embargo, “¿No es ‘Cualquier lugar y cualquier momento’ exagerar demasiado?”

Isurugi, que regresó el último a través del círculo mágico corrigió a la directora.

Partida como vanguardia y regresaba en la retaguardia está era la política del capitán.

Antes de que Moroha se uniera, el peligroso reconocimiento era hecho completamente por Isurugi.

En otras palabras, demostraba cuánta confianza depositaba en Moroha, pero basta de eso.

“El portal etérico debe tener varias condiciones para su uso. Siempre debes tenerlo en cuenta cuando se lo enseñes a un novado como Haimura-kun”

Este demonio responsable contradijo a la directora, temida como la Modern Witch.

“Ya lo tengo, caramba. Voy a enseñarle adecuadamente la próxima vez, ¿Así que vamos a celebrarlo por ahora?”

La directora alzó las manos en señal de rendición.

En privado, Moroha pensó que ella no necesitaba enseñarle nunca. Ya tenía conocimientos de Shizuno antes y recibió una larga lista de condiciones pequeñas y problemáticas como ‘Sólo puede usarse una vez al día’. Si la directora lo sabía, entonces estaría bien, Moroha sentía que no tenía que preguntarla y aprender.

Aparte de eso, Isurugi miró por encima de todos los rostros de los miembros y dio las gracias en voz alta: “Buen trabajo, damas y caballeros. Pudimos derrotar al Metaphysical sin ninguna víctima. Es todo producto de vuestro trabajo duro. Estoy agradecido como vuestro capitán”

Eran palabras para rescindir y disolver la llamada de estado de emergencia.

El grupo de reserva que les rodeaba a distancia llegó corriendo.

“¡Has trabajado mucho hoy también, Nii-sama!”

Lo primero que hizo Satsuki fue envolver sus brazos alrededor su cuello.

IMG_0043

Escucharon silbidos de burla de los otros miembros.

“¡No me abraces así!”

“¡Está bien, somos hermanos después de todo!”

Con eso, Moroha estaba sin palabras.

Olió el olor dulce surgiendo de una chica y se sobresaltó, preocupado: “¿No huelo a sudor ahora?”

Había prometido tratar de pensar en ella como su hermana, pero el resultado fue pobre.

Con el excesivo contacto con una hermosa chica como ésta todos los días, incluso diciendo: “Soy tu hermana, así que piensa en ello como palos y piedras” No podía controlar el exceso de velocidad de su corazón.

“¿Adónde fue Shizuno?” Preguntó Moroha mirando a lo lejos.

Era para medio esconder su vergüenza, y la otra mitad porque estaba realmente curioso de a donde Shizuno había ido.

“¡Mugh, olvídate de otras chicas! Este es un feliz momento en que los hermanos se reúnen con seguridad, ¿verdad?”

Satsuki le apretó con una mirada malhumorada.

“¿No se supone que los reservas se reúnen aquí, les guste o no?”

Shizuno tenía el mal hábito de ‘Seriamente no querer ser estudiante’.

Moroha estaba preocupado por si había regresado.

“Ella fue llamada por, ¿Creo que el presidente? Mientras combatías” Respondió Satsuki a regañadientes.

El malestar de Moroha aumentó.

La academia Akane tenía la apariencia de una academia privada, y un presidente colocado como gerente.

Sin embargo, a diferencia de la directora, que era sorprendentemente de corazón abierta y a menudo alrededor de los estudiantes, Moroha no había visto el rostro del presidente desde que entró en la academia. No sería una exageración decir que no le conocía en absoluto.

“¿Qué quieren de Shizuno…?”

Mientras sostenía a una juguetona Satsuki, Moroha pensaba medio distraído.

“Mugh, ¿¡Por qué estás haciendo esa cara preocupadas, sólo es Urushibara!?”

“Oh, lo siento. ¿Pero no tienes curiosidad?”

Moroha levantó una ceja ante la insatisfacción de Satsuki.

“Hmm, bueno, si tuviera que decirlo, yo… tal vez…”

Satsuki reflexionó mientras sostenía su mandíbula.

El presidente y Shizuno.

¿Qué relación tenías estas dos personas?

Si fuera a compararlo –

La emoción de arriesgar su vida en combate, la alegría de la victoria, los aplausos persistentes de los estudiantes.

Ninguno de ellos podía alcanzarlo.

***

 

Mientras los Strikers luchaban contra el Metaphysical.

Un hombre se paró en la ventana del despacho del presidente.

Tenía las manos a la espalda mientras miraba la pantalla del patio de la academia.

Se centró en cómo luchan los Strikers, o más exactamente, en cómo Moroha se comportaba.

Moroha, utilizando tanto técnicas de luz como artes oscuras ante sus ojos era irresistible.

En el rostro serio del hombre, sus labios se curvaron lentamente en una sonrisa.

Simplemente porque no podía resistirse.

Así, el hombre puso una mano en su bolsillo y descolgó un teléfono que sonaba.

Sin mover su mirada incluso un átomo de Moroha, él contesto.

“Hola, Tadanori, ¿Estás bien?”

Y escuchó una amable pronunciación bellamente inglesa.

“Bastante bien”

El hombre Tadanori usó fluidamente el inglés y respondió respetuosamente.

“¿Oh? ¿Sucedió algo bueno?”

“En este momento, estoy viendo el estilo de lucha de Haimura Moroha”

“¡Qué bonito! Entonces, ¿Cómo está el Ancient Dragon? ¿Cómo se esperaba?”

“De hecho, es una pena que no puedas recibir este video”

“Ninguno de nosotros hace estas cosas públicas, no hay remedió”

“Verdad. Bueno, es bueno que pronto pueda verte en persona”

Continuando la conversación privada, la mirada del hombre todavía no se movía de Moroha.

Como una serpiente, su mirada cruelmente calculadora se mantuvo fija.

“Hablé de eso. Mi horario me permite estar en Japón la próxima semana, así que contaré contigo”

“Estaré esperando, señor”

El hombre cortésmente colgó.

El que estaba al otro lado del teléfono era un Saviour excepcional, y una persona fácil de conversar.

Un cómplice que iba directamente con su plan.

Su juego de pies era ligero y para cooperar rápidamente él prometió llegar a Japón.

Un poco más, para reforzar su plan, se requerían algunos preparativos.

“El Ancient Dragon finalmente apareció, y apareció en mi país de hecho. Deber hacer el mejor uso de esto una vez es una fortuna de la vida”

Mientras que hablaba sólo, Shizuno llamó a la puerta.

Antes, él la había convocado.

El hombre se sentó en su escritorio y le pidió que entrara.

Ella tendría ciertamente que asumir un papel en su plan.

Index   Siguiente