Capítulo 02 El verano de los Strikers

– Y entonces, con cosas así en el camino, comenzó el campamento de entrenamiento de verano.

Esa mañana, los principales miembros de los Strikers y los reservas, unas cuarenta personas, se habían reunido en el patio de la academia. Este año era un campamento de una mitad diversión, por lo que la mayoría de ellos vestía ropa informar y relajada. Desafortunadamente, no todos estaban allí, había varias ausencias.

Por otro lado, Maya no era parte de los Strikers, pero les acompañaba. El entrenamiento sería peligroso sin su barrera, y no podrían poner todo su empeño. Ella no estaba allí para jugar, era un recurso indispensable.

El hecho de que no hubiera un maestro al frente de este viaje era como esta academia, o era para mostrar cuánto confiaban en Isurugi. Iban a usar el portal errático de la directora para teletransportarse y llegar allí con facilidad, su destino era una pequeña isla al lado de la prefectura Yamaguchi que daba al mar japonés, no había ni siquiera mil personas viviendo allí.

Inmediatamente después de salir del portal, el olor áspero y salado del mar asaltó la nariz de Moroha. El rocío en el viento se adhirió a su camiseta. Habían llegado a la cima de una colina, frente a una casa de vacaciones y podían ver toda la isla. Tampoco estaba muy lejos de Honshu, así que también podían ver eso. El vasto mar y su tierra natal se extendían en el horizonte, como una ilusión óptica. Como habían llegado fuera, podían ver esto. La familia de Moroha era pobre, y mucho menos un viaje al mar, había pasado un tiempo desde que había estado en un viaje, así que su corazón se aceleró.

“Primero saludar a los gerentes y dejar vuestro equipaje. De acuerdo con Kanzaki-kun, el lugar se ha limpiado adecuadamente, pero cómo agradecimiento, vamos a limpiar el edificio y atender el jardín. Sin embargo, Maya-kun, tú y los de 1er año iréis a la playa y estableceréis la barrera. Hasta que todo esté terminado, no me importa que las personas que hayan terminado sus trabajos vayan a jugar”

Dadas las instrucciones del capitán, los miembros pacíficamente obedecieron. Moroha, Satsuki, Shizuno y Maya se pusieron sus trajes de baño y se dirigieron a la playa. Naturalmente, como era una playa privada, no había nadie más allí y era enorme.

Satsuki gritó de emoción cuando vio la orilla.

“¡¡Yoooooo amoooooooooo eeeeeeeeeeeeeel maaaaaaaaaaaaaaaaaaar!!”

Y cargó como si ella fuera un toro que alguien había agitado un trapo rojo frente a ella. Ella brincaba en las olas, su top fue tomado por las olas y recibió estornudos, causando un alboroto para sí misma.

Mientras hacía esto, la inteligente Maya usó su dream stone hedron y estableció una barrera alrededor del área, ahora no importa cuán duros fueran, no habría ninguna herida.

Les habían dicho que jugaran hasta que Isurugi y los demás terminaran la limpieza. En los clubs de atletismo, era común que los trabajos de baja categoría se llevaran a cabo por los de 1er año, pero en los Strikers, a veces era al revés. La personalidad de Isurugi se construyó a partir de una masa de sentido de responsabilidad y deber. Entonces sería un desperdició si no lo hiciera.

Mientras buscaban el top robado de Satsuki, todos se divirtieron en el mar. Satsuki había sido detenida cuando trató de zambullirse medio desnuda y enviada de vuelta para cambiarse.

“¡¡Yoooooo amoooooooooo eeeeeeeeeeeeeel maaaaaaaaaaaaaaaaaaar!!”

En poco tiempo, ella se recuperó, ¿No podía decir algo más?

“¿Qué tal? ¿Lo encontraste?”

Ella preguntó, sin aliento, desde la orilla. Ellos nadaron hacia ella.

“No, es algo imposible…”

“Las olas son altas, rápidas y severas. Podría estar en cualquier lugar por ahora”

“Ya está lejos en el mar, ¿sabes?”

Al llegar a tierra, Moroha, Maya y Shizuno respondieron por turnos.

“Muuu, lo eché a perder, eh”

Incluso cuando Satsuki la jodió, ella pareció rendirse.

“Oye…” Preguntó Moroha, señalando su atuendo: “¿Por qué llevas otro traje de baño?”

Había esperado que regresara con ropa informal.

“¿Qué quieres decir con ‘Por qué’? Solo estoy usando uno nuevo”

Satsuki respondió sin comprender.

“¿Cuántos trajiste?”

“Bueno, suficientes para uno por día, por supuesto”

Ella respondió como si fuera obvio. ¿Eso era normal para las chicas? Moroha miró a Shizuno y a Maya.

“Traje otro traje de baño”

“Uno por día es demasiado”

Las dos estaban de acuerdo.

“Eso es un des –“

“¡No es un desperdicio! ¡La moda es más importante que cualquier cosa para una chica! ¿Qué tan feliz eres de que tu hermana vistiera tan hermosos trajes de baño para ti? Ser capaz de divertirse de diferentes maneras es bueno, ¿no?”

Satsuki se rió descaradamente, adoptando una pose como una modelo, presumiendo. El volumen de cintas en la parte superior apoyaba maravillosamente la falta de eso en su pecho. El pareo también era agradable, enfatizando la belleza de sus esbeltas piernas. El traje de baño escaso que llevaba hasta entonces era agradable a su manera, pero sintió que este se adaptaba mejor a Satsuki y su naturaleza coqueta.

Diviértete de diferentes maneras, eh…

Mientras miraba en estado de shock, Moroha no pudo evitar reconocer un propósito.

“Fwo ~~~~~~~ fwofwofwofwo” Hablando con su hermano, Satsuki se rió con orgullo, y eso no fue todo: “Está bien para una niña como Maaya, pero ¿No crees que estás tirando demasiado de tu feminidad, Urushibara?”

Ella aprovechó el giro de los acontecimientos y comenzó a pinchar a su rival.

“¿No estás perdiendo demasiado dinero?”

Shizuno respondió cínicamente sin mirarla a los ojos.

“Ya dije que la moda no es una pérdida de tiempo, ¿no?”

“Estaba diciendo que era un desperdicio los trajes de baño que usarás, ¿sabes?”

“¿¡Serán posesiones sin usar!?”

“De hecho, realmente perlas antes que cerdos, ¿sabes?”

“¡Por lo menos di monedas antes que gatos! ¡Los cerdos no son lindos”

“Has salido del objetivo, déjalo con la discusión inútil. Estamos aquí después de todo”

“Compré una pelota de playa, juguemos”

Cuando Moroha y Maya las calmaron, las dos se dieron la espalda y se calmaron.

No pueden evitarlo, ¿verdad?

Moroha y Maya intercambiaron una mirada. Luego, los cuatro se reunieron en un círculo y jugaron con la pelota de playa, pateándola entre sí. Era un juego simple, pero con el verano, el mar y el estar bajo el cielo azul, hacerlo en un ambiente abierto era extrañamente divertido. Ninguno de ellos podría ayudar, pero siendo agarrado.

Satsuki y Shizuno no peleaban, y estaba aturdidas, divirtiéndose. Al verlas, Moroha comenzó a sonreír.

Él empezó…

Y cuando lo hizo, se dio cuenta.

Jugar a un juego en este estado de ánimo abierto, en verano, con el mar y el cielo azul, era terriblemente peligroso. Más exactamente, jugar este juego con chicas en trajes de baño era realmente malo. Cuando recibían la pelota, rebotaban con ella. Sus pechos. Cuando perseguían la pelota, se balanceaban. Sus pechos.

El voluptuoso pecho de Shizuno era un hecho, pero incluso el pecho relativamente pequeño de Satsuki se movía en respuesta a movimientos vigorosos, tambaleándose, rebotando, balanceándose, doblándose, bailando…

“De repente te pusiste rojo, Moroha, ¿Tienes fiebre?”

La sonrisa pura y angelical de Maya fue deslumbrante.

“E-Estoy bien. El sol es un poco fuerte”

Torpemente dando una excusa, Moroha apartó la mirada de Satsuki y Shizuno para calmarse.

“¡Eso es horrible, Moroha! ¿Por qué no descansas un poco en la sombra?”

“El campamento de entrenamiento acaba de comenzar, no puedes sobre esforzarte, ¿sabes?”

Satsuki y Shizuno vinieron a mirarle la cara, aparentemente preocupadas.

“Estaré bien, me acostumbraré pronto”

Después de eso, Moroha movió su cabeza hacia adelante y hacia atrás para evitar su mirada. Pero detectar la pelota solo por su presencia y recibirla adecuadamente era un trabajo difícil. Las dos vieron su actuación y se relajaron, pensando que parecía estar bien y regresaron al juego.

Moroha continuó jugando, mirando hacia mañana.

Cuando disminuyó el ‘Humor extraño’ de Moroha, el juego de la pelota se calentó en igual medida. A medida que pasaba el tiempo, los estudiantes del último año comenzaron a aparecer uno por uno. Grupos de amigos se crearon y se divirtieron nadando y jugando en la arena.

Luego, con el grupo de Moroha: “¡Heey, dejarme unirme también!” Haruka les saludó y salió corriendo.

Moroha se enderezó con el comienzo. ¡Otra tentación! Tal preparación no era necesaria. Haruka llevaba una remera holgada que le cubría los muslos. Probablemente estaba usando un traje de baño debajo, pero… todavía lo ocultaba incluso ahora, ¿Había un límite para su terquedad?

“Si te vas a vestir así, no tiene sentido comprarlo el otro día, ¿verdad?”

Moroha bromeó, recibiendo la pelota.

“¿Por qué sabes que ella lo compró el otro día?”

La pelota llegó a Satsuki y ella saltó. Al darse cuenta de su error, Moroha miró hacia otro lado.

“Me gustaría escuchar esto también”

Su mirada encontró a Shizuno, quien le miraba con un fría y penetrante mirada que parecía estar a punto de congelarle.

No había… escapatoria.

“Fui a comprar el mío y tropecé con ella, no es como si lo hubiéramos planeado”

Moroha lo explicó, sudor frío se acumuló en su frente. No era una mentira, pero sonaba falsa, incluso para él. Justo cuando se preparaba para la reprimenda…

“¿¡Podríamos haber hecho esooooo!?”

“Pensé en muchas excusas y, sin embargo… odio que no pudiera pensar en eso”

Satsuki y Shizuno se retiraron a considerar, por lo que la conversación que se había desviado podría funcionar según su tema original.

“Lo compraste, entonces, ¿Por qué lo pensaste? Tampoco puedes nadar así, ¿verdad?”

Moroha pasó la pelota de Maya a Haruka.

“E-Está bien… es mi decisión correcta. De todos modos, deja de mirar”

Cuando recibió el balón, se frotó los muslos tímidamente.

Sería raro si insistiera en que se desnudara, hmmm…” Pensó Moroha, cogiendo el paso de regreso.

“Todo el mundo congelado, esto es un atraco”

Escucharon una voz masculina libre y clara. Era uno de 3er año que se había escondido detrás de Haruka y le estaba metiendo algo en la espalda. Estaba fuera de la vista de Moroha, por lo que no podía decir con qué la estaba golpeando, pero con esa frase, y esa pose definitivamente sería utilizada cuando amenazaba a alguien con un arma en los dramas.

“¿A qué estás jugando, Taketsuru-senpai?”

Haruka protestó confundida y fue a girarse hacia el hombre, pero…

“Si te giras aquí, voy a disparar”

“¡Eee!”

Ante las frías y duras sensaciones presionando en ella, dejó escapar un pequeño gritó y se volvió rígidamente hacia adelante.

“Ahora, esto es un asalto, ¿sabes?”

El hombre que la amenazaba con una sonrisa clara se llamaba Taketsuru Uisuke, era miembro de los Strikers como Moroha y Haruka, uno de 3er año, un rango C White Steel.

“Por supuesto, me rindo”

Con su preciosa sempai siendo tomada como rehén de repente, Moroha levantó las manos. Satsuki, Shizuno y Maya también hicieron lo mismo. Sin nadie para coger la pelota, rebotó en la arena.

“Realmente, ¿Qué tipo de broma es est –?”

A pesar de que Haruka se mostró valiente, su piel era de un blanco pálido y levantó con cautela sus manos.

“Fufufu, eso es correcto. Esto es genial, todo el mundo se ve tan bien, ¿verdad?” Incluso con una sonrisa malvada, Taketsuru parecía de alguna manera tranquilizador: “¿A qué estoy jugando? ¿Qué tipo de broma es está? ¡Te lo diré, haciendo esto!”

Taketsuru puso ambas manos sobre las de Haruka, quien aún tenía los brazos hacia arriba, su camiseta.

Y la disparó en un solo movimiento. Era holgada, así que salió toda de una vez, el cuerpo de Haruka, envuelto en un bikini azul, estuvo expuesto al sol.

“¿¡Unyaaaaaaa!?”

Haruka intentó frenéticamente ocultar su cuerpo, pero no cubrió nada. Sus brazos tonificados, sus muslos y su estómago tenían una belleza salvaje. No solo eran delgados como palos, sino que los músculos flexibles y elásticos se veían con claridad con solo mirar. Su deslumbrante belleza se acentuaba con el vivo bikini azul. No tenía nada que ver con el tamaño de su pecho, y realmente le iba bien.

“Devuélvelo, devuélvelo ya. ¿Qué estás pensando, senpai?”

Haruka gritó mientras usaba su mano derecha para intentar arrebatarle la camiseta, aun cubriendo su pecho con la izquierda.

“¡Jajaja! Acaba de dejar las cosas al descubierto para mi cobarde junior. Bueno, tú eras la que quedó al descubierto, supongo”

Taketsuru contraataco a Haruka con la pistola de agua que estaba sosteniendo, parecía que eso era lo que había apretado contra su espalda.

“No entiendo lo que quieressssss decir”

Haruka estaba desconcertada mientras el agua goteaba de su nariz desde el lugar donde la habían disparado, después de su barbilla.

“Lo has intentado tanto con alguien, ve y deja que te vea”

“¿¡Unyaaaaaaa!?”

Haruka dejó escapar otro sonido extraño y su cuerpo entero se puso rojo como un pulpo hervido. Hasta la punta de sus dedos, se notaba porque llevaba el bikini.

“Y entonces, voy a confiscar esto. Si lo quieres de regreso, tendrás que conseguir que cierta te alabe cien veces”

Todavía sosteniendo la camiseta, Taketsuru dejó escapar una profunda carcajada y se retiró valientemente. Visible desde lejos, le entregó la camiseta y la pistola de agua a una chica que llevaba gafas sencillas.

Hombre, él es bueno en todo” Pensó Moroha en admiración mientras bajaba los brazos. Satsuki, Shizuno y Maya también lo hicieron. Sus miradas se encontraron en Haruka, quien todavía estaba roja brillante y se movió bruscamente.

“¡Voy a darme un baño rápido!”

Ella huyó con la velocidad que le valió el título de la más rápida dentro de la academia y se escondió en el mar.

“No era nada de lo que avergonzarse, es un desperdicio, ¿verdad?”

Con una sonrisa dolorida por su comportamiento tonto, Moroha buscó la opinión de las demás.

“¿Pero no crees que eso lo que la hace linda? Ella es fuerte”

Shizuno dio su evaluación mientras parecía irse a la deriva.

“Mis músculos son todo blanduchos, estoy celosa de Haruka-oneechan. Ella era tan bonita”

Sonrió Maya, mientras pellizcaba la grasa en su estómago (Aunque estaba al nivel normal de los niños).

Y luego Satsuki…

Era algo sombría. Sus ojos estaban repentinamente proyectados en la sombra mientras miraba a Moroha.

“¿Q-Qué?” Preguntó Moroha, desconcertado por su cambio repentino.

“¿Te gusta Momo-senpai, Nii-sama?”

Satsuki lanzó una tremenda bola recta.

“¿Por qué eso otra vez?”

“Es una mujer… no, la intuición de una hermana pequeña”

“Oh, también me gustaría escuchar eso”

“Tengo mucha curiosidad también”

Shizuno y Maya también respondieron a la pregunta, Shizuno con una mirada de soslayo y Maya con emoción.

“Tú destino solo se desarrolla en momentos como este…” Moroha estaba cansado, pero no parecía que se le permitiera no contestar: “Bueno, sí… pero no creo que sea el tipo de ‘Como’ que estás pensando” Se rascó la cabeza, habló con franqueza: “Momo-senpai es una buena persona, y creo que su entusiasmo por hacerse fuerte es genial. ¿Y sabes que estamos desplegados juntos cuando luchamos contra Metaphysicals?”

“Así es, eres el único que puede mantener el ritmo de su velocidad, ¿no?”

“Así que siempre estamos entrenando juntos, y creo que acabamos sincronizados con el tiempo”

“En lo que respecta a estar sincronizados, ¿No crees que es su sincronización contigo?”

“D-De todos modos, sí, me llevo bien con Momo-senpai”

“¿Esa es una buena respuesta?” Preguntó con sus ojos.

“Bueno, eso es todo” Dijo Shizuno, una vez más relajada.

“Moroha y Haruka-oneechan se respetan mutuamente, son buenos compañeros”

Maya entendió lo que estaba diciendo y sonrió.

Esto estaba todo correcto, o eso es lo que pensó Moroha.

“Uuuuuuuu…”

Solo Satsuki fruncía el ceño y rechinaba los dientes. Ella todavía no podía calmarse. ¿Qué demonios estaba mal, ella todavía no lo entendía?

“¿Satsuki…?” Preguntó Moroha con perplejidad.

Pero ninguna respuesta vino de ella. Algo horrible había sucedido.

Algo que aplastó el humor pacífico del lado del mar de todos los demás que jugaban.

“¿¡Qué estáis haciendo!? ¡Relajarse tiene un límite!” La aguda reprimenda de Tokiko resonó por detrás. El estado de ánimo cayó como una piedra. Moroha y la atención de los demás también se tomó: “Cada uno de vosotros parece estar bajo la impresión de que esto es una escapatoria o algo así, ¿no?”

Por alguna razón, la vice capitana demonio llevaba un chándal Burgundy[1] pasado de moda, frunciendo el ceño mientras cruzaba la playa. Rígidamente ajusto el borde de sus gafas sobre su nariz, miró a los miembros. Ella estaba de muy mal humor.

Golpeando por la ira que salía de ella en oleadas, todos se estremecieron de terror. A medida que Tokiko progresaba, paso a paso por la playa, los miembros que jugaban cerca de ella retrocedieron como si fueran como polos en un imán que se repelía entre sí.

“Estás tensa, ¿Verdad, Kanzaki? ¿Qué pasa?”

Taketsuru le preguntó intrépidamente mientras se acercaba.

“Hmph. Vinimos aquí para entrenar, ¿No es así? ¡Y, sin embargo, todos corren como pollos sin cabeza!”

Tokiko habló opresivamente, como una sargento del ejército, mirando a su alrededor y haciendo temblar a cualquier en su mirada. Sin embargo, Taketsuru lo rechazó como una brisa y la reprendió con un tono sencillo.

“Bueno, sí, Isurugi dijo que jugáramos hasta que todos llegaran, por supuesto que lo estaríamos, ¿verdad?”

“¡Silencio! El capitán es demasiado blando, nunca lo permitiré como vice capitana”

“Continúas sobre eso, pero ¿No estabas ansiosa por jugar y jugar? ¿Por qué el cambió de corazón? En realidad, ¿Qué pasa con ese chándal pálido, qué le paso a tu traje de baño?”

“… Estaba prohibido” Respondió Tokiko en un susurro. La impresión que dio cambió de su actitud arrogante con los brazos cruzados a parecer como si estuviera tratando de contener las lágrimas: “… Pensé que se lo mostraría a Moroha… trabajé tan duro para elegirlo… estaba tan emocionada de tenerlo… pero luego, cuando el capitán lo vio… dijo que era aún más indecente que estar desnuda y lo prohibió… como castigo tengo que usar el chándal todo el día…” Terminó con un resoplido.

“… En ese caso, el juicio de Isurugi fue correcto”

Taketsuru, con su facilidad siendo su mérito, vaciló en hablar mientras miraba a Tokiko con decepción.

“Entonces, Moroha, ¿Estás triste de que no puedas verlo?”

“Nan, honestamente voy a pasar de un traje de baño que es más indecente que estar desnudo”

Shizuno susurró al oído de Moroha con pequeños hoyuelos en su rostro, y Moroha respondió en voz baja.

Ojos de reproche rodearon a Tokiko a distancia. Perdió su corazón por un momento, pero, de repente, la luz en sus ojos revivió.

“¡Y entonces! ¡Porque yo, la vice capitana no puedo jugar, jugar mucho hasta caer es injusto!” Ella habló altaneramente.

Rumores de descontento comenzaron a surgir de todas partes. Satsuki y Maya tenían expresiones de disgusto.

Mientras esto sucedía, los demás llegaron desde la casa de vacaciones y se quejaron de que todavía no estaban jugando.

“Realmente eres un demonio…”

Taketsuru estaba disgustado, alejándose galantemente como si ya no pudiera estar en su compañía.

“Escucha, no estáis aquí para ligar, ¡Estáis aquí para entrenar! ¡Ha terminado el tiempo de jugar! ¿Estoy expresando mi enojo? Hmph, ¡Lo estoy realmente! ¿Qué está mal con eso? Soy la vice capitana que conocéis” Sin nadie allí para detenerla, Tokiko despotricó y deliró, con el aire de desesperación: “Hah… noté algo aterrador. El capitán es un patán testarudo y obstinado que no es popular entre las mujeres, así que está celoso de mí y de mis cariñitos a Moroha, ¿no? ¿¡Entonces él está expresando eso, poniéndose en nuestro camino!? ¡Grrr, no lo permitiré! ¡Qué abuso de poder!”

Sus duras palabras no se detenían, no se detenían. Las personas se secaron el sudor de las cejas y tragaron saliva mientras miraban con miedo a Tokiko. Pero ella misma no se dio cuenta del verdadero significado detrás de esas miradas.

“Si alguien quiere educarlo para que ‘Los que interfieran en las relaciones de otras personas sean devorados por Metaphysicals y mueran’, ¡Entonces lo permitiré! Sin responsabilidad” Sus palabras se intensificaron más y más.

¡Entonces, una gran mano vino detrás de ella! Luego, con un agarre lo suficientemente fuerte como para provocar un crujido inquietante proveniente de su cráneo, la agarró de la cabeza.

“¿¡Myo…!?”

Tokiko dejó escapar un gritó extraño, quizás de sorpresa, miedo o posiblemente ambos. De pie detrás de ella estaba Isurugi Jin, del que ella había estado despotricando.

Todos miraron con terror a la figura alta y delgada del capitán mientras él permanecía de pie en una rabia silenciosa.

“¿¡C-C-C-C-Capitán!? Eso justo ahora era, um –“

“Estoy terriblemente decepcionado, vice capitana” La voz de Isurugi era pesada, casi como un peso físico. Tokiko de repente palideció: “El equipo necesita desahogarse cada cierto tiempo, o simplemente continuaran acumulando resentimiento. Es exactamente como lo proclamaste. Es correcto llevar el campamento de entrenamiento al lado del mar, estoy feliz incluso ahora”

“Yo… ¿Es eso cierto?”

“En efecto. El problema es que tienes más vapor acumulado”

“O-Ooow. No aprietes más fuerte que eso, mmmm, me vas a romper la cabeza”

“Permítame hablar sobre cómo puedes evitar tales dificultades como líder del equipo más tarde, vice capitana”

“Lo entiendo. Lo entiendo, así que no aprietes más fuerte, algo saldrá de mis oídos”

Tokiko continuó luchando y sus suspiros de resignación vinieron a su alrededor por su aspecto arruinado. Moroha tenía una sonrisa irónica, y Satsuki estaba rodando de la risa. Maya se había tapado la boca y estaba escondiendo su risa. Shizuno solo miraba indiferente las nubes.

Mientras continuaba haciendo crujir la cabeza de Tokiko, habló a los miembros como si nada hubiera sucedido.

“Parece que está todo montado. Comencemos el entrenamiento de hoy entonces”

Él no alzó la voz enormemente, pero esa voz aburrida iba bien. El tiempo de juego realmente había terminado ahora. A diferencia de Tokiko, las expresiones de todos se tensaron. Sin que él dijera nada más, se reunieron a su alrededor. Por supuesto, Moroha y los demás también lo hicieron.

Incluso si era un patán testarudo, el capitán era un líder tremendo.

***

 

Para comenzar, Isurugi habló.

“Creo que el entrenamiento de este año es más suave de lo habitual. Sin embargo, demasiado estrés no es el objetivo de un campamento de entrenamiento. Entonces, damas y caballeros, tengo una cosa que me gustaría que me prometieran” Escuchó Moroha mientras se estiraba. Las personas a su alrededor se agitaron ruidosamente y se miraron unos a otros: “Cada uno de vosotros decidirá sobre tu propio objetivo y trabajará en eso hasta el último día”

Una pequeña conmoción surgió de los miembros y Moroha tarareó de satisfacción.

“El objetivo puede ser cualquier cosa, mejor vuestros puntos fuertes, disminuir vuestros puntos débiles o incluso estudiar nuevas artes ancestrales. Lo dejo a vuestra ambición y audacia”

Era complicado y, sin embargo, dicho simplemente, parecía una simplicidad en sí misma, pero tenía profundidades ocultas. Interesante. Este era definitivamente el capitán, era un hombre firme y había pensado claramente en profundidad antes.

“En esta ocasión, podéis pedir a cualquiera que os dé alguna instrucción. Desafortunadamente, Sophia-kun no está aquí, pero todos los miembros tienen sus propias especialidades. Dependiendo de vuestro objetivo, podría facilitaros el aprendizaje” Ante estas palabras, muchas personas se volvieron y asintieron con la cabeza en señal de ‘Mmmm’ en Moroha, de alguna manera pudo sentir sus miradas concentradas en él: “Entonces, espero que todos vosotros estéis a la altura del desafió”

El discurso de Isurugi terminó, y comenzaron a entrenarse bajó las órdenes de Tokiko, que se había calmado. No era posible ganar mano a mano con un Metaphysical, esa era la razón por la que pusieron tanto énfasis en el trabajo en equipo, y pasaron alrededor de una hora haciendo lo de siempre. Incluso cuando se tomaron en serio su entrenamiento, todos sus pensamientos se centraron en cuál sería su objetivo. Y luego, durante la hora restante, con la orden de Isurugi de que cada uno siguiera su propio entrenamiento, se dispersaron. Las personas trabajaban solas, formaban grupos, desaparecían en algún lugar, establecían un campamento donde les gustaba.

Alrededor de Moroha, solo quedaban tres, Satsuki, Shizuno y Maya. Tokiko parecía que se uniría a ellos, pero…

“Creo que dije que hablaríamos más tarde”

Ella fue inmediatamente atrapada por el cuello por Isurugi y arrastrada lejos. Ella soltó débiles gritos de miseria, pero nadie simpatizaba con ella. Otras chicas mayores parecían querer unirse a ellas, pero terminaron creando una atmosfera que las retenía, y nadie se acercó. Mientras eso sucedió.

“¿Podemos llamar a Momo-senpai?”

Satsuki de repente propuso con voz nerviosa.

Moroha no tenía objeciones y corrió a llamarla.

“¿Entonces eso es lo ella quería hacer?”

Moroha estaba sentado en la arena, mirando a Satsuki, quien estaba llena de espíritu de lucha.

“Ranjou-san realmente es un espectáculo, hace una conmoción es su especialidad”

Shizuno estaba sentada a su lado, y se había acercado arrastrando los pies durante la confusión. Su piel desnuda estaba contra la suya, sus brazos estaban muy juntos, sobresaltándolo.

“¿No está bien estar vivo?”

En el lado opuesto, Maya la había limitado, la mala influencia de Shizuno en los niños era masiva.

Satsuki estaba de pie junto a las tres, no, también estaba los demás senpais mirándolos, y adoptó una postura imponente, su barbilla sobresalía, sus ojos iluminados y con una intrépida sonrisa grabada en sus labios mientras apuntaba directamente a Haruka.

“¡Lo he decidido! ¡Mi objetivo será llegar más rápido que tú, Momo-senpai!”

Satsuki, que aún era una reserva, y solo de 1er año, superaría a Haruka, una miembro de pleno derecho, y la más rápida en la academia. En esa proclamación audaz, los observadores estallaron en aplausos. Incluso Isurugi aplaudió en silencio, y Taketsuru, que estaba cerca de ellas, silbó entre sus dedos y vitoreó.

“Ummm…” Por otro lado, Haruka agachó la cabeza ante el desafió, la titular se había encogido y fue exactamente lo contrario: “¿No elegirías otro desafío?” Preguntó Momo, mirando a Satsuki con los ojos vueltos hacia arriba.

“Hmhmmm, ¿Podrías tenerme miedo, por mi brillante futuro, Momo-senpai?”

“Simplemente se siente como bullying”

El sonido de algo rompiéndose dentro de Satsuki llegó a Moroha, quien se cubrió la cara con resignación.

“Fwo… fwo, fwo, bueno, o-obviamente, no soy tan arrogante para pensar que ganaría de inmediato… pero no estás diciendo que sea una intimidación un poco lejos, fwo… fwo, fwo, fwo”

Satsuki lo intentó y no pudo reírse como un mal chiste. Su cabeza temblaba.

“C-Cierto, ¡Entonces compitamos! ¡Una competencia completa!”

Haruka notó su error y rápidamente trató de sanar el respeto propio de Satsuki, y enérgicamente marcó una línea de salida en la playa con su pie.

Satsuki había desafiado a Haruka a una carrera. Era un poco infantil, pero esta era la forma más fácil de comparar su velocidad.

Haruka estaba parada en la línea de salida. Con su cabeza todavía sacudida, Satsuki estaba parada junto a ella.

“Hagamos que ese acantilado sea el objetivo, la primera en tocarlo gana”

Haruka estaba cubierta de prana. Se elevó en todo su cuerpo como llamas azules, balanceándose silenciosamente. Era hermoso, un azul celeste, como el cielo, que parecía interminable y perfectamente claro.

“Bueno. Primero arreglaré esa imagen equivocada que tienes de mí”

“Lamento eso”

“¡No quiero una disculpa, quiero respeto! Vamos, Momo-senpai”

Satsuki también estaba cubierta de prana, y también era hermoso. Era una luz dorada sagrada y majestuosa. Sin embargo, a diferencia de Haruka, no era en todo su cuerpo. Eran en ambas manos y piernas. Y a veces, era solo un aura chispeante.

Ambas estaban listas. Ambas sabían que, si no podías prepararse rápidamente para el combate real, no tenía sentido, así que no se agacharon para la carrera, simplemente se bajaron ligeramente y se inclinaron hacia adelante.

Miraron a su objetivo, a unos cinco o seiscientos metros de distancia.

La tensión aumento. Los espectadores también se inclinaron hacia adelante.

“¡Danos la señal de inicio, Nii-sama!”

“Eh, ¿yo? Entonces… listas, adelante”

Ante la laxitud de la señal de Moroha, las dos chicas explotaron en movimiento, dispersando una explosión de arena detrás de ellas. Corrieron mucho más rápido que una persona normal. Era una de las técnicas de luz básicas de las artes ancestrales, la [God speed link]. Sin embargo, sus técnicas de correr eran como la noche y el día. Satsuki era salvaje y descoordinada, corriendo salvajemente por la arena, levantando una tormenta de arena y dando un grito de guerra.

Haruka era hermosa, corría sin problemas, no levantaba arena y no hacía ningún ruido. Y, ella era mucho más rápida. Desde el instante en que comenzaron, ella se había estado alejando constantemente de Satsuki. Diez segundos probablemente ni siquiera habían pasado, ella había cubierto la distancia hasta la meta en un abrir y cerrar de ojos, tocándola ligeramente. Ella no estaba en absoluto sin aliento.

Un estruendoso aplauso vino de los espectadores una vez más, y Taketsuru volvió a silbar. Luego de varios segundos, Satsuki también alcanzó la meta. En lugar de tocar ella estaba más cerca de golpear el acantilado y luego gritó: “¡Lo hice!”

Lanzando sus manos hacia el cielo y saltando.

Sus gritos llegaron a Moroha y a los demás, que estaban sentados cerca del inicio. ¿De qué estaba tan feliz después de una derrota rotunda? Moroha, Shizuno y Maya y los espectadores estaban desconcertados. Haruka estaba hablando con ella en estado de shock, por lo que Moroha usó [Divine sound link] para mejorar su audición y captar su voz.

“Di, Satsuki… ¿De qué estás tan feliz?”

“Porque yo no fui muy distinta de ti, ¿verdad?”

Los ojos de Haruka se agrandaron en estado de shock. Moroha también lo hizo.

“No también… claramente estuviste segundos más lenta, ¿verdad?”

“Eh, solo unos segundos, ¿verdad?”

Ante la réplica de Haruka, Satsuki la miró inexpresivamente. Por supuesto, en términos de valor absoluto, puede no parecer una gran diferencia, pero no lo tenía en cuenta en términos relativos. Si Haruka hubiera tardado nueve segundos en llegar a la meta, y Satsuki fuese tres segundos más lenta, la velocidad de Satsuki no habría sido ni siquiera el 70% de la de Haruka. En realidad, Haruka no había tardado nueve segundos, y Satsuki fue más de tres segundos más lenta. En comparación, ella fue una tortuga, eso es, una tortuga. Ella no podía entender eso.

Ella era muy trabajadora, y debía ser buena en matemáticas, pero era un ejemplo de cómo no podía ponerlo en práctica la hacía inútil. Moroha estaba triste.

“Umm, ya ves…” Haruka trató de explicárselo, pero simplemente terminó haciendo un gesto y sin poder decir nada. Ella lo entendió a través de la experiencia, pero no podía dar una explicación de repente, parecía que Haruka era mala en matemáticas: “No importa, de todos modos, es mi victoria”

Ah, ella se rindió.

“¡Entonces vamos de nuevo! Estoy segura de que puedo dar una mejor combinación la próxima vez”

“Seguro, yo jugaré contigo…”

“¡Usemos la línea de inicio de antes como objetivo!”

Satsuki marco triunfantemente otra línea de salida en la arena y se dio la vuelta, preparándose. Haruka le lanzó una mirada de reproche, pero ella no pareció darse cuenta.

“Parece que se están peleando un poco, ¿Qué pasa?”

Shizuno susurró al oído de Moroha.

“Quién sabe, de todos modos, parece que van a regresar”

Moroha protegió el honor de su ‘Hermana’.

Al final, Satsuki no gano ni una sola vez.

Corriendo con gritos de energía vio las sobras en polvo.

Corriendo con gritos enojados la dejó aún más inmóvil en el polvo.

Cuanto más desafiaba a Haruka, cuanto más esfuerzo ponía, más se ensanchaba la brecha. Como Haruka había temido, parecía que se convertiría en intimidación.

Aun así, Satsuki no cedió, y Haruka tampoco se lo tomó con calma. Probablemente era doloroso para ella continuar corriendo, y continuar perdiendo, estaba claro que no podía ganar, incluso haciendo todo lo posible. Su virtud, su motivación, dejó una profunda impresión en los espectadores, que apenas podían ver. Taketsuru aplaudía cada vez que pasaban la meta, era un buen hombre. Moroha tampoco apartó la mirada, vigilaba los esfuerzos de Satsuki.

“Ella realmente no conoce sus propios límites… ni siquiera sabe lo básico”

Todavía unida a Moroha, Shizuno suspiró con piedad.

“Decir que se volvería más rápida que Haruka, una sin igual de todas las personas, es demasiado descuidada”

Todavía abrazada a él, Maya dio un suspiro de compasión. Satsuki estaba siendo lastimada por una niña de diez años…

Pero realmente, ¿Por qué está tan desesperada por vencer a Momo-senpai…?

Había muchas otras cosas que podía elegir como objetivo, por lo que Moroha estaba desconcertado. ¿Podría estar conectado con ella al caer en el pensamiento silencioso después de su respuesta sobre si le gustaba Haruka? En ese caso, realmente no entendió el motivo.

Moroha refunfuñó y se rascó la cabeza, hablando sin apartar los ojos de Satsuki, que incluso ahora corría con toda su fuerza de voluntad.

“Es solo que Momo-senpai es del tipo velocidad. Satsuki es poder y una tipo tanque duro, por lo que está en desventaja”

“Oi oi, es la primera vez que escuchó que Ranjou es una tipo tanque” Cerca de allí, las agudas orejas de Taketsuru recogieron sus quejas y arqueó las cejas con profundo interés: “Todo el mundo sabe que Momochi es del tipo velocidad, pero ¿Cómo conoces el tipo de Ranjou, ella todavía está en desarrollo? ¿Es porque vais a salir?”

“No vamos a salir”

“Ranjou-san y Moroha no están saliendo”

“¿Por qué estás respondiendo también, Urushibara, jajaja?” Incluso las sonrisas irónicas de él eran claras y sencillas: “Entonces, ¿Por qué?”

“¿No puedes decirlo por el color del prana?”

“Para nada” Respondió Taketsuru con una fría pose y encogiéndose de hombros: “Creo que realmente es diferente ser uno de rango S”

“¿Oh? Pero Moroha tuvo una conversación similar con Sir Edward”

“Sí, él tampoco lo sabía, nunca había oído hablar de eso”

La risa alegre de Taketsuru fue lo interesante que era. Moroha no pudo hacer otra cosa que rascarse la cabeza. Ser capaz de leer varias cosas del color del prana era un conocimiento común para Flaga, pero nunca se había entendido. Se sentía incómodo bajo la radiante sonrisa que decía que no había hecho nada a la mitad.

“Aunque no soy un rango S”

Centrándose en algo no del todo revelante, intentó evadirlo.

“Sí, lo he escuchado, lo he escuchado. Fuiste puesto en espera. Oí que Ranjou lloraba y se alegraba por ello”

Anteayer, Moroha había querido tranquilizar a Satsuki, Shizuno y Maya, y ayer, Satsuki había hecho un gran ruido al respecto, por lo que todos los sabían. Realmente no le importaba, pero pensó que debería tener cuidado con la naturaleza libre de Satsuki.

“Bueno, entiendo los sentimientos de Ranjou-san, ¿sabes? Me siento también aliviada de que te hayan liberado”

Shizuno dio un poco de apoyo a Satsuki.

“Tenía mucho miedo de que también recibieras terribles demandas de la sucursal japonesa”

Maya lo celebró con una sonrisa angelical.

“Estoy un poco triste, estaba esperando lo mucho que harías”

“Dije que no soy un tipo tan impresionante” Moroha se encogió de hombros ante Taketsuru, que parecía profundamente arrepentido: “Es una carga de mis hombros, así que estoy aliviado”

“Sin embargo… estás a la espera, por lo que aún no puedes bajar la guardia”

La más mínima melancolía se filtró a través de la máscara de Shizuno.

“¿Cuándo se decidirá?”

“Hay una reunión de los Six Heads esta semana, ellos hablarán de eso allí”

Moroha dio una respuesta poco entusiasta a la pregunta de Taketsuru.

“¿Heh, mientras estás en el campamento de entrenamiento?”

Taketsuru estaba demostrando que estaba prestando atención, pero era como el loro repetidor de otra persona, así que no quiso decir nada ofensivo. Moroha se preguntó acerca de esos horarios que se superponían también, pero pensó que no estaba relacionado.

Entonces.

“Una reunión de los Six Heads… es increible, una reunión de los Six Heads por ti”

Moroha intentó frenéticamente escapar de los rayos ‘No haces nada a la mitad’ de Taketsuru.

“Los seis jefes son Edward y los demás, la parte superior de la organización de cada país, ¿verdad? Deberían reunirse con bastante frecuencia entonces, ¿sí? Es más, como un tema extra, ¿no?”

“Definitivamente es solo por ti. Ni siquiera recuerdo haberlos visto en más de un año”

“Deberían hacer su trabajo…”

Al escuchar el comentario de Shizuno, Moroha se desanimó.

“Es natural, su trabajo no es hablar, es pelear”

“… Todos son monstruosamente fuertes, ¿no?”

De la amonestación de Maya, la aceptó de mala gana. Había peleado contra uno de ellos, Edward, el líder de la sucursal inglesa. Fue una lucha de vida o muerte lo que le hizo gritar: “¿Crees que volvería a hacer eso?”

Si los demás fueran tan fuertes como ese desastre natural andante… realmente no podrían llamarse más que un grupo escandaloso.

“Realmente no sé mucho sobre ellos en primer lugar”

“Son tan inalcanzables, apenas estás cubiertos por los rangos, ¿verdad?”

“No te importan los rumores sobre la orden White Knight, por lo que escucharás aún menos”

Shizuno y Maya asintieron.

“¿Cómo son, me pregunto?”

Moroha sintió curiosidad por ellos por primera vez. Si hubieran salido de su culo para hablar solo de Moroha, eso hubiera sido impensable. ¿Qué clase de personas eran? ¿Qué hablarían? ¿Y se decidiría el rango de Moroha?

Dependiendo de la situación, su forma de vida podría ser influenciada por sus caprichos, ¿No es así?

Es muy desagradable…

Rascándose la cabeza, Moroha escuchó a Shizuno, Maya y Taketsuru, quienes le explicaron que habían hecho los Six Heads y cómo se habían creado. Esa historia todavía era reciente.

***

 

Solo era conocida por un número limitado de personas.

Hace seis años, en la parte norte de Inglaterra, apareció un misterioso monstruo en el pequeño puerto de Sunderland. La primera de las criaturas que más tarde se conocería como Metaphysical. El monstruo había arrasado como si fuese el dueño del lugar, destruyó la mitad de la ciudad y causó un gran número de víctimas.

Pero se evitó la destrucción completa, la aniquilación completa. Un solo héroe había aparecido ante la salvaje bestia y se interpuso en su camino. Esa persona estaba vestida con una luz purpura, envuelta en una armadura de plata y luchaba balanceando una espada inusualmente grande.

Al final de casi una hora de lucha salvaje, el monstruo finalmente cayó derrotado.

Su nombre era Edward Lampard. Era un joven que había despertado no solo los recuerdos de su anterior vida, sino el poder del Iron White, había pensado que era extraño y vivió su vida mientras lo ocultaba. Sin embargo, de repente, se encontró con un incidente cuando fue a ver un partido de futbol.

“Solo pensé que muchas más personas morirían si no hacía nada, así que decidí que tenía que hacerlo”

Y por eso, había liberado el poder que había escondido y había decidido luchar contra el monstruo.

El gobierno inglés estuvo atrasado y al reunir información, las cosas comenzaron a parecer mucho más serias. Edward fue invitado como testigo material para resolverlo, y la reunión continuó a largo plazo.

En ese momento, Japón, Francia, China, Rusia y Estados Unidos dieron testimonio de los monstruos uno tras otro.

El ejército estadounidense respondió rápidamente y trató de derrotarlos, pero habían destruido la armadura más fuerte de la tierra con un solo golpe. En su lugar, los que los derrotaron poseían poderes extraños como Edward. No desde ahora, sino desde hace muchos milenios. No de la tierra sino de mundos a millones de años luz de distancia. Aquellos que reencarnaban guardando sus recuerdos de luchar como héroes, que más tarde se conocerían como Saviors.

Había una persona para cada país.

El monstruo que apareció en Japón fue borrado por una luz purificadora, el de América estaba lleno de agujeros como un queso y se tumbaba muerto, el de Francia estaba medio quemado negro y medio congelado, el de Rusia fue golpeado por cientos de relámpagos que llovían incesantemente desde los cielos, y nadie sabe qué pasó con el monstruo que apareció en China.

Desde su aparición, esos países: Inglaterra, Estados Unidos, Francia, Rusia, China y Japón sufrieron daños una y otra vez.

Cada vez, Edward y los demás se apresuraban a proteger su patria.

Increíblemente extraño, los monstruos nunca aparecieron en ningún otro país, pero los países involucrados estaban preocupados por su respuesta. Ahora tenían a Edward y a los demás, para poder lidiar con eso, pero ¿Qué pasaría si sucediera lo peor? ¿O si su aparición llegara a ser algo permanente? ¿Qué pasaría si continuaran apareciendo cuando los seis fueran ancianos?

Solo había una solución.

Buscaron a otros reencarnados potenciales, los reunieron, crearon una organización, una orden para combatir a los monstruos. A petición de sus gobiernos, Edward y los otros cinco se reunieron. Esta era en realidad la primera conferencia de los Six Heads.

En primer lugar, se pensó que buscar reencarnado res era absurdo, pero Suruga Andou, que luego llegaría a ser el jefe de la sucursal japonesa, tuvo una serie de ideas concretas implementadas por los gobiernos, que dieron resultandos tangibles. Aunque apenas encontraron a alguien que hubiera despertado su poder, encontraron a muchos con recuerdos de sus anteriores vidas, luego de ser enseñados por Edward y los demás, también despertaron sus poderes. Por lo tanto, la organización no oficial, la orden White Knight, se creó directamente por debajo de la ONU.

Aunque se dijo que estaba directamente debajo de la ONU, la realidad era que cada país creo su propia organización que se registró como una federación distante en el monolito. Con los seis gobiernos poniendo sus expectativas sobre Edward y los otros cinco, este era el camino de menos resistencia. Edward y los demás, ahora conocidos como los ‘First Six’ llegaron a ser los jefes de cada organización, Además, incluso teniendo en cuenta a todos los reencarnados, ahora conocidos como Saviors, esos seis tenían una fuerza mucho mayor que la media y se sintieron aliviados.

Los ‘First Six’ fueron reverenciados y llegaron a llamarse los Six Heads.

Cada uno de ellos era como un rey, reinando sobre las organizaciones que habían hecho.

Después de resumir los puntos principales, los tres dejaron de hablar. Shizuno, en particular, sabía algo de información exclusiva gracias a que su hermano era parte de la dirección de la sucursal japonesa, incluso Maya y Taketsuru lo habían escuchado con ruidos pensativos. Maya en particular había estado aturdida, cautivada por sus palabras mientras sostenía el brazo de Moroha como una almohada, envolviendo sus brazos y piernas a su alrededor.

Los sentidos de Moroha eran agudos, ella le sostenía el brazo a un lado, ¿Y sus pies? ¿Estaba ella con su brazo entre sus piernas a salvo? Y Maya estaba ligeramente vestida con un traje de baño, podría ser lo que hacía un niño, pero Moroha ni siquiera podía mover su brazo así.

“¿Qué se supone que es esto, Maaya-kun?”

Se aclaró la garganta y sugirió que le soltara. Ella se sobresaltó cuando se dio cuenta de su descuido y se rió. Tenía la ternura de un ángel, pero –

“Mira, mira, soy como un koala”

De repente llego a ser como un ángel caído y ella comenzó a agarrar con más fuerza.

IMG_0104

“Ya es suficiente, vete”

Moroha la regañó con una cara seria, y ella le soltó con una lengua traviesa fuera.

En cualquier caso, una vez que terminaron, Moroha tuvo esto que decir.

“Edward suena genial, pero…”

Él no estaba realmente satisfecho. Para él, el jefe de la rama era alguien que caminaba con problemas como ropa.

Usar su poder oculto y salvar la ciudad no era algo que hiciera, querría evitar mostrárselo a alguien. Él podría haber sido llamado monstruo después, y podía imaginar cuántos problemas causaría, no pudo evitar elogiar su determinación. Sin embargo, no estaba completamente satisfecho.

“Creo que es genial, le admiro como hombre”

Taketsuru hizo un movimiento elegante mientras se cruzaba de brazos.

“Si pensaras que vas a ser asesinado por él, ya que él solo tarareaba, creo que cambiarías de opinión”

“Jajaja, espeluznante, ¿eh?” Taketsuru se rió de Moroha, quien ahora tenía los ojos medio cerrados: “Pero sabes, Haimura, es por eso que quería ver que pasaría cuando llegaras a ser un rango S”

Como para defenderse, Taketsuru lo comprobó.

“¿Qué pasa con eso de nuevo? Vete ya, ¿quieres?”

Moroha no podía decir nada en contra de su senpai y se rascó la cabeza. Taketsuru no le dejó descansar, sin embargo.

“Estoy seguro de que llegaras a ser un buen Saviour. No solo con fuerza, sino que llegaras a ser un hombre digno de un rango S, como Sir Edward cuando salvó Sunderland con tanta frialdad”

Su discurso ferviente continuó, no solo era estimulante, sino que también mantenía un fervor en su núcleo.

“Me estás sobreestimando”

“No lo estoy, lo vi”

“¿Viste qué?”

Ante su pregunta, Taketsuru sonrió. Como un niño inocente, sus dientes reluciendo blanco y luciendo como si realmente se estuviera divirtiendo. Y luego, él respondió: “Cuando apareció esa Nine-headed Hydra, te enfrentaste al aterrador Isurugi y declaraste ‘Iré solo’” Su risa mostró lo emocionante que lo encontraba: “Lo sabía entonces, que eras un pez gordo, el auténtico”

Diciendo esto, él le dio una palmada a Moroha en el hombro y se fue con gallardía. Alcanzando su punto máximo desde lejos, él estaba con una chica mayor con lentes simples.

Moroha no pudo hablar. De su izquierda y derecha vinieron.

“Te ves como si hubieras tragado un limón”

“Estás frunciendo el ceño”

Estaba siendo molestado por los hoyuelos en las mejillas de Shizuno, la sonrisa angelical de Maya, y ellas hincaban sus cejas.

“Él es muy bueno con las palabras. Él es muy popular entre los chicos y las chicas. Tengo que tener cuidado”

“¿Ah, entonces es así?”

“Estamos de acuerdo con Taketsuru-oniisan”

Shizuno y Maya se agarraron a sus brazos.

En lugar de rascarse la cabeza, el ceño fruncido de Moroha se hizo aún más pronunciado.

Anterior   Index   Siguiente

[1] Sería así: http://www.emancipacionjovenclm.es/adidas-mujer-chandal-ropa-tenis-mujer-trail-de-adidas-young-knit-suit-azulamarillo-sp-8202.html