Capítulo 12 Estoy de regreso, superficie

“¿Estás seguro? Para ser honesto, Hamakaze ya se había perdido en el momento en que lanzaste ese primer ataque. Tu [Devilish aura] despojó su mente después de todo”

“¿Pero ella todavía pudo moverse?”

“Eso se debe a una habilidad que he denominado [Absolute command]”

“¡Así que era eso!”

Leadred parecía saberlo.

Creo que con ella ya sabiendo que soy un héroe y mi [Revenge of the grudgebearer], debería ser evidente que ella también conocía mi [Absolute command].

“Hamakaze demostró que aún podía moverse cuando le ordené que esquivara ese primer ataque tuyo. Es por eso que decidí luchar contra ti”

“… ¿Estás diciendo que fue entonces cuando surgió esa trampa?”

Tenía miedo de morir de nuevo, así que hice un plan para usar en la pelea.

Completamente diferente al músculo contra la que estaba peleando.

“Sin embargo, me pegaste como una muñeca de trapo. Pero bueno, resulto bien. Mi papel era solo distraerte. Después de eso, solo necesitaba dar instrucciones de una manera que no llamara tu atención”

“Así que ese gritó fue…”

“Exactamente. Los gritos eran la señal para matarte. Ella me escuchó y te atravesó con su daga e invocó su magia”

“Fui engañada, luego derrotada admirablemente… ¿supongo? Ser asesinada así es refrescante”

Guió a Hamakaze y a mí a la parte de atrás de la habitación.

¿Mi estado de ánimo?

Tan bueno como podría ser. Eso debería ser obvio dado que estoy hablando tanto de mi estrategia.

Quiero decir, limpié la mazmorra. Hagamos que sea un día de fiesta. Sí, vamos.

Estaba tan feliz de que realmente pudiera sentir mi alegría.

“Pareces feliz, Daichi”

“¿Puedes decirlo?”

“¿Sí, quiero ser capaz de entender todo lo que piensas y sientes, Daichi?”

… Deberías dejar eso, no estoy acostumbrado a obtener tanta buena voluntad pura de nadie.

Si no, mi debilidad aparecería en mi cara. Sería malentendida.

Perdón por tener deseos tan estúpidos.

“- Heroe, de esta manera”

Llegó el momento antes de lo esperado debido a que Hamakaze y yo hablábamos y nos sentimos seguros por primera en mucho tiempo.

La habitación era simple, carecía de cualquier cosa.

Lo único en la habitación cúbica era una formación mágica.

Parecía como si hubiera sido construida con el único propósito de ser utilizada para teletransportarse. Me estoy poniendo un poco ansioso ahora…

“Leadred. ¿Esto realmente nos llevará a la superficie?”

“Funcionará siempre y cuando lo llenes con mana y recites [Teleport]. Solo asegúrate de hacerlo al mismo tiempo que yo. De lo contrario, la formación mágica y la entrada se cerrará sola, seguido del final de la mazmorra”

“Es una idea aterradora…”

“Es porque primero tienes que vencer al guardian para ingresar a esta habitación del teletransporte. Sería como si me llevara todo abajo”

Creo que puedo entenderlo.

Probablemente habría hecho una trampa similar.

Después de dar esperanzas de que finalmente podrían regresar a la superficie, se desvanecería esa esperanza y les dejaría caer en la desesperación.

Quiero hacer eso con Samejima.

Viendo cómo podría hacer una trampa como esta, creo que nos llevaremos bien.

“Bueno, entonces, ¿Estáis listos?”

“Estoy listo cuando sea”

“Sí, no hay problemas aquí”

Unimos nuestras manos para formar un anillo en medio de la habitación.

Una vez que comenzamos a llenarlo con mana, una luz azul claro llenó la habitación.

Diminutos cristales parecidos a la nieve se crearon en el aire, danzando como para bendecirnos.

“Vámonos entonces. Tres dos uno –“

“““[Teleport]”””

 

Cielo azul, nubes blancas. Un sol ardiente brillantemente.

No huele a sangre, ni aire viciado, ni paredes que nos rodeen.

Mirando a su alrededor, era un prado verde hasta donde alcanzaba la vista.

Una suave brisa me rozó las mejillas.

He regresado de ese infierno.

¡Regrese…!

Las emociones brotaron desde el fondo de mi corazón.

Incapaz de soportar esas emociones, grité con todo lo que pude.

“¡¡¡ESTOY DE REGRESO!!!”

Once días desde que vine a este otro mundo.

Cuatro días desde que mis compañeros de clase me han abandonado.

Con siete muertes en total, despejé la mazmorra Rigal Den.

Anterior   Index   Siguiente