Capítulo 14 Trance Labyrinth II

Habiendo dejado el palacio real atrás, estábamos mirando a través del distrito comercial más grande del reino.

Realmente estaba lleno de actividad. Había toneladas de tiendas y aún más clientes llenándolas, parecía que estaban prosperando bastante bien.

Lo que sobresalió en particular entre ellas era una tienda que vendía armas y armaduras.

Había rumores sobre los héroes convocados por el reino que decían que habían llegado al piso cincuenta y uno de Rigal Den y habían regresado a salvo.

También parecía que la existencia de la Monster House es bien conocida ahora también. Aventureros expertos se agruparon para prepararse para ir a Rigal Den.

Su objetivo era obvio. Si lograron atravesar una parte de la mazmorra que ni siquiera esos héroes pudieron, podrían trabajar para el reino. Ese simple objetivo fue lo que impulsó esta prisa.

“Realmente hay tantas cosas, ¿no?”

Shuri estaba mirando todos los diversos artículos a la venta, sus ojos chispeantes se movían de un lado a otro entre ellos.

¿Me pregunto si a todas las chicas les gusta comprar tanto?

“¡Daichi! ¡Dediquémonos a mirar más tarde!”

“Sí, claro, claro. Tenemos el dinero. Hay algo que quieres comprar, ¿verdad?”

“¡Sí!”

Muchos aventureros inevitablemente significaban muchas personas.

En otras palabras, como alguien que camina con un maid tan guapa, muchas personas me miraban con enojo. Incluso hubo algunas personas que intentaron estafarme pidiendo precios desorbitados por las flores.

“Hey, la de ahí. Eres una chica bastante buena, ¿eh? ¿Qué tal si dejas eh –!?”

Continue siendo provocado.

Al tomar represalias por su evidente obvia provocación, le despojé de todo lo que parecía que valía algo. La expresión de su rostro era espectacular.

Continuó suplicando misericordia, pero fingí no escucharle. Si él quisiera eso, no debería haber actuado así. Él debería estar feliz de haber llegado tan lejos después de que él hiciera moverse a mí mujer.

“Daichi, estamos aquí”

“¡Oh, entonces este es el gremio de aventureros…!”

Hamakaze y yo habíamos llegado al gremio de aventureros. Este era nuestro destino original.

Además, como habíamos decidido ir a la siguiente mazmorra, nos iríamos de la ciudad en dos días más.

“… Oooh”

Dejé escapar un grito de admiración. Al pasar por la puerta, pude ver lo grande que era.

Con una habitación amplia y larga, había una pequeña área de bar muy lejos.

Había un mostrador de madera dividido en siete áreas, cada area tenía su propia ventana. Cada una era responsable de algo. Comenzando desde el lado derecho, había registro, recepción de búsqueda y recepción de pago, cada una con dos ventanas.

Esta vez, sin embargo, ignoré todas esas.

Mi objetivo era el último área del mostrador: Venta de información.

Les dije de qué quería información.

La información que recibí se refería a cierta mazmorra.

Parecía que había sido conquistada hasta el piso veintisiete. En cuanto a qué tan rápido se estaba limpiando… como melaza[1], de verdad.

Va tan lenta porque la mazmorra es como un laberinto con caminos complejos necesarios para llegar finalmente a cada una de las escaleras.

Además, las paredes y los pisos eran cristales con forma de espejo, por lo que es fácil perder el rumbo.

Debido a esas razones, se le dio el nombre de Trance Labyrinth.

Después de comprar un mapa del laberinto y varios suministros que necesitaríamos, pasamos el resto del nuestro tiempo libre para mirar alrededor del distrito comercial como había prometido.

Miramos alrededor de tiendas de ropa, librerías, fruterías, puestos de comida, restaurantes, tiendas generales, incluso traficantes de esclavos.

“¡Daichi! ¿Qué piensas de este?”

Cuando Shuri vino del probador llevaba un vestido naranja.

La inocencia fue lo primero que se me vino a la mente al verla.

Ser más baja de lo normal llego a ser uno de sus puntos buenos. Su atracción inocente aumentó al elegir un atuendo como este vestido.

Era solo un color, pero como tenía un poco de inclinación, no tenía un mal equilibrio.

Ella giró en su lugar y el dobladilló ondeó, permitiéndome ver sus delgadas y blancas piernas.

Peligrosa. Muy peligrosa.

Forzándome a mirar hacia arriba, lo primero que vi fue su clavícula, seguido por su cabello delgado, luego su rostro infantil… ella me estaba mirando, con la cabeza inclinada hacia un lado. Sudor ligero le daba a su rostro un brillo encantador.

Gah, ella es tan linda.

“¿Daichi?”

“… No es nada”

“¿Pero por qué te sientas tan repentinamente entonces? ¿Te lastimaste a ti mismo?”

“¡N-No! Yo simplemente no quería soportar más, eso es todo”

Por favor, no me preguntas por qué.

“¿O-Okay?”

Afortunadamente, Shuri no parecía querer investigar más.

“Entonces, por favor, solo compra ese. Te queda muy bien. Mira, el precio es una buena combinación”

“¡Sí! ¡Compraré éste entonces!”

Shuri corrió hacia el mostrador para comprarlo.

Y de alguna manera logré mantener mi orgullo como hombre.

 

“¡Aaah! ¡Hoy fue muy divertido!”

INPAGE4

Después de eso, fuimos de comprar mirando escaparates, comimos una comida, y después de tener una buena cita en general, regresamos a la posada.

“Esto fue divertido”

Fui arrastrado de esta manera por la ciudad y estaba sinceramente cansado, pero después de escuchar a Shuri decir cuánto lo disfrutó, no sentí que perdí nada.

“Aun así, casi solo hablaste conmigo, ¿Estás segura de que eso es todo lo que quieres?”

Al final, lo único que compré para ella fue ese único vestido.

Aparte de eso, realmente solo caminamos hablando entre nosotros.

“¡Sí! ¡Estoy segura de que puede ser!”

“No tienes que contenerte si tienes algo que quieres, lo sabes, ¿verdad? Jugaste un papel muy importante en la mazmorra allá atrás”

“… Sabes, Daichi, a las chicas les puede gustar más que únicamente que las personas les compren cosas”

“Eso no es lo que quise decir decir, pero me disculpo si dije algo mal”

“No tienes que disculparte, solo escúchame, ¿De acuerdo?”

Shuri junto mis manos.

“A las chicas les gusta estar cerca de los que aman, sentir su calidez, pasar sus días junto con ellos… eso es suficiente para hacernos muy felices”

“…”

Su agarre se hizo más fuerte. Sus mejillas estaban rojas. Tampoco era debido al sol de la tarde.

Ella probablemente estaba avergonzada.

Yo también estaba avergonzado.

Era como si estuviera cada vez más caliente.

Mi corazón estaba latiendo.

Realmente sentí que podía mirarla a los ojos para siempre.

[1] Melaza: https://es.wikipedia.org/wiki/Melaza

Anterior   Index   Siguiente