Capítulo 21 Cambió en un esclavo, y dos demonios II

… Tan frío.

Esto es… ¿Dónde estoy?

Todo antes de oscurecerse estaba borroso. En momentos como este, uno debía tomarlo con calma, pensar en ello… llegué a Trance Labyrinth, luego Mahara, Minamoto y Yuuji todos fueron a la Monster House… Yuuji regresó… ¡Entonces Hayase colapsó…!

Bien, Yuuji, no, ese hombre me golpeó el cuello…

… ¡Hayase tiene problemas!

“¡Hayase!”

“¿¡Kyaa!?”

Cuando me senté, escuché un pequeño grito. No era Hayase, sino que era una voz nostálgica, una de una persona que conocía bien.

Miré de quién venía la voz.

Al hacerlo, vi a mi mejor amiga que había abandonado en Rigal Den, vi a Shuri.

“¿Sh-Shu… ri…?”

“Oh, estás despierta, Yui”

No había dudas al respecto. La chica que me sonreía era inconfundiblemente mi mejor amiga, Hamakaze Shuri.

Eh, pero ¿cómo?

Shuri, ella… ¿Pero cómo?

¿Ella derrotó a todos esos demonios…?

… ¿Esto es un sueño?

Me pellizqué la mejilla. Duele.

No es… un sueño.

Lloré y no pude contenerme, la irremplazable amiga que pensé que había muerto todavía estaba viva.

“¡Shuri!”

Al ver a mi amiga tan cerca de mí, extendí mis manos hacia ella.

Echándome una mirada así, Shuri retrocedió un paso. Ella rechazó mi abrazo.

“¡Sh-Shuri! ¿¡Por qué!? ¡Esta es nuestra emotiva reunión!””

“Lo siento, pero esto no me afecta”

Sus palabras perforaron mi pecho como cuchillas.

Sentí como si agua fría cayese sobre mi cabeza. Mi emoción retrocedió lentamente, dejando solo odio hacia mí misma.

… Correcto. Aunque le había hecho algo tan terrible, no pensé en la forma en que se sentía…

“Shuri. ¿Esa chica Tamaki se despertó?”

“Sí, Daichi. Justo ahora”

“… ¿Eh?”

– Lo que me sacó de mi espiral negativa fue la voz del chico que debía ser nuestro guardia.

“Yo, Tamaki. ¿Qué te pareció la primera vez que fuiste noqueada?”

Al levantar la vista, vi al traidor, al malvado demonio, con el borde de su boca curvada hacia arriba.

“… ¿A dónde se fue esa dulzura tuya?”

“Sarcasmo de inmediato, ¿verdad?… Fue un acto”

Yuuji lo confesó, aparentemente feliz con la forma en que se desarrollaban las cosas.

Incluso con las cosas como están, estaba preparado para escapar en el momento en que bajara la guardia.

No se lo dije a ese chico, pero tenía otra habilidad especial.

[Incantation omission].

Puedo invocar una magia simplemente usando su nombre. Simplemente diciendo el nombre de una magia con más de mil quinientos de mana en mi estado, es posible utilizar la magia.

Es una habilidad especial que se dice que pocas personas en este mundo tienen.

Yuuji no debería tener una razón para pensar que puedo usarla.

“Eres bueno para engañar a las personas. ¿Hayase parece que te quiere especialmente bien?”

“Esa parte me sorprendió. Es desafortunado para Hayase, sin embargo, la única para mí es Shuri”

“Qué -…”

Yuuji abrazó a Shuri detrás de ella. Me envió escalofríos por la espalda.

Mi preciosa amiga estaba siendo jugada por un chico así. Solo eso era suficiente para atacarle.

“¡Detente ahí! ¡Shuri, esquiva!”

¡Le disparé una magia a quemarropa!

Salté y lancé una magia.

“¡[Freeze lance]!”

Cogí la lanza en mis manos y apunté a su cara.

Sin embargo, justo cuando estaba a punto de golpear, fui detenida por la persona que nunca pensé que lo haría.

“Yui… ¿Qué estás haciendo?”

Agarrando la punta de la lanza, parecía enojada. Ella me estaba mirando con clara hostilidad.

Era prácticamente intimidante, pero no retrocedí.

Tenía que traerla de regreso.

“¡Suéltame, Shuri! ¡Te ayudaré!”

“Ayuda… ¿Te atreves a decir algo así después de abandonarme en ese momento?”

“¡Eso fue -!”

Sus palabras cortantes me atravesaron de nuevo. Aun así, nada de lo que ella dijo estaba mal. Lo sabía. Era obvio.

Pero esa también es la razón por la que perdí la compostura. Tenía que traer a Shuri de regreso sin importar nada.

“¡Lo siento! ¡Me disculparé tanto como sea necesario! ¡Pero por favor solo escúchame! ¡Este chico es peligroso! Créeme, al menos por ahora, ¡Ven aquí!”

“¿Daichi es peligroso?”

“¡Sí! Ese tipo nos atacó a mí y a Hayase… podría haber hecho lo mismo con Mahara y Minamoto”

“Si estás hablando de esos dos, están muertos”

“Él atacó, ¿eh? ¿muertos…? ¿eh?”

Sentí que acababa de escuchar algo increíble.

¿Dos héroes fueron asesinados?

¿Por un aventurero ordinario?

O tal vez… ¿Por Shuri?

“¿Q-Qué estás…?”

“Es así. Aquí –”

El que habló no fue Shuri, sino Yuuji. De repente me lanzó algo alrededor, lo atrapé.

Sentí algo repugnante en mis manos.

Los ojos parecían haber estado llorando. Le faltaban dientes. La nariz estaba torcida. Parte de su cabello rubio estaba teñido de rojo.

Lo que sostenía era una cabeza cortada de mí compañero de clase.

“¿¡Uaaaaah!?”

Tirándola tan lejos como pude para no tener que echarle otro vistazo, no pude contener las náuseas y vomité.

“¡Oeeeh! Haaah… haaah…”

“Ahora. Esa es la cabeza de tu compañero de clases, deberías ser más cuidadosa con eso”

Yuuji me miró como si no tuviera nada que ver con eso. Él me estaba ridiculizando y disfrutando.

¡Él está loco…!

“¡Tú… demonio…!”

“Diciendo cosas así, habla de juego inocente, ¿Verdad, Shuri?”

“Sí, Daichi. Es como dices”

“Shuri…”

Ella parecía lavada muy profundamente el cerebro. Ella debe estar sufriendo por dentro.

¡El hecho de que no puedo hacer nada aquí incluso con eso es…!

¿Qué fuerza?

¿Qué héroe?

Ni siquiera puedo salvar a mi amiga aquí frente a mí.

“Manipulaste a mi mejor amiga, me capturaste… ¿¡Qué quieres!?”

“… Solo una cosa, realmente”

Yuuji me agarró, que estaba sentada, por la nuca y me levantó. Él me levantó fácilmente, tan lejos que mis pies ni siquiera podían tocar el suelo.

“Kah-… ah…”

Al ser apretada así, tuve problemas para respirar.

… No puedo… respirar…

“Yo… quiero vengarme de todos vosotros. Particularmente de Samejima”

“¿Por qué… qué hizo… Samejima… que hizo para…?”

“¿Aún no lo entiendes? Sin embargo, Shuri ha estado diciendo mi nombre por un tiempo”

¿Shuri…?

Pensé en mi desvanecida conciencia.

Es cierto, ella no le había llamado Yuuji, sino Daichi.

¿Daichi…?

No conozco a nadie con ese nom… oh.

Lo sé. Una persona.

Similar a Shuri, hubo un chico que quedó ese día.

Su nombre era Katsuragi Daichi. El saco de boxeo de la clase.

D-De ninguna manera…

Él no puede estar vivo. Lo vi yo misma. En aquel entonces, un monstruo cayó directamente en él. Se lo comió.

“De ninguna manera…”

“… Parece que finalmente te diste cuenta”

“Ah –”

De repente me dejó caer, haciéndome caer de culo.

Duele.

“Soy Katsuragi Daichi. Regrese del infierno para vengarme”

Puso la espada que había estado en su cintura contra mi cuello y sonrió.

Mi incredulidad rápidamente llego a ser miedo. No pude evitar que mis dientes castañetearan cuando comencé a llorar.

Es porque entendí que la sed de sangre que venía de él era el verdadero problema. De lo contrario, no hay forma de que me hubiera asustado de alguien como Katsuragi.

Él tomará represalias por todo lo que le hemos hecho hasta ahora. Ese pensamiento que llenaba mi mente, todo lo que podía ver por mí misma era la muerte. Sintiendo la muerte cerca de mí, no pude evitar pensar instintivamente en mi vida… tengo miedo.

Morir… es aterrador.

“Ahora bien, Tamaki. Te daré dos opciones”

“¿Qué… qué…?”

“¿Morirás aquí y perderás tu vida para siempre? ¿O dedicarás tu vida a ser mi esclava?”

La oferta que me dio fue tentadora.

“Si llegas a ser mi esclava, puedes estar junto a Shuri. Incluso te prometo que ya no te lastimaré más”

“¿E-En serio?”

“Sin embargo, en el momento en que crea que estás actuando rara, yo, la demonio roja de allí, y Shuri te matarán, sin piedad. Si aún quieres, Tamaki, te dejaré vivir”

“¡Yo seré tu esclava! ¡Por favor! ¡Te dedicaré mi vida! E-Entonces, por favor, ¡No me mates!”

Mi boca obviamente se aferró a la esperanza que me dio.

Podría vivir. No tenía que morir. Esa solo era razón suficiente.

“¿Eso es así? Tú elegiste bien, Tamaki. Buen trabajo”

“G-Gracias”

Aparentemente satisfecho con mi pronta respuesta, volvió a enfundar su espada.

Liberada de la sed de sangre de los tres, finalmente pude sentirme feliz de estar viva.

“Tamaki Yui. Con esto, eres mi esclava provisional”

Ese día, pasé de ser una heroína a ser la esclava de Katsuragi Daichi.

Anterior   Index   Siguiente