Capítulo 23 Aquel que resucitó de la muerte I

“¿Todavía no estamos en el último piso?”

Pulverizando a un Wight Lancer que venía con un guijarro de hielo, se quejó Tamaki.

“Deja de quejarte y sigue haciendo tu trabajo, escudo”

Por eso decidí romper el látigo y mantenerla en marcha.

“¡No me llames así! Cómo puedes tratarme así de nuevo… ¡Solo me quedan trescientos de resistencia!”

“Estás bien presentable. Puedes hacer muchas cosas en tres minutos, ¿sí? Como derrotar a ese monstruo como el Light Giant”

“También podrías haberle dicho que espere esos tres minutos”

“¿¡Shuri!? ¿¡No habría muerto si lo hubiera hecho eso!?”

“Yui. Ya te lo dije antes, pero sé más educada con Daichi”

Shuri había tomado espléndidamente el control del tema como si no fuera nada.

“Pero… vamos, piensa en ello, Shuri. Él es ese Katsuragi, ¿cierto? El nerd torpe, gordo y engañoso. Yo intento guardar la solución, pero Shuri, podrías encontrar a alguien –”

“Yui”

Shuri interrumpió a Tamaki, su tono era más serio de lo habitual. El hecho de que tenía un enfado era obvio.

“¿Q-Qué?”

“No conoces sobre la bondad de Katsuragi. No conoces la fuerza de Katsuragi. No conoces el sufrimiento de Katsuragi. Ninguno de nosotros, ni siquiera yo, intentamos siquiera conocer a Katsuragi”

“Eso es…”

“Incluso si Katsuragi volviese a parecerse al que solía parecer Katsuragi, estoy seguro de que mis sentimientos por él no cambiarían. Esto no es mi expiación por algo, no. Es como honestamente lo siento. Amo a Katsuragi”

Shuri se acercó y me abrazo. Su expresión parecía realmente feliz. En consecuencia, Tamaki no pudo decir nada a cambio.

“Por eso no te perdonaré si continúas hablando mal de él”

La mirada penetrante de Shuri atravesó a Tamaki.

“Absolutamente no te perdonaré”

Ella se repitió a sí misma, esta vez más contundentemente.

“…”

Tamaki mantuvo su boca cerrada. Ella guardó silencio. Ella finalmente podría haber empezado a darse cuenta de cuán fuertes eran los sentimientos de Shuri.

Y que era más fuerte que su sentimiento de amistad con Tamaki.

… Quiero decir, incluso me hace sentir avergonzado.

“…”

Todos permanecieron en silencio y el estado de ánimo se volvió incómodo. Sería genial si esto no termina influenciando nuestro trabajo en equipo en el próximo combate contra Fantra.

… Bueno, supongo que puedo usar [Absolute command] sobre ella si es necesario.

“… Lo siento, Shuri. Todavía no lo entiendo”

Diciendo eso, Tamaki volvió a exterminar a los monstruos, reanudando nuestra marcha de conquista de la mazmorra.

Por primera vez desde que llegamos aquí, una nube oscura parecía colgar sobre nosotros.

 

“Finalmente es el piso 70, eh”

Murmuré para mis adentros, sintiendo emociones encontradas. Rigal Den se detuvo en el piso 60, así que esta era la primera vez que había ido tan profundo.

La habitación de la escalera para este piso fue fácil de encontrar.

El mana de Fantra estaba derramándose, después de todo. Su mana era lo suficientemente fuerte como para no perder el mana de los cristales.

Podría decir que era extraordinario por la densidad del mana y Leadred parecía estar convencida.

Con ella a la cabeza, encontramos un par de puertas con un estilo muy diferente al de antes. Realmente se veían como un par de puertas modernas.

Incluso había picaportes en ellas.

Me gustaría saber qué está pasando.

“… Oye, Leadred”

“¿Qué?”

“Ese fanático Fantra, dijiste que es un táctico, ¿verdad?”

“Es como dices”

“Entonces, ¿Qué pasa con estas puertas?”

Leadred se sentó, sus manos sostuvieron su cabeza. Parece que ella tampoco esperaba esto.

Por lo general, no era una buena idea dar tu posición a tus enemigos.

Incluso comencé a pensar que las estrategias de Fantra podían deberse a que los demonios perdieron la guerra.

“… ¿Podemos darnos prisa? Quiero regresar a la superficie lo antes posible”

“… ¿No se supone que eres una heroina?”

“Oh vamos. No hay forma de que hubiera esperado que hiciéramos todo esto de una vez. Además, probablemente podrías enfrentarte con esa fuerza tuya, ¿no? Incluso podrías revivir si mueres”

“Yui”

Quiero decir, ¿No sería mejor que Shuri mire lo que tú también hagas, Katsuragi? De esa forma, podrías hacer lo que sea sin tener que preocuparte por ella”

“No te pedí que intervinieses, Yui”

“Shuri, tu seguridad es lo único que me importa. Hacer que abandones a Katsuragi me haría feliz lo suficiente como para saltar de alegría”

“Quiero estar al lado de Daichi para siempre. No me arrepentiré de mi decisión, incluso si mi debilidad causa mi muerte”

“¿Te está obligando a decir eso? Shuri, realmente estás actuando raro”

“Sé que lo estoy, pero ya no me importa. No voy a permitir que nadie me detenga. Voy a hacer lo que quiero. Además, ¿No te lo dije?”

Shuri apuntó su daga a Tamaki.

“Dije que no te perdonaría si insultaba a Daichi de nuevo”

Se miraron la una a la otra, sus emociones se rechazaban mutuamente… esto es malo.

“Shuri”

“Olvídalo”

Agarré la mano de Shuri y Leadred colocó la punta de su espada de guerra contra la nuca de Tamaki para reducir la situación.

“Ahora no es el momento de estar luchando así. No te preocupes por lo que ella dice sobre mí. Además, no quiero que te ensucies las manos con algo tan trivial”

“… Bien”

Diciendo eso, Shuri se retiró a regañadientes.

Ya no estoy interesado en Tamaki. Si ella muere durante la pelea, bien. Si ella vive, bien.

Si puedo hacer uso de ella, bien.

Use [Absolute command]. Obligándola a callarse, hice que agarrara el pomo de la puerta.

“Tamaki. Serás la punta de lanza de nuestro ataque. ¿Suena bien?”

“…”

Ella negó con la cabeza hacia adelante y hacia atrás frenéticamente.

Ella había preparado una lanza congelada en su mano derecha. Leadred estaba en modo espera a su izquierda. Shuri y yo saltamos en el momento en que ella abrió la puerta, seguido de Tamaki con su lanza congelada. Ese era el plan.

“En lo peor, ¿Estáis listas para morir?”

Las tres asintieron. Al ver eso, comencé la cuenta regresiva.

“¡Tres, dos, uno, vamos!”

Empujando ambas puertas, se abrieron interiormente. Al ver eso, todos saltamos.

Sin embargo, dentro, había un problema con el suelo.

Es decir, no estaba allí.

“¿Eh…?”

“De ninguna manera…”

“¿Qué?”

“¿¡!?”

““““¿¡Uaaaaaa!?””””

Sin un lugar para aterrizar, todos gritamos igual bien. No pudimos ver el fondo debido a lo oscuro que era.

“¡[Shining]!”

La luz iluminaba el área, pero el agujero parecía continuar para siempre.

“¡Todos, juntemos nuestras manos!”

Todos agarramos la mano de quien sea que estaba cerca para poder formar un círculo y evitar dispersarnos.

Continuamos cayendo por un tiempo, pero eventualmente pudimos ver el final.

– El suelo estaba lleno de agujas hechas de los mismos cristales y hielo que habíamos visto hasta ahora.

“¿¡Vamooooooooos!?”

Definitivamente seríamos aniquilados por eso si golpeábamos. Sin embargo, afortunadamente, estaban hechos de hielo.

Y sucedía que uno de mis esclavos era un experto en magia de fuego.

“¡Leadred!”

Dejando ir las manos mías y de Shuri, pateó la pared para alejarse lo suficiente de nosotros como para no sufrir daños por lo que estaba a punto de hacer.

Ella comenzó a recitar el conjuro de una magia que resolvería nuestra situación.

“O emperor of fire. Burn down everything that blocks my way. Leave nothing standing, reduce all to ash”

Un resplandor rojo se arremolinaba alrededor del brazo derecho de Leadred antes de llegar a ser un espiral de fuego que quemaría todo.

“¡[Pillar of prominence]!”

El fuego devoraba vorazmente el hielo. En solo un momento, las agujas de hielo se desvanecieron.

“¡[Berserk tempest]!”

Use [Berserk tempest], una magia un rango más alto que la utilizado por Leadred, para apagar las llamas.

Con ese peligro resuelto, Leadred levantó los brazos para dar un salto mortal y absorber el golpe.

“¡Escudo! ¡Suaviza la caída de Shuri!”

“¡Bien!”

Imité a Leadred y logré tener éxito en el aterrizaje. Como resultado de que Tamaki lo dio todo para proteger a Shuri, ella salió ilesa.

Escudo probablemente estaba feliz de finalmente poder ayudar a Shuri.

“Sh-Shuri. ¿Estás herida? ¿Estás bien?”

“S-Sí. De algún modo. ¿Qué hay de ti, Yui?”

“Yo destroce nuestro impulso colocando capas de hielo debajo nuestra antes de tocar el suelo, así que estoy bien. Estoy feliz de que no estés herida”

La sonrisa de Tamaki era de corazón.

Ella estaba mintiendo, sin embargo. Ella no logró negar el impacto de la caída con su hielo por mucho. Vi la expresión de dolor en su rostro cuando aterrizó.

Shuri debe haber sido consciente de eso también.

Por eso estaba extendiendo su mano a Tamaki para ayudarla a levantarse.

Incluso yo era consciente de que estaba envidioso por verlas así.

¿Tal vez podía haber mantenido a Tamaki en lugar de tirarla porque quería ver interacciones como esa?

Me gustaría tener un amigo del mismo sexo así algún día. Aunque, por supuesto, Samejima o cualquiera de mis compañeros de clase sería imposible.

Leadred, pero ella seguía siendo una mujer.

“Si estás a salvo, está bien. Ahora vamos, la persona detrás de esta trampa está haciendo su aparición”

Anterior   Index   Siguiente