Capítulo 28 Aquel que resucitó de la muerte VI

Punto de vista de Tamaki Yui

Esto es malo, esto es muy, muy malo.

Shuri fue asesinada – una puñalada en el pecho. Incluso ahora solo quiero salir corriendo e ir hacia ella.

Pero tengo que mantener la calma. Si soy derrotada, realmente todo habrá terminado.

Originalmente estaba planeando cooperar con Shuri para hacer eso. Llevaría las cadenas de Leadred a Shuri y los tres le separaríamos.

Sin embargo, Shuri terminó siendo derrotado. No hay forma de que pueda romper las cadenas que unen a Leadred con mi fuerza sola.

Ella estaba cada vez más fría. La respiración también debe haber sido difícil para ella. La razón por la que todavía está viva es probablemente solo por lo fuerte que es.

En otras palabras, ahora mismo, todo descansa sobre mis hombros.

“¡Ajajajaja! Debes estar avergonzada por tu situación, chica. Como medida de precaución, inyecté una técnica en los cristales de esta habitación para revivirme cuando pierdo el conocimiento. ¡Aunque gracias a eso, los cristales están todos sin mana!”

Fantra levantó su pie y lo estrelló contra la cabeza de Shuri.

“Oh, ¿Eso dolió? Lo que hiciste me hirió, destrozando mi cuerpo en pedazos”

Él aplastó su cabeza contra el suelo.

¡Aún no! Tengo que comprar algo de tiempo. Si dejo que mi ira me controle, será el final para todos nosotros.

Apreté mi puño lo suficientemente fuerte como para romperme las uñas.

“Moverte tan rápido fue completamente inesperado. Después de matar a este héroe aquí, creo que te convertiré en mi esclava… ahora bien”

Sus ojos corruptos se movieron para aterrizar sobre mí.

“Abierto”

Revisé mi estado. Mi mana restante… mil trecientos ochenta.

Solo hay una forma en que puedo pensar que tiene la posibilidad de derrotarlo. Hasta que tenga la oportunidad de seguir adelante, tendré que concentrarme en esquivarle con todo lo que tengo.

Shuri me ganó unos seis minutos con lo que hizo. Tendré que duplicar eso para salir de esto.

¡Atraeré su atención hasta entonces!

“Chica, lo que hiciste hace un rato me sorprendió”

“¿Qué?”

Mantuve una valentía para que no se diera cuenta de lo asustada que estaba.

Esconder mis verdaderos sentimientos era una especialidad mía. Todo este tiempo, solo vivo ya que mi entorno de dijo que debía ser una buena chica.

¡Me mentí a mí misma!

“Originalmente pensé que el héroe amaba a esta chica aquí, pero para que él realmente te prefiera…”

“Estás malinterpretando algo aquí… a él también le gusta ella. Tan bien como yo. ¡Tanto que no puede elegir a ninguna de nosotras!”

Estaba desesperado. Todo estaba bien. Comparado con mi vida, cualquier cosa sería un precio barato.

“Te oí hablar antes, ¿Dijiste que había alguien que amas tanto que te está volviendo loco? Su nombre era… Messiah, ¿verdad? ¿Cómo le muestras tu amor a ella?”

Lo básico de la conversación se dirige al tema que le interese a la otra persona.

Estaba tan envidiosa de Katsuragi que su personalidad hizo un giro de ochenta grados, definitivamente le morderá.

“Hmph. ¿Quieres prolongar cuánto tiempo tienes antes de tu muerte?”

¿Por qué está tan calmado en un momento como este?

“E-Esa no es mi intención en absoluto. Solo estaba puramente interesada”

“No me mientas. Puedo escucharlo en tu voz. No puedes esconderlo”

Geh… no tenía palabras. Fantra comenzó a hablar con orgullo.

“Supongo que tuviste la intención de que me enfadara, ¿sí? Desafortunadamente, ya he derrotado al héroe. La persona que quitó el amor de Messiah ya no existe. ¡Ahora, ella me derramará su amor interminable! ¡Oh por dios!”

… Exageramente, tomó una actitud de frase similar a la de una monja.

“Por eso no tiene sentido que trates de resistir. Tus luchas son en vano, niña. Ríndete”

“… No yo”

“Te dije que te rindas”

Lanzó su espada de hielo a mis pies. Me di cuenta por su tono que quería decir que su próximo ataque sería letal.

“Leadred no se puede mover. La esclava está muerta, y ese héroe está atrapado en mi hielo, incapaz de morir”

Fantra chasqueó los dedos tres veces seguidas.

Otra espada de hielo apareció en su mano derecha con escudos de hielo y pequeñas esferas de grava que le rodeaban como para protegerlo.

“Incluso estando arrinconada, tú, la más débil de los cuatro de su grupo, es un asunto sin importancia”

Fantra dio un paso adelante, seguido por otro mientras acortaba la distancia entre nosotros. Me retiré en consecuencia.

“¿… Ahora, me pregunto cuántos minutos vas a sobrevivir?”

Su frase señaló el comienzo de nuestra primera.

“Hm. Creo que comenzaré con esto”

Diciendo eso, todas las esferas de hielo flotando a su alrededor se dispararon hacia mí, derramándose como granizo.

“¡[Triple guard]!”

Produje tres capas de hielo para actuar como escaleras que suben. Justo cuando las corría a toda velocidad, el suelo donde acababa de estar fue raspado como si las balas hubieran rebotado en él.

“¡Tan poderoso como siempre…!”

“¡Ven ahora! ¿Estás seguro de que puedes quitarme los ojos de encima?”

“¡Cállate ya, lo sé!”

Disparó otra ola de ese mismo hielo. Traté de saltar esta vez para evitarlo, pero no me permitió bajar tan fácilmente.

“¡Ja!”

Fantra venía a hacer de esto una pelea a corta distancia.

No tenía forma de mover mi cuerpo en el aire como lo harían Katsuragi o las demás.

Así que no tuve más remedio que enfrentarlo.

“¡[Freezing lance]!”

Con una lanza hecha del mismo material que su espada, logré desviar su ataque.

“¡Así que te has decidido a usar magia de hielo en mi contra!”

Empujada hacia atrás por el bloqueo, el cuerpo de Fantra aterrizó después de girar una vez en el aire. Manteniendo mi movimiento alejándose de él, poniendo todo en funcionamiento.

“… Bien, entonces. Morirás de cualquier manera. Continuemos este juego de etiqueta”

Fantra creó y disparó más de su hielo. Usé mi triple escudo de hielo para desviarlos, tirando la mayor cantidad posible de las sobras con mi lanza. Aun así, no podía dejar de ser golpeada por algunos de ellos.

“¡[Freeze]!”

Apunté al suelo debajo de Fantra, congelando para que se resbalara. Sin embargo, y muchos menos corriendo, solo caminaba sin impedimentos en lo más mínimo.

“Vamos, esto es un juego de niños”

Fantra deliberadamente envió su talón al hielo, rompiéndolo. Al ver eso, sonreí.

Lo que hice ahora fue una trampa para camuflar algo más. Su verdadero propósito era congelar las heridas de Shuri.

Shuri no estaba muerta, solo se había desmayado debido a los efectos secundarios de [Demonslayer]. Ella colapsó después de que su ataque la golpeó, tan convenientemente para mí, él interpretó eso como su muerte.

Sería malo si su herida se hubiera congelado así durante mucho tiempo, pero no hay problemas si es solo por ahora.

Seré capaz de resolver esto sí puedo durar un poco más.

Shuri es capaz de usar magia de recuperación, por lo que existe la posibilidad de que pueda cerrar su herida si usa todo su mana en ella.

Después de asegurarse de que su herida estaba cerrada con hielo, concentré mi atención en Fantra para que no supiera sobre su tratamiento de emergencia.

Dejé de correr.

“¿Hoh? Nuestro juego de etiqueta está llegando a su fin tan pronto?”

“Sí. Puedo derrotarte ahora”

“Heh… qué broma divertida. Claro, prueba. Incluso esperaré a que invoques tu magia”

“Qué amable por tu parte. Como estoy tan débil, aceptaré tu oferta”

Levanté las manos y comencé a recitar la magia.

“O spirits of ice, become the three shields that will protect me. [Triple guard]”

Invoque tres escudos más para formar y protegerme al frente de los tres que ya estaban allí.

“¡¡[Triple guard], [Triple guard], [Triple guard]!!”

Preparé quince escudos en total.

Ya había alcanzado los límites de mi mana.

¡Me siento mareado, pero no puedo perder aquí!

Retiré mis manos hasta que llegaron a mi pecho.

“- Te mostraré que los escudos no son solo para defensa”

Empujé mis palmas directamente.

Los quince escudos de hielo superpuestos golpearon a Fantra a la vez, presionándolo contra la pared.

“¡Guh…! Pero si eso es todo lo que tienes… ¡[Freeze gun]!”

Fantra disparó una bala de hielo contra la pared de hielo. Sin embargo, solo logró romper dos escudos.

“¿¡Qué!?”

Fantra dejó escapar un grito de sorpresa.

Nuestra ida y vuelta hasta aquí fue una medida de precaución. Deliberadamente le di provocaciones tan fáciles de entender, tan lejos como recitar el hechizo de magia a propósito para que él supiera su rango.

También predije que Fantra superaría mi magia intentado superarla con una magia similar del rango Soul.

Un combate entre magia de la misma clase sería ganado por quien tuviera más mana. Ese era un hecho inmutable de este mundo.

Sin embargo, este tipo no sabía de la existencia de mi habilidad especial, [Frost witch].

“¡Sí!”

Los crecientes escudos de hielo presionaron a Fantra más contra la pared. Siguió presionándolo más y más hasta que se detuvo.

“¡Ooof!”

De manera similar a mí, Fantra estaba retrocediendo con una magia suya. Una de un rango más alto, [Multi blockade].

“¡Kuh…!”

“¡Haaaah…!”

Nuestras magias presionadas una contra la otra, los escudos de hielo y las paredes no se movieron ni una pulgada. La primera de nosotros en usar su fuerza… fui yo.

“¡Aaaaah!”

Él cambió la corriente en mí. Tirándome a la otra pared, me derrumbé sin poder.

Sin embargo, estaba rebosante de satisfacción. Logré alcanzar exitosamente mi tiempo objetivo.

Jugué bien mi papel.

“Te dejaré saber que ese fue un buen plan que pusiste juntos. De hecho, tuve que luchar”

Fantra se acercó a Katsuragi, quien aún estaba atrapado en el hielo.

“Aunque tú y esta chica tienen tantas cosas que alabarte, este hombre fue una excepción. De cualquier manera, llegar a ser el héroe de los demonios hubiera sido imposible para él”

“¿Eso es así? Él también tiene algunos puntos buenos, ¿sabes? Por ejemplo, no saber cuándo rendirse”

“Decirlo en esta situación se siente algo vacío…”

Fantra tocó el hielo que atrapaba a Katsuragi. Lo hizo como si ya hubiera ganado.

“No me importaría dejarlo así… pero debería recompensarte por tus esfuerzos, ¿no? Permíteme matarlo ante tus propios ojos. [Freezing lance]”

Fantra levantó su lanza, apuntando hacia Katsuragi.

“¿Eh…? ¿Qué estás haciendo? Sabes que revivirá si lo matas, ¿verdad?”

“Oh, sí, soy muy consciente. También sé que hay un periodo en el que permanece inconsciente”

“¡P-Para! ¡No lo mates! ¡Ya no tienes que hacerle eso! ¡No le lastimes!”

Al oírme soltar un grito lleno de pena, Fantra sonrió gratamente.

“¡Bueno! Esa expresión, ¡Es tan vigorizante! Ahora que lo he visto… ¡Tengo que matarlo!”

La lanza de Fantra apuñaló directamente hacia la cabeza de Katsuragi –

“¿Qué…?”

– Pero antes de que aterrizase, su punta se mantuvo en el sitio.

¿Qué?

Era una mano.

¿Quién es?

Solo una persona podría.

Fue detenido por una mano que se empujó desde el interior del hielo.

“¿C-Como? ¿¡Cómo rompiste mi hielo!?”

Fantra estaba allí, temblando.

Podría decirse que no había forma de ayudarle.

Porque la mano era del chico al que había atrapado hasta ese momento.

La grieta se extendió desde el área donde su mano se abrió como vidrio. El sonido del hielo rompiéndose fue como una cuenta regresiva.

Entonces, se desmoronó por completo.

“¡Ah, ah…!”

Su lanza se adelantó, el impactado Fantra avanzó tambaleándose un paso, casi cayendo.

El joven recién resucitado se apoderó de su rostro, apretando con fuerza.

La sed de sangre se filtró de su cuerpo, incapaz de contenerse.

“- Yo, Fantra. Regresé del infierno para matarte personalmente”

Diciendo eso, Katsuragi Daichi sonrió diabólicamente.

Anterior   Index   Siguiente